Midiendo el “biocampo energético” en la Universidad de Barcelona

Supongo que la mayoría de los lectores de esta web se habrán reído (y habrán llorado) al ver la sarta de barbaridades que se soltaron el otro día al amparo del Colegio de Enfermería de Murcia. Risas (y llantos) comprensibles, porque a estas alturas y en un país que se supone cuenta con un sistema educativo que proporciona unos mínimos conocimientos sobre física o biología, que alguien crea eso de los “chakras”, la “energía vital” o el “biocampo energético” parece difícil de entender. Pero, miren por donde, resulta que sí hay quien se lo cree y no solo eso, sino que está dispuesto a desembolsar la bonita cifra de 900 euros por un cachivache para medir el campo. Concretamente este artefacto:

Productos   BioWell

Según la descripción del producto, se trata de

un sistema revolucionario, no invasivo para medir el campo de energía humano a través de una cámara especializada y un sistema de software.

¿Les suena eso? ¿No? Bueno, quizá esto otro les resulte aún más claro:

La técnica GDV consiste en la obtención y análisis computerizado de las emisiones de electrofotónicas de diferentes objetos, incluyendo las biológicas (específicamente los dedos humanos), que resultan de la colocación del objeto en un campo electromagnético de alta intensidad sobre la lente del dispositivo. Cuando se lleva a cabo una exploración, se aplica una corriente eléctrica débil a las puntas de los dedos durante menos de un milisegundo. La respuesta del objeto a este estímulo es la formación de una variación de una “nube de electrones” compuesta de fotones de energía de luz. El “brillo” electrónico de esta descarga, que es invisible para el ojo humano, es capturado por el sistema de cámaras y luego traducido y transmitido de nuevo en forma gráfica para mostrar la energía, el estrés y la evaluación de la vitalidad. Las imágenes se asignan a los diferentes órganos y sistemas del cuerpo, coincidiendo mayoritariamente con los meridianos energéticos chinos.

En efecto, se trata nada menos (y nada más) que una cámara Kirlian, un artefacto que por supuesto ni mide bioenergías, ni auras, ni nada por el estilo, pero que permite convertir un sencillo efecto físico en una eficacísima trampa para incautos. Desde hace décadas la cámara Kirlian ha cosechado estrepitosos fracasos a la hora de fotografiar almas o diagnosticar enfermedades y estados de ánimo, pero ha venido cumpliendo perfectamente su misión de despojar de su dinero a los más crédulos de entre los asistentes a ferias esotéricas y saraos de salud alternativa.

Ferias y saraos a los que ahora se une, por lo visto, nada menos que la Universidad de Barcelona, que va a albergar una charla sobre Cuantificación de las energías sutiles con Imagen Electrofotónica basada en la Visualización por Descarga de Gas (GDV):

GDV Barcelona – CONFERENCIA

La cuantificación de las energías y blablablá no es otra cosa que el uso del artilugio del que hablábamos antes, y el “Prof. Korotkov” es su “inventor”

Acerca de   BioWell

Y entrecomillo lo de “inventor” porque la cámara Kirlian fue inventada, como su nombre indica, por Seimon y Valentina Kirlian allá por 1939. Más aún: el tal Korotkov no es ni siquiera pionero en el uso de la cámara Kirlian como modalidad del timo paranormal (dudoso honor que corresponde muy probablemente a Thelma Moss), y ni siquiera puede presumir de haber desarrollado una tecnología que, por otra parte, está al alcance de cualquiera con un poco de maña. Vamos, que su único “mérito” es que vende el cachivache, y aun así clava más del doble del precio de venta de un aparato de este tipo. Aunque quizá el incremento de precio se deba a que hace una serie de afirmaciones pseudocientíficas que otros fabricantes mucho más honrados no hacen.

Afirmaciones que, por cierto, llevan la cosa a otro terreno. Recordemos que el tal Korotkov vende su aparato (y presumiblemente lo hará también en su charla del día 20) como si sirviera para hacer diagnósticos:

GDV Barcelona – GDV   BIO WELL

Y ahora fíjense en el apartado 2 de este artículo:

Cualquier producto, material, sustancia, energía o método que pretenda fines preventivos, diagnósticos o terapéuticos, así como su publicidad y promoción comercial, deberán cumplir los requisitos y estarán sujetos a las autorizaciones o controles establecidos en la Ley General de Sanidad, la Ley del Medicamento y disposiciones que las desarrollan.

Por supuesto, el cachivache no cumple ni los requisitos ni las autorizaciones y controles pertinentes. Es un timo completamente ilegal, y su promoción entra dentro de la publicidad de productos milagro.

Visto lo visto, me parece que lo más razonable es pensar que la Universidad de Barcelona (y su Facultad de Física, nada menos) no saben la clase de charlatán que van a acoger en sus instalaciones. Esperemos que reaccionen a tiempo y lo impidan. Pero, en cualquier caso, al menos espero sinceramente que esto les sirva para adoptar alguna precaución a la hora de ceder sus espacios.

nosinevidenciaancho

Contra la regulación homeopática del Ministerio de Sanidad

Pues sí, como han visto en la entrada (y aunque en la práctica no parece que se aplique demasiado) existe una normativa contra la publicidad de productos con falsa finalidad terapéutica.

Como saben, el proceso de regularización de los productos homeopáticos permitirá que se vendan como “medicamentos” productos que no han demostrado su utilidad terapéutica, lo que en principio parece chocar contra esa normativa. Sin embargo, la Directiva Europea 2001/83/CE ya tiene en cuenta este problema, al establecer que ni en el etiquetado, ni en el prospecto ni en la publicidad de estos productos se deberá hacer referencia a ninguna indicación terapéutica concreta. Dicho de otro modo: si un producto como el oscillococcinum fuese autorizado mediante ese procedimiento, su fabricante no podría afirmar que sirve para curar o prevenir los resfriados y procesos gripales.

En teoría.

En la práctica, en la regularización que prepara el Ministerio de Sanidad no aparece por ningún lado esa limitación de la publicidad. Si la normativa española sale adelante los fabricantes de este y otros muchos productos podrán permitirse el lujo de seguir afirmando que sirven para tratar tal y cual enfermedad o condición en su publicidad, sus envases y sus prospectos, a pesar de no haberlo demostrado nunca.

Que se permita que estos placebos se vendan como medicamentos ya es bastante grave, por lo que supone de engaño al consumidor. Pero es que además se va a permitir que los laboratorios hagan publicidad de ellos sin ningún control.

Otra razón (una más) para que se unan a nuestra protesta contra la regulación homeopática del Ministerio de Sanidad que celebraremos en Madrid y otras ciudades españolas el próximo 12 de julio.

24 Comentarios

Participa Suscríbete

DavidDavid

Me ha dolido ver que una charla así se hacía en mi antigua facultad. He ido a buscar quién organiza esto pero no he encontrado ninguna referencia a la charla en la agenda de la facultad ( http://www.ub.edu/fisica/agenda/vista_html.php ) ni en ninguna otra parte de su web.
También me extraña que no diga en qué sala se hará (hay dos salas que se usan frecuentemente).
Me da que pueda ser una charla “pirata” sin ningún conocimiento de la Universitat de Barcelona. O eso quiero creer… sigh.

Si alguien está por la zona y puede conseguir más información como saber quién ha invitado a tan distinguido científico y compartirla se lo agradecería mucho.

Dr. SiélDr. Siél

Y digo yo. La directiva europea que impide que se publiciten con indicaciones terapéuticas, no está por encima de la norma española? Se podría impugnar la norma española si incumple la europea?

Fernando Frías

Más que impugnar la norma se podría hacer que se cumpliera la Directiva, pero acudiendo a los Tribunales, con todo el coste y el tiempo que eso supone.

JuanJuan

El tío tiene unos huevazos, si me permitís la expresión, para ir a la facultad de Físicas, donde bastante gente sabrá, o habrá oído hablar, del efecto corona. No entiendo como han podido aceptar a que vaya este sujeto con su “chisme revolucionario”.

PabloPablo

O sea, que cualquiera que aparece por una facultad de ciencias fisicas nada menos,suelta alli lo que le viene en gana,hunde el prestigio de la institucion (no dudemos que el tal Korotkov se hará propaganda de que hay fisicos en España que apoyan sus teorias) y aqui no pasa nada. En mi facultad, de Fisicas tambien, la preocupacion del personal que “controlaba” los pasillos era,primero, tener el periódico del dia a mano (aun no existia internet…) y segundo, respetar la ordenanza de no poder transportar de una sola vez mas de cinco kilos,no se fueran a herniar si un profesor les pedía poner un retroproyector en clase…Alguien deberia responsabilizarse de esto,y si no,pues el decano,que se ve que no tiene control ninguno de nada de lo que ocurre ahi.

GaboGabo

Desde hace bastante tiempo cualquier persona puede alquilar una sala en cualquier universidad para realizar una actividad.
Lo cual no hace que la universidad esté dando respaldo a esa actividad.
En el cartel que lo anuncia no aparece por ningun lado el logo de la UB, por lo que es de suponer que no tiene nada que ver con esa actividad, y por supuesto la ubicación del lugar donde se haga es un señuelo más para dar una capa de señorío a una conferencia que no lo tiene.
Poderoso caballero es don dinero.

Salut

EduardoEduardo

Es una verdadera pena que se le dé espacio a este tipo de charlas en una universidad seria. Hay para todo en este mundo, pero en una universidad de ciencias físicas deberían presentarse temas de ciencia y no de pseudociencia.
Hoy publiqué una entrada que está relacionada a la pseudociencia. Les dejo el enlace por si les interesa.
eduardosetti.wordpress.com

aliciaalicia

No os parece que para ir de listos cientificos dejais poco paso a las variables? precisamente a traves de ellas los GENIOS han ayudado a la evolucion personal y social del ser humano.
Con gente tan conservadora como vosotros todavia estariamos con la rueda cuadrada.
Abrir un poco la persiana para que podais mirar y no digais NO sin ni siquiera mirar leer o informaros bien, porque se hace mucho el ridiculo con actitud solo a la defensiva.
OS DESEO MUCHA SUERTE

PepePepe

Se ve que el autor de este artículo desconoce el cachivache que critica. K. Korotkov es catedrático de física de la Un. de San. Petersburgo.. Sobre el Gdv hay cientos de estudios médicos y el GDV es utilizado en los hospitales de RUSIA como instrumento de diagnosis. Es más el GDV lo utilizal equipo olímpico ruso como forma de optimizar la preparación.

Joaquin Felix Rodriguez BassecourtJoaquin Felix Rodriguez Bassecourt

Para empezar el nombre de parapsicología utilizado para designar a todos estos fenómenos es un despropósito, ya que si hay algo de real en estos fenómenos estos han de ser parte de mecanismos astrofísicos, químicos, biológicos y socioculturales, que se integren en un modelo científico global. Pero este modelo que es posible esta en contradicción con las creencias sociales, políticas y religiosas tanto de quienes promueven eso como del grueso de sus clientes.

Si esa gente quiere probar científicamente sus teorías deben comenzar por vomitar todas sus creencias espirituales y religiosas, asumiendo que la existencia es una ley física de conservación.

Lo que implicaría asumir que los extraterrestres, espíritus, dioses, etc., no son otra cosa que mascaras socioculturales de fenómenos información y energía, que expresan el dominio sociocultural de las relaciones burguesas de producción imperantes.

AdriánAdrián

Muy buenas
Una web genial que denuncia y desea borrar la práctica deshonesta de algunas personas!! Sólo espero que las personas que denuncian éstas práctica poco científicas se hayan despojado de sus pre-conceptos y realmente hayan probado y experimentado (es decir, ser científicos) lo que denuncian, espero que sí porque de lo contrario pecan de la misma carencia que se denuncia….y eso sí que es poco científico. Por cierto espero que sea un experto en cada rama de la ciencia quien publique los post ya que sino seguiré sin creer en nada de lo que publica y no ayuda a esclarecer nada.

Muchas gracias, un saludo Naukas

MartaMarta

Hola Fernando, antes de calificar como “tonterias” aquello que desconoces, te propongo que investigues más a fondo sobre lo que estás criticando. Lo más honesto seria ir a la conferencia e informarte bien. Todos tenemos derecho a dar nuestra opinión, y la tuya es tan válida como la mía, pero con éstas críticas a lo desconocido no vas a eliminar del mundo a todos los impostores esotéricos, que sabemos que los hay a montones. El honor de una institución científica y educativa no se pierde por abrir la mente a nuevas visiones, aunque éstas finalmente resulten ser no válidas (que ésto se descubre probando y no simplemente criticando).

Fernando Frías

Hola, Marta. Antes de hacer ese tipo de comentarios te propongo que leas detenidamente la entrada y sus enlaces; verás que si califico esta práctica de la forma en que lo hago es precisamente porque la he investigado a fondo 😉

IrisIris

No aceptar la realidad objetiva que se manifiesta en el llamado “efecto corona” del cuerpo humano es igualmente anticientífico como el excepticismo mostrado en esta pagina. GDV tecnología lleva más de 20 años investigando y buscando sus aplicaciones en el marco médico y, por cierto, no sin éxito, lo cual demuestra su validez. Seguramente no todo esta demostrado y hay mucho por hacer en adelante. Es una tarea de esos valientes y entrepidos científicos físicos y médicos como Korotkov y su equipo que sin traicionar sus príncipios cientificos se han metido en un tema tan tabú en ciencia hasta ahora no admitido por muchos y aparentemente controvertido para los ignorantes. A pesar del pesimismo de los incrédulos seguirá adelante y probablemente seguirá encontrando en su camino otros detractores ya que el problema del ser humano seguirá allí: podemos recibir la INFORMACIÓN pero muchas veces no somos capaces de interpretarla. Sería más digno respetar su trabajo, tratar de entenderlo y, por que no, debatirlo hasta dónde la capacidad de nuestra concepción científica nos permita, pero sin burlas ni frases descalificantes.

Fernando Frías

El efecto corona es puramente físico y no tiene relación con el estado de salud ni sirve como procedimiento diagnóstico. Promoverlo no es “investigar”, es aprovecharse de la ignorancia de algunos pacientes para enriquecerse con un engaño.

Juan CarlosJuan Carlos

Interesante lo que cuenta acerca de la legalidad de los productos, como abogado que es se agradece su opinión. En el marco científico no tanto. Efectivamente existen ya bastantes estudios que validan de alguna forma la fiabilidad de esta tecnología, muy interesantes. Algunos publicados en revistas de alto impacto. Revise, si sabe. Su artículo crítico no los menciona. Con lo cual usted mismo y su opinión pierden credibilidad, lo siento. No es justo para el avance científico el hecho de las dobles varas de medir, pues rozan o incluso se sumergen en el pseudoescepticismo. Un saludo

Fernando Frías

Es una pena que su comentario haya quedado deslucido por el hecho de que no nos cite ni uno solo de esos estudios. Le invito a que nos los indique, si es que realmente los hay.

Love ScienceLove Science

Aquí una guía de cómo buscar información, a partir de la cual profundizar:
1º. Encontramos una tecnología llamada GDV.
2º. Vemos que el personaje que está detrás es un científico: Korotkov.
3º. Si no manejamos bases de datos científicas (se ve que por aquí más bien poco), podemos usar en google, escribimos “Korotkov” y le damos a la tecla de la derecha “Enter”.
4º. Entramos en su web: korotkov.eu, por ejemplo.
5º. Apartado de publicaciones: http://www.korotkov.eu/gdv-publications/

Y así, tenemos un primer vistazo. Le invito a que se esfuerce un poco por su cuenta y que lea y relea antes de escribir.

Fernando Frías

Ah, claro: lo que pasa es que yo estaba buscando en publicaciones científicas. Por cierto, ese Korotkov, ¿no es el mismo que presentó una foto diciendo que mostraba el alma abandonando un cuerpo, y resulta que la había copiado del anuncio de una sauna?

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>