“Terapéutica homeopática” en la Universidad de Zaragoza

6aa1b-guc3adasdocentesuniversidaddezaragoza

El pasado 23 de mayo se produjo una noticia insólita: la Universidad de Zaragoza, que ostenta el dudoso honor de ser una de las más activas en la introducción de la homeopatía en el ámbito académico supuestamente serio, retiraba sus títulos propios en homeopatía. En concreto, el acuerdo del Consejo de Gobierno establecía que

se retiran los estudios: Diploma de Especialización en Terapéutica Homeopática y Experto Universitario en Homeopatía Clínica por el espaldarazo que puede suponer su impartición en sede académica a tema controvertible y se ha propuesto a los proponentes (F de Medicina) profundizar al respecto reorientándolos si es posible.

Y, en efecto, una consulta a la web de la Universidad permite comprobar que dichos títulos han desaparecido.

El mérito de esta retirada hay que atribuírselo fundamentalmente a un grupo de profesores de la Universidad, encabezados por Eustoquio Molina, y a los alumnos de la Facultad de Medicina, movilizados a través de su Delegación y que pocos días antes habían publicado un contundente comunicado acerca de la inclusión “terapias alternativas” no probadas en los estudios de Medicina.

Por supuesto, a pesar de la decisión del Consejo de Gobierno la homeopatía seguía estando presente en la Universidad, tanto a través de la cátedra que en su día adquirió la multinacional Boiron como en las actividades del grupo denominado “Prescribo homeopatía“. Pero al menos parecía que se iba a quedar fuera de los contenidos docentes.

Sin embargo, la homeopatía es como el agua (sí, ya sé que es un chiste malo), y se cuela por cualquier rendija. Así que, aunque ya no ofrezca esos bochornosos títulos propios, la Universidad sigue ofertando la enseñanza de esta práctica como asignatura opcional en el Grado de Medicina, bajo la denominación de Terapéutica homeopática. Una asignatura que, por lo demás, no presenta grandes novedades: el documento de presentación contiene la misma mezcla de datos como mínimo dudosos y afirmaciones sesgadas o sin fundamento que cualquier nota de prensa de algún laboratorio homeopático (sí, de ese laboratorio homeopático). Y hasta algún que otro chiste, como cuando se nos explica que “al superar la asignatura, el estudiante será más competente para…”

Guías Docentes  Universidad de Zaragoza2

Pero, dejando a un lado estos brotes espontáneos de humor que habrían hecho las delicias de Ambrose Bierce, el problema sigue siendo el mismo: incluir una asignatura así en Medicina es como incluir la astrología en los estudios de Astrofísica, la danza de la lluvia en Meteorología o las psicofonías en Psicología. Un auténtico despropósito.

En mayo, la “rebelión en las aulas” de Zaragoza se anotó un triunfo contra la pseudociencia, pero aún hay trabajo que hacer. Y seguro que sus promotores están ya en ello.


2 Comentarios

Participa Suscríbete

Gracias al trabajo de Eustoquio y compañía, el primer paso ya está dado, esperemos que de manera irreversible. Queda seguir luchando mucho para erradicar la charlatanería de la Universidad, que no sólo adquiere la forma de homeopatía sino otras muchas. Bravo por Eustoquio (a quien tuve el placer de ver y oír en la presentación del fraude de los libros plúmbeos en Barcelona) y por los colaboradores de la Lista de la Vergüenza. Saludos.

Por un momento pensé, dado el tiempo que pasó desde la única entrada de julio hasta ahora, que los charlatanes habían sido vencidos, pero veo que no es así.Gracias por luchar contra la homeopatía y la charlatanería, donde perdió el sentido común y la educación científica.

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>