La Universidad de La Laguna y la homeopatía

Hasta ahora, la Universidad de La Laguna mantenía una posición muy exclusiva en esta lista: era la única que no había aparecido a consecuencia de algún curso pseudocientífico, sino por todo lo contrario, por su labor ejemplar a la hora de estudiar las pseudociencias desde un punto de vista riguroso.

Ese fue uno de los motivos por los que nos costó bastante creer lo que veíamos cuando en Twitter empezaron a aparecer fotos como esta:

Pero es que, además, ni la página web de la Universidad ni la de la Facultad de Medicina parecen contener ninguna información al respecto. De hecho, una búsqueda de la palabra “homeopatía” nos devuelve resultados como este o este otro, un comunicado del Aula Cultural de Divulgación Científica de la ULL que dice que

Como científicos, como docentes y como miembros de una sociedad que debe ser informada de forma veraz, nos vemos en la obligación moral de recordar (…) que la homeopatía es una pseudomedicina donde las pruebas tangibles y contrastadas de su eficacia terapéutica brillan por su ausencia.

Una declaración que concuerda perfectamente con el sentir científico sobre la homeopatía, pero que queda en entredicho a la vista de lo que dice el tríptico de marras. Vean, vean:

Así que ya ven: al parecer la Universidad de La Laguna (con la complicidad de los Colegios de Médicos y Farmacéuticos) ya tiene su propio curso de homeopatía. Ahora falta saber si, en una Universidad que puede presumir con justicia de contar con algunos de los mejores defensores de la ciencia en nuestro país, esta edición del curso, que como ven es la primera, se convierte también en la última.

Actualización: El Aula Cultural de Divulgación Científica de la Universidad de La Laguna ha elaborado un contundente comunicado sobre este curso.


8 Comentarios

Participa Suscríbete

Hola, soy Alfredo Montero, farmacéutico escéptico acerca de la homeopatía e interesado en divulgar todo lo que evite la propagación positiva de esta "terapia". Te le seguido y leido bastante y me gusta mucho tu trabajo, todo hay que decirlo. Te escribo para comentarte un poco la historia del "taller" este organizado por la facultad de farmacia donde estudié y que han tenido que pasar casi 10 años desde que pisé la facultad para que me avergonzase de ella por primera vez. Este taller lo organiza un amigo mío que lleva la delegación de alumnos de farmacia, y al que desde el decanato le "obligaron" a coordinarlo. comentarte también que la directora docente del curso, la Dra. Rosa Rabanal Gallego fue mi profesora de farmacognosia y fitoterapia en la facultad (unas asignaturas que enseñan los PRINCIPIOS ACTIVOS que plantas básicamente, en que parte de ellas están, etc.). Sin enrollarme mucho más y quedando a tu disposición por si necesitas algún tipo de información, un saludo!!

Hola. Soy un alumno de la facultad que está acudiendo estos días al "curso" de iniciación a la homeopatía. Y quería expresar mi opinión:Antetodo debo decir que no creo en los efectos que, dicen aportar, los medicamentos homeopáticos.Pero he de decir, que me parece irrisorio, que tilden de poco más que deleznable, que se promueva un estado de información. Ahí lo único que hacen es dar datos, e información relativa a la homeopatía.Nunca está de más recoger toda la información que podamos, y desde ahí, opinar.Yo estoy yendo y, cabe decir que, si antes no creía, ahora lo hago mucho menos. Pero al menos, estoy informado.Y un último aspecto: dado el enorme intrusismo laboral que esta pseudociencia está teniendo en los últimos tiempos… ¿No creéis que sería mejor tener toda la información posible para hacer que desaparezcan teorías sin fundamentos?Saludos. ^.^

NKjonA2, te felicito sinceramente por tu lucidez.Serás alumno, por estar matriculado, pero aquí has dado una lección de cordura, así que has sido MAESTRO.Nada que añadir a lo que has escrito, porque lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Si de lo que se trata es de dar información fidedigna sobre la homeopatía, el curso debería llamarse "Porqué la homeopatía es un timo", y no "Curso de introducción", no estaría promovida por la Asociación Médico Homeopática (vaya vergüenza), y dudo que colaboraran los laboratorios Boiron.

Estudiante de FarmaciaEstudiante de Farmacia

Antes de nada, quiero decir que estoy totalmente de acuerdo con NKjonA2, a la vez que me uno a Julieta en su elogio a lo expuesto por NKjonA2.

Soy estudiante de Farmacia de la Universidad de La Laguna y estuve presente en ese curso. Incluso ayudé en la organización del mismo, ya que colaboro en la Delegación de Alumnos. En mi caso, NO soy partidario de la homeopatía como uso terapéutico e incluso temo muchas veces por los pacientes que creen ciegamente en ella, cuando considero que no tiene ningún efecto, salvo el placebo.

Hay que recordar que el único profesional que puede dispensar “productos homeopáticos” (ya que no los considero medicamentos), es el farmacéutico. Y pese a nuestra opinión, tenemos que ser expertos en todo aquello que dispensamos y saber la legislación de todo lo que concierne a nuestra profesión , nos guste o no. El estar de acuerdo o no con este tema es secundario.

El curso se hizo para que los estudiantes de farmacia supieran lo que es la homeopatía y en qué consiste, sin ningún tipo de promoción ni conseguir adeptos ni detractores en este tema. Tal fue así que, al terminar el curso pasamos un cuestionario con el fin de saber las opiniones de los asistentes, y la inmensa mayoría daba gracias por el curso, pues les sirvió para conocer mejor el tema y poder decidir POR SU PROPIO CRITERIO sobre ello. No hubo comentarios negativos del público.

Cabe destacar también que en todo momento la Delegación de Alumnos estuvo presente en las charlas para asegurarnos de que ningún tipo de ideología se intentara inculcar a los asistentes ni tampoco se hiciera promoción de ella.

Lo único que queríamos era que los estudiantes supieran lo que es la homeopatía. No entendíamos cómo es que un farmacéutico pueda llegar a una farmacia sin conocer todo lo que sólo él/ella puede dispensar (y aprovecho para incluir los medicamentos de uso veterinario, ya que, al menos en esta facultad no se imparte nada sobre este tipo de medicamentos).

De hecho me indignó la forma de actuar del Aula de Divulgación Científica de la Universidad de La Laguna, la cual considero que debería ser la entidad que apoya conocer todo aquello que concierne a los científicos, PARA ESTOS PODER DECIDIR POR SÍ MISMOS. Pues en lugar de querer acudir a ese curso para intervenir en las charlas y crear un debate SANO, llegara al punto de, callados y sin siquiera hablar con la facultad de farmacia antes, publicar en redes sociales y en el periódico su “indignación” y duras críticas por que la facultad de farmacia diera un curso sobre algo que el farmacéutico debe saber y controlar.

Un farmacéutico que se basa en la ciencia y que sabe bien lo que es la homeopatía y la conoce a fondo, será un farmacéutico bien preparado. Preparado para decirle a un paciente que la homeopatía no está reconocida como ciencia y que no tiene capacidad empírica para demostrarlo, pero que está reconocida por el BOE y tiene su legislación. Y que si el paciente lo quiere, el farmacéutico está obligado por ley a dispensárselo. Y para ello, el farmacéutico DEBE conocer el medicamento homeopático, le guste o no.

A mi me daría vergüenza estar en una oficina de farmacia y ver que llega un paciente de esos que se creen que lo saben todo sobre la homeopatía y que el farmacéutico no sepa siquiera lo que es…lo único que el paciente pensará es “pff, menudo profesional…”.

Desde el punto de vista científico, ¿cómo pretenden concienciar a la sociedad si ni siquiera se informa a los profesionales que tienen esa función? ¿No se están dando cuenta de que el tema de la homeopatía lo están convirtiendo en una reyerta de orgullos y prejuicios ideológicos, en lugar de lo que debe ser de verdad…una discusión científica con el propósito de obtener el mejor resultado en la salud del paciente?

Con esto sólo quiero llamar a la reflexión y se dejen de este tipo de reyertas, y hacer una llamada a la cordura al Aula de Divulgación Científica, para que dejen de publicar textos en el periódico que lo único que hacen es minar el prestigio de su propia Universidad, sin obtener resultados positivos, y que mejor hagan reuniones con quienes hacen las cosas de las que no están de acuerdo, para llegar a un consenso y resolver los problemas de la forma más silenciosa posible, pues creo que ese es el mejor resultado a la hora de resolver los problemas…SIN BUSCAR POLÉMICAS. Que más que resolverlos parece que los buscan. Y con esto respondo a la pregunta de “Sacha” con respecto a lo del título del curso, pues el que propone usted, de entrada ya crea un ambiente de tensión, frente al que se propuso, que se intentó que no ofendiera a ningún tipo de ideología.

Un saludo.

Fernando Frías

Me alegra saber lo que dices, estudiante, aunque tendrás que reconocer que los patrocinadores, el programa y los ponentes hacían temer lo peor. De hecho, y por curiosidad: ¿os dijeron que por aquellas fechas el número total de “medicamentos” homeopáticos autorizados ascendía a cero? Unos días después fueron aprobados doce, aunque siete de aquellas autorizaciones fueron revocadas, de modo que actualmente eso de que ” si el paciente lo quiere, el farmacéutico está obligado por ley a dispensárselo” solo se aplicaría a los otros cinco, que son los únicos autorizados actualmente.

Que, por cierto, no son fabricados por ese patrocinador del curso, que como casi todos sus homólogos está operando al margen de la legislación.

Luis Javier Capote Pérez

Aunque soy miembro del Aula en cuestión (y firmante de la carta) voy a contestar a título individual:
-El reconocimiento vía BOE no es prueba científica de nada; solamente demuestra la capacidad de ciertos lobbies para influir en la formación de las normas. Escudarse en la ley para vender agua con azúcar es una estrategia que parte de considerar que la validación jurídica equivale a una prueba científica.
-Ocioso es comentar la multitud de ensayos científicos que demuestran que la homeopatía no tiene efecto superior al placebo. A título de ejemplo, valgan el de The Lancet de 2005 o las referencias en las obras de divulgación de Ben Goldacre (como las recopiladas en “Mala ciencia”).
-Intentar vincular cuestiones de naturaleza ideológica al ámbito científico queda un tanto raro.
-Si algo mina el prestigio de la Universidad de La Laguna es dar pábulo y organizar eventos de divulgación de patrañas y pseudociencias, que solamente se justifican por un interés negocial.
P. S. Ya que se habla de polémicas, podría el arriba-firmante comentar que la institución que albergó, jaleó y promovió ese evento intentó llevar al Aula y sus integrantes ante el Servicio de Inspección de la Universiad de La Laguna, basándose en un pretendido “atentado al derecho al honor de la Facultad”.

Estudiante de FarmaciaEstudiante de Farmacia

Respondiendo al señor Fernando Frías, estoy de acuerdo con el tema de los patrocinadores. De hecho, como sabíamos a lo que venían muchos, fingiendo ir de forma objetiva, previamente al curso nos reunimos con los coordinadores de los ponentes, así como el entonces decano de la Facultad de Farmacia y representantes del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Santa Cruz y del Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz. En esa reunión nos aseguramos de que el objetivo de esa jornada de charlas fuera sólo exponer lo que es la homeopatía y en qué consiste, manteniendo la máxima objetividad posible, indicando sólo la información necesaria para las exposiciones y evitando dar comentarios subjetivos. Que no se usara el curso con ningún otro fin. Y de paso pues aprovechábamos eso para potenciar el espíritu crítico de los alumnos. Pues nosotros creemos que está bien que haya una entidad para controlar lo que se nos escapa a los científicos, como es el Aula de Divulgación, pero tampoco creemos que tienen que pensar ni juzgar por nosotros. Pues un farmacéutico no es un profesional que se limite a dispensar en una Oficina de Farmacia, sino que se trata de un científico, una persona capaz de juzgar por sí mismo. Y sabíamos que, con la preparación que esta facultad aporta, destacando la parte de investigación, el alumnado criticaría mucho la homeopatía. Y de hecho así fue, de tal forma que hubo muchos debates acalorados, pero siempre respetuosos, en los que el alumnado criticaba los principios en los que se basa la homeopatía, así como el procedimiento “científico” de elaboración. Pero tampoco era nuestro objetivo. Solamente queríamos que el alumnado supiera lo que es.

Tal y como usted bien comenta, en ese entonces habían muy pocos “medicamentos homeopáticos” (me cuesta y me opongo a llamarlos así) que se pudieran dispensar en una oficina de farmacia. Pero eso no quita que haya una legislación para ellos, y como tal es esencial que el farmacéutico sepa sobre ello. Personalmente deseo que llegue el día en que no tenga que ser así, pero hasta entonces debemos estar 100% informados sobre los “medicamentos homeopáticos”. Aunque sólo haya un medicamento, hay que saber sobre él y sobre todas las leyes que lo nombren, así que en el curso sólo se nombró la normativa, no si hay muchos o pocos.

Intentamos que fuera una jornada de charlas lo más objetiva posible. Tal es así, que quien vino a hablar sobre la normativa en el BOE de los “medicamentos homeopáticos” fue un profesor de derecho de la ULL. Y a la hora de hablar sobre investigación en ese ámbito, la exposición fue de un investigador de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Y también hubo ponencias del Colegio Oficial de Médicos y del de Farmacéuticos de S/C de Tenerife. Todos los nombrados eran personas escépticas, y dejaban bien clara la poca o nula fiabilidad de ese tipo de “medicamentos”. Pero intentamos que tampoco se pasaran, para mantener el respeto y el buen ambiente en el curso (fue difícil).

Con todo este texto, sólo quiero hacer ver que no es malo dar información a gente que está preparada para obtenerla, sobretodo si es para personas que deben tener espíritu crítico. Siempre y cuando esa información sea objetiva y clara, sin segundas intenciones. Y creo que ese curso lo consiguió.

Respondiendo al primer punto que nombra el señor Luis Javier Capote Pérez: “El reconocimiento vía BOE no es prueba científica de nada; solamente demuestra la capacidad de ciertos lobbies para influir en la formación de las normas. Escudarse en la ley para vender agua con azúcar es una estrategia que parte de considerar que la validación jurídica equivale a una prueba científica.”

Me sorprende que alguien del área de Derecho otorgue tan poca importancia a las normas. Estoy de acuerdo con usted en relación a que, para mí, un “medicamento homeopático” es agua con excipientes sin ningún tipo de principio activo en su contenido. Pero eso no implica que me pueda saltar a la torera una legislación vigente a nivel nacional. Pues un farmacéutico es un profesional, y como tal, debe seguir unas normas y directrices. Y como dije en mi anterior mensaje, el que esté de acuerdo o no, es secundario. Sí es cierto que creo que deben cambiarse esas normas, al igual que muchas otras, pero eso no quiere decir que, como no estoy de acuerdo, paso de ellas.

Con respecto a su segundo punto…directamente no entendí esa mención, puesto que no he nombrado nada de los ensayos científicos (que disculpe que le corrija, en este caso se llaman ensayos clínicos, ya que se estudian con respecto a la salud del paciente). Y en el curso se dejó bien claro que no hay estudios que demuestren empíricamente su eficacia.

En relación a su tercer punto. Puede que lo haya entendido mal, pero la vinvulación de ideología con ciencia, en este caso no puede evitarse, ya que si fuera por los farmacéuticos, basándose en la ciencia, ya se habría suprimido cualquier “medicamento homeopático” de las farmacias. Y el que no se haya hecho ya, es por la ideología o interés comercial, no por la ciencia.

Y lo que menciona en su último punto con que se hizo por interés negocial, directamente voy a obviarlo. Como le he dicho, somos estudiantes. Lo hicimos para informar y que el alumnado supiera sobre algo que tiene que controlar, pues se supone que el farmacéutico es el que más sabe sobre los fármacos (e intentos de fármacos). Y también para estimular su capacidad crítica, no para nada negocial. No habríamos tenido tanto cuidado ni habríamos hecho la reunión que hicimos para controlar el curso si fuera con ese propósito.

Por último, con respecto a lo que comentó con la denuncia de la Facultad de Farmacia al Aula de Divulgación Científica. Si busca algo relacionado con esa denuncia, puede que no encuentre nada. Sin embargo si se busca algo en relación al perjuicio de la Facultad de Farmacia por la actuación, sin diálogo previo, del Aula de Divulgación Científica, aparecerán varios artículos al respecto…dígame usted quién creó la polémica entonces.

Entiendo que, como entidad encargada de “proteger” la ciencia, ha de velar por todas aquellas actividades que vayan en su contra. Y de hecho, como estudiante y futuro profesional de ciencias de la salud, aplaudo su función y desempeño. Pero también creo que deben tener cuidado en qué terreno se meten. Me explico: si este curso se hubiera hecho en carreras cuyo ámbito no sean los fármacos, cualquiera que defienda la ciencia reaccionaría como ustedes han hecho. Pero no se han dado cuenta de que este curso se hizo en la Facultad de Farmacia., lugar del conocimiento de los fármacos. ¿De verdad tamían que nos “lavarían el cerebro”? En lugar de eso debieron mantener la compostura y tranquilidad y hablar con La Facultad para aprovechar este curso, pues lo más lógico es que la gente saliera de allí dejando por los suelos la homeopatía, como fue el caso, y en eso creo que el Aula de Divulgación Científica saldría beneficiada.

Por eso digo que esto parece más una reyerta de orgullos ideológicos, porque si tan seguros están de que la homeopatía no tiene efecto terapéutico (como nos dejan claro en farmacia) ¿por qué tanto alboroto? Si poner un curso de homeopatía en farmacia es como decirle a un herrero que una espada de madera es mejor que una de hierro…la cosa es que debemos conocerla también porque somos los especialistas en ello.

Para terminar, me remito nuevamente a lo escrito por “NKjonA2”. Creo que ha sido capaz de resumir lo que yo he intentado decir en tanto texto.

Pido disculpas por si he comenzado una serie de mensajes que puedan incomodar o molestar. En ningún momento he tenido intención de ello. De hecho me gusta el debate sano y creo que se está llevando a cabo. Asimismo agradezco el buen desarrollo y respeto mostrado a los que están interviniendo.

Un saludo.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>