La Farmacia Rialto y el Colegio de Farmacéuticos de Madrid

Les contaba ayer que en la edición publicada de Medicina sin engaños no apareció, por falta de espacio, la crónica de lo que le ocurrió a Jesús Fernández con su Colegio Oficial, el Colegio de Farmacéuticos de Madrid, a raíz de su negativa a vender homeopatía.

El principio de la historia ya lo conocen: la Farmacia Rialto no solo se negaba a vender homeopatía, sino que entregaba a los clientes que solicitaban algún producto homeopático esta hoja informativa:

¿Cuál creen ustedes que fue la reacción del Colegio de Farmacéuticos de Madrid? ¿Aplaudir a Jesús Fernández por informar correctamente? ¿Felicitarle por demostrar que, después de todo, sigue habiendo farmacéuticos que creen en su función sanitaria y no han sucumbido a la tentación de convertirse en tenderos?

Pues no: fue la de citarle para que compareciera ante la Comisión Deontológica del Colegio.

Sin ninguna consecuencia, por supuesto, porque realmente la Comisión no tenía nada que decirle. Sí, es cierto que habían recibido una queja formulada por alguna asociación de médicos homeópatas, pero ni él estaba inclumpliendo norma alguna, ni la Comisión tenía legitimidad jurídica (o ética) para exigirle que dejase de negarse a vender productos no solo ineficaces, sino que además ni siquiera tienen autorización legal para su venta.

Pero ese fue solo el primer episodio. El segundo, más absurdo aún, tuvo lugar algo más tarde: nada menos que una cita para reunirse con el Presidente del Colegio, algunos vocales y la asesoría jurídica, de nuevo para tratar del tema. Una reunión que empezaba con mal pie: al igual que ocurrió con la Comisión Deontológica, algunos de los asistentes confesaron personalmente a Jesús Fernández que ni creían en la homeopatía ni la vendían, pero que tenían que atender a las quejas de algunos homeópatas… que, por supuesto, volvieron a caer en saco roto: la actitud de la Farmacia Rialto era sencillamente irreprochable desde el punto de vista jurídico.

No voy a dar más detalles de aquellas y otras zancadillas que fueron propinando a Jesús Fernández desde su propio Colegio Profesional. Simplemente les dejo con el tercer y último capítulo de la saga: la carta que tuvo que enviar a la Comisión Deontológica para intentar zanjar de una vez el asunto. Lean y aplaudan:

Farmacia Rialto Gran Vía 56 28013 Madrid

Comisión Deontológica Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid C/ Santa Engracia nº 31 28010 Madrid Madrid, 15 de abril de 2013

El pasado martes 12 de febrero acudí a una reunión a la que me convocasteis, en principio sin conocer el motivo.

En dicha reunión me comentasteis que una asociación de médicos que practican la homeopatía se había dirigido al Colegio para que me pidiera que dejara de informar a mis pacientes sobre la realidad de dicha pseudoterapia.

Me encontré con un grupo de colegas que, desconociendo la realidad de dicha mancia y su regulación legal y, sin informarme de la autoría de la carta, me pedían que no atendiera a mis obligaciones como profesional técnico del medicamento, ni a las legales descritas en la Ley del Medicamento, ni siquiera a las del CÓDIGO DEONTOLÓGICO DEL COLEGIO OFICIAL DE FARMACÉUTICOS DE MADRID del que estáis encargados de velar por su cumplimiento.

Y es que nuestra actitud se adapta a la normativa que dice que:

20.- El farmacéutico deberá cumplir con las disposiciones legales vigentes en general y en especial con las que regulan el ejercicio de su profesión…

de modo que, en estricto cumplimiento de las disposiciones legales vigentes, los farmacéuticos deberían abstenerse de dispensar productos homeopáticos (salvo la docena que cuentan con autorización pero que, de momento, figuran oficialmente como no comercializados).

Pero resulta que

3.- El farmacéutico, en su ejercicio profesional, mantendrá un comportamiento ético en todas sus actividades, incluso, si es preciso, más allá del estricto cumplimiento de la legislación vigente.

Y teniendo en cuenta que

1.- El farmacéutico ha de considerar, como finalidad prioritaria del ejercicio de su profesión, la mejora de la salud de la población…

Lo lógico es que

16.- El farmacéutico proporcionará una información veraz y adecuada a cada paciente, no fomentando en ningún caso expectativas terapéuticas injustificadas o inadecuadas y promoviendo su derecho a la prevención y diagnóstico de la enfermedad y a tratamientos eficaces y seguros.

La Farmacia Rialto, evidentemente, está cumpliendo con esta obligación cuando informa a sus clientes de que no pueden recomendar el uso terapéutico de pseudomedicinas como la homeopatía, flores de Bach, oligoterapia y todas aquellas que no hayan demostrado científicamente su eficacia en el tratamiento, prevención y diagnóstico de enfermedades. Se trata de una información veraz, pretende no fomentar expectativas terapéuticas injustificadas, y promueve el derecho de los pacientes a recibir tratamientos eficaces y seguros.

Por lo tanto, nuestra actitud es perfectamente coherente con aquello de que

7.- El farmacéutico adoptará la más exigente actitud ética en todo proceso de investigación, ensayo, autorización, fabricación, distribución, promoción, custodia, publicidad, dispensación y seguimiento de los medicamentos, así como en todas las restantes modalidades de su ejercicio profesional.

Y aunque sabemos que algunos farmacéuticos justifican la dispensación de productos homeopáticos por el hecho de que haya pacientes que los demanden, de modo que se trata de una forma de incrementar su volumen de negocio, no debemos olvidar que

14.- El farmacéutico ejercerá su profesión de modo que contribuya al bienestar y a la salud de los pacientes, respetando su dignidad y evitando cualquier acción que ponga en riesgo, dificulte o impida su reconocimiento o ejercicio, y antepondrá el beneficio del paciente a sus legítimos intereses personales, profesionales o económicos.

Vamos, que lo que hace la Farmacia Rialto no es solo ejemplar, sino que cumple con aquello de que

18.- El Farmacéutico está obligado a contribuir y velar por el prestigio de la institución donde desarrolla su labor profesional.

Si realmente os preocupaseis de velar por el correcto desarrollo de nuestra profesión, tendríais que llamar a los más de 2.000 titulares de nuestro Colegio para que cumplan nuestro código deontológico. Por cierto, todos los artículos citados son del mismo, por si no los conocéis.

Por lo visto, lo que preocupa al esta Comisión no es que muchos de sus colegiados vendan y hasta recomienden productos sin eficacia (y, teniendo en cuenta su situación administrativa, sin la menor garantía de seguridad). No; lo que os preocupa es que un colegiado haya decidido no recomendar placebos a sus clientes o la opinión de un grupo de médicos incompetentes que practican una medicina no científica, olvidando casi todo lo aprendido en su formación universitaria y denostando toda la investigación y esfuerzos que ha supuesto el llegar a la terapéutica farmacológica científica actual.

No puedo más que exigir una disculpa ante tal llamada de atención y ver cómo hacéis cumplir este magnífico código a tantos colegiados que no lo hacen.

Un saludo Jesús Fernández Pérez


56 Comentarios

Participa Suscríbete

MiguelMiguel

Un aspecto que siempre me ha disgustado de muchas páginas y blogs de divulgación científica como éste es una cierta tendencia a centrarse en denunciar los efectos negativos de la pseudomedicina y de las pseudociencias en general (lo cual me parece neceario, por supuesto) y no destacar los suficientemente todo lo bueno que por parte de ciertas personas o grupos se hace contra ellas. Bueno, reconozco que esa es un impresión bastante subjetiva, puesto que, igual que ocurre con toda la información en general, a veces parece que lo noticiable lo es porque ser algo malo o negativo.
Por eso siempre me resulta enormemente satisfactorio leer artículos como este. De hecho, precisamente echo en falta que, igual que existen “listas de la vergüenza”, existan otras listas “de la honradez”, (o como las queramos llamar). Por ejemplo: ¿se ha publicado alguna vez alguna lista de establecimientos farmacéuticos que, como la farmacia Rialto, se nieguen a dispensar productos homeopáticos? La verdad es que sería interesante saberlo. En mi ciudad seguramente habrá alguna, pero desconozco cual o cuales, y me encantaría poder comprar en un sitio que sé que no venden como medicamentos pastillas de agua con azúcar, aún sabiendo que dejan de ganar dinero por ello.

StencilStencil

Pienso igual que tu con respecto a eso de las “listas de honradez”, vivo en Madrid y al leer el artículo me han entrado ganas de que esa sea mi Farmacia de referencia e ir allí a comprar, lamentablemente la tengo un poco retirada. Debería a ver listas donde las personas que no creemos en estas psudociencias podamos ir a comprar sabiendo que nos atienden unos profesionales íntegros.

Fernando Frías

Tienes razón, Miguel. Lo que pasa es que este blog nació como un lugar de denuncia de la promoción de la pseudociencia, y con esa premisa es difícil que quepan en él buenas noticias (aunque alguna hay, no solo esta).
Lo de las farmacias sería muy interesante. Ya ha habido un par de intentos de crear, por ejemplo, un mapa de Google con farmacias libres de productos milagro, pero no salieron bien (solo abarcaban unas pocas zonas, acababan siendo saboteados por algún gracioso…).

leitzaran

Insisto…
Tiene que haber alguna forma de llevar adelante esa “lista de la honradez”. Si no se puede hacer con Google Maps, pues con alguna páagina que impida el trolleo…
¿Sabéis de farmacias honradas en Donostia, y más exactamente en la zona de Amara?

Dulce Revolucion (@CaosAzucarado)Dulce Revolucion (@CaosAzucarado)

Un sello de Calidad otorgado a las farmacias que no vendan homeopatia, ya se lo propuse hace tiempo a @qmph.
Enhorabuena a Farmacia Rialto por su fantástica labor. Ojalá hubiese muchos más farmaceúticos que siguieran su ejemplo.

Offler

Si, estaría bien hacer etiquetas para que los farmaceuticos honrados pusieran en su entrada : “En esta farmacia no engañamos, no vendemos pseudociencia, sólo productos de probada eficacia”

Gonzalo Génova

>>> ni la Comisión tenía legitimidad jurídica (o ética) para exigirle que dejase de vender productos

Probablemente es un lapsus y debería decir “exigirle que vendiera”, ¿no?

Gracias por el artículo.

FrgarciaFrgarcia

¿Se sabe si la comisión (o el colegio) han contestado a esta magnífica carta? ¿O se han hecho los suecos, que es lo que me temo?

OrbatosOrbatos

EL problema, es que hay gente que piensa en poner una farmacia, como el que pone un estanco o un “puticlub”, para forrarse.

Esas pequeñas “molestias” del código deontologico se las pasan por el forro, a base de billetes claro

emmaemma

Perdona , pero cómo farmacéutica te tengo que decir que por supuesto que seguimos casi todos el código deontológico.
Y que para poner una farmaccia se necesita una carrera de 5 años y unas limitaciones de distancias entre farmacias y de población.Nadie la abre cómo un estanco sino con una profesionalidad importante ya que somos el sanitario más cercano a la población, con más horas a su servicio y los únicos que no cobramos por el consejo y las pautas.

FrgarciaFrgarcia

Una pregunta, y perdón por mi desconocimiento. A su juicio, ¿una farmacia que vende homeopatía sigue el código deontológico?

OrbatosOrbatos

Enma, he puesto “hay gente”, no “todos”. Es obvio que en las farmacias, y aunque sea redundante decirlo “en botica” hay de todo. No dudo que un porcentaje elevado de esas farmacias sigan ese código, pero no me negarás que hay muchas que venden productos que saben perfectamente que tienen tanta eficiencia contra una dolencia, como las estampitas de la Virgen de Guadalupe. Si te ha ofendido un comentario, quizás mal expresado espero me disculpes. Donde he puesto “hay gente” debería de haber puesto “alguna gente”.

En algunas farmacias es fácil ver a la venta no ya homeopatía, sino hace años incluso “pulseras magnéticas” y engañabobos de ese calibre.

La carrera de farmacia no es una patente de honradez, en la profesión habrá grandísimos profesionales y sirvenguenzas, como el todos.

josecbjosecb

Igual es que por mi zona abunda más la superchería, pero lo raro precisamente es encontrar farmacias que no vendan también remedios homeopáticos, anunciándolo bien grande en el cartel.

Todo mi respeto para los farmacéuticos que miran más por la salud del paciente que la de su bolsillo.

Emilio MolinaEmilio Molina

El maldito mundo al revés. Al único (o de los poquísimos) que lo hacen bien, caña. A los vendehumos, premio. La farmacia me pilla a tomar viento, pero pienso aprovechar viajes por la zona para hacer las compras farmaceuticas no imprevistas, aunque sean sólo cajas de tiritas.

manuel j garciamanuel j garcia

Voy a hacer mía la reclamación del colegiado (aunque no soy farmacéutico). Incluiré una afirmación como “recomendaré la interposición de querella criminal contra sus componentes [de la comisión] por fallecimiento o agravamiento de enfermedades de familiares o amigos que consuman esos productos”, en base a las irregularidades expuestas en dicha carta, en especial los puntos 7 y 14 mencionados, al no llamar al orden ni sancionar ningún establecimiento farmacéutico por la venta de esos productos.
Quizá es el caballo de batalla que debería usarse. Enlazándolo con las sentencias sobre videntes y demás (exculpatorias todas ellas porque el timado se deja timar) el farmacéutico debe saber que está vendiendo productos sin efecto, que violan la normativa, que les ayudan a dar un marchamo de oficialidad-eficacia…
Por otro lado, toda medicina que yo vaya a necesitar va a salir de la Rialto. Todas las cercanas a mi casa incluyen un letrerito de “homeopatía”. Va a ser que no.

SIGRESMANSIGRESMAN

Enhorabuena por la honestidad del farmaceútico.

Y gracias al mensajero por compartir la información.

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

¡Wow!, dejó en completa vergüenza al colegio de farmacéuticos. Como decimos en México ¡¡Tómala papá!!

Lo ideal sería que sirviese de algo y la gente se dispusiera a exigir este tipo de información en sus farmacias; o que por lo menos, llamaran a esos 2000 colegiados que están incumpliendo con el código deontológico. Lamentablemente, esto no va a ocurrir.

JimJim

Y si alguien intenta vender productos homeopáticos en un establecimiento que no sea una farmacia… ¿Estaría incumpliendo alguna norma legal?

J.DiazJ.Diaz

Desgraciadamente todo esto es luchar contra molinos… que tal vez son gigantes.

El santo grial del capitalismo salvaje es cobrar — mucho — por nada: maximo beneficio por minimo coste.

Lo estamso viendo en multimples sectores, como por ejemplo la energía, a nadie se le escapa que cada vez hay un porcentaje mayor en los recibos de “aire”, lo consumido es casi nulo, en mi caso casi el 80%.

La memopatias es lo mismo, reducir los costes farmaceuticos a simples frascos de agua o sacarina y a cobrar.
Con “profesionales” de la sanidad como el gordo ese de madrid que «tengo al vida resuelta cuando queira» , apalancados en la administración y gestion, es practicamente imposible imaginar una situacion en la que se antenponga el beneficio social al beneficio especulativo.

La infección, ya no la llamaria corrupcion, el termino se queda muy corto, esta tan extendida y formalizada, ellos hacen SUS normas y leyes a SU medida, que situaciones como la descrita, con ser encomiables, no son mas que tristes ejemplos de futilidad.

A mi no me pregunten como se arregal esto, ya estoy retirado de recibir ostias en peleas ajenas, pero escuchare atentamente cualquier propuesta que conduzca a un cambio autentico que no signifique mas de lo mismo con otro colorin.

Mientras, si algun idiota quiere tratarse su cancer con agua azucarada, pues alla el.

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

Bueno, el cáncer no tratado mata a uno y fastidia a toda la familia. Pero imagina a un antivacunas que esparce el sarampeón, las paperas, la poliomielitis; o de perdidas, la influenza.

PedroPPedroP

Muy bueno el artículo, me iría a esa farmacia sin lugar a dudas, lo malo es que me pilla a 500 km y no es plan. Al menos éticamente lo que me nace es denunciar esta situación por el bien de todos los vecinos de mi localidad.
Una duda que me surge… Si recluto a mi ejército de alumnos de bachillerato para que vayan a las farmacias de mi pueblo a entregarles tu artículo, ¿me busco un problema legal con las farmacias?
Enhorabuena por el blog, Fernando.

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

Igual y más que meterte en problemas legales con las farmacias por entregarles la carta o el artículo, te meterías en ellos por sacar a tus alumnos de la escuela. Sin mencionar la regañada de tu director y las sanciones que se le vayan a ocurrir.

AitorAitor

Ja… Es algo clásico, pero con Internet nos enteramos.
La clave siempre es : ¡Sigue al dinero, idiota.!
Y, en sentido irónico y hasta de disculpa: ¿Quién dijo dinero. Quién dijo idiota.?

No quieren que se corra la voz de persona a persona.
No quieren que se repita este casp en casi todas las farmacias de España.
Al dicho:
Farmacia a farmacia y farmacéutico a farmacéutio, los “negocios hemeopaticos y no cientificos” ganan muchísimo dinero.

La Farmacia Rialto merece un gran aplauso. Y más en estos tiempos de crisis.
Hojas como esta hacen que “Las Farmacias” cumplan la labor social que les corresponde.

Saludos.

PD.
Si mi explicación os parece corta. ¿Qué tal si os aconsejo leer un libro.?
EL PODER DE LOS INTROVERTIDOS
en un mundo incapaz de callarse
— Susan Cain – 2012 —

MagMag

Mi más efusiva enhorabuena a la Farmaca Rialto y al Sr. Fernández por su honradez y profesionalidad.

Ánimo y que cunda el ejemplo.

Por cierto me parece una gran idea lo que proponen Stencil y Dulce Revolución sobre una lista, mapa o sello de calidad que identifique a los establecimientos que no pasan por el aro de vender pseudoterápias.

lydialydia

Les podría contar mucho sobre homeopatía. ..tengo una hijavPCI y la toma desde hace muchos años.Se de una persona que ingresada en una UVI con una grave enfermedad se le siguió administrando junto con la medicina convencional y aquí está. Me parece bien que se opine, pero también me parece que falta información. Agua con azúcar …

AwezoomAwezoom

Lo fuerte es lo de “se le administraba homeopatía junto con la medicina tradicional, ” y achaca la curación a la homeopatía. Haberle untado la frente en mantequilla también y te inventas una nueva técnica milagrosa q saca a la gente de la UVI, no ? Y a vivir del cuento.

CarmenCarmen

Awezoom, ese es el truco de la homeopatía, siempre se aconseja acompañarla con medicina. Si te curas es gracias al producto homeopatico, si empeoras es culpa del medicamento, así la homeopatía siempre sale ganando.

EmmanuelEmmanuel

pero que tenían que atender a las quejas de algunos homeópatas

¿Y porqué “tienen que atender” a las quejas de algunos estafadores? ¿Tiene que atender el gobierno de España las quejas de los falsificadores de monedas debidas a las explicaciones del banco de España sobre como reconocer billetes falsificados?

José Luis Pérez LópezJosé Luis Pérez López

Lástima que éste Farmaceutico séa la excepción que confirma la regla. Mi punto de vista salvo excepciones, és que los productos homeopáticos, son PLACEBO. por lo tanto, un Farmaceutico, tiene que olvidarse de éllos y dejárlos para la Fase 3 de la eficácia de un producto farmaceutico. Por álgo, en los enváses de un producto de eficácia demostrada, pone Registrado en la Dirección General de Farmácia. Pero como dicen en Cataluña, La pela és la pela. Mis felicitaciones a la Farmácia Rialto. Algo muy parecido pero más grave, és lo que está pasando con los Médicos de atención Primária que los Inspectores les tienen prohibido recetar casi todos aquellos productos nuevos que sálen al mercado los cuales han sido aprobados y registrados y autorizados para ser prescriptos. Hay dos puertas a la hora de Registrar un producto NUEVO. Una que cuanto más caro séa el producto a Registrar más van cobrar por dicho Registro y la 2ª que una vez Registrado el producto Nuevo va a ponér en marcha a todos los Inspectores de las zonas para decirles a éstos Médicos de Atención Primária que NO lo pueden recetar ya que si lo hacen les penalizan y si no lo hacen, les van a PREMIAR

JaviJavi

Porque la gente usa homeopatía?

Les funciona.
La siguen tomando.

No les funciona.
No la siguen tomando.

Eso pasa también con los medicaméntos, unos van mejor y otros peor. Los cambias, los dejas de tomar…
Si toman un placebo y duermen mejor, les mejora los síntomas de alergia o yo que se; les crece el pelo ;)) Pues tal vez les valga la pena gastar ese dinero no te parece?
Yo soy escéptico, pero me asombra el interes de algunos por querer salvar el bolsillo de la gente, sin conocerlos a ellos, ni sus casos particulares.

Miguel BlancoMiguel Blanco

Javi,
supongo que tus valoraciones están hechas en broma, porque si realmente eres escéptico (como tú mismo aportas) y las haces en serio, tienes un gran desconocimiento sobre el escepticismo y el método científico.

En todo caso: ¿cómo se sabe si una “medicina”, terapia o tratamiento funciona? Es decir, ¿cómo se distinguen los tratamientos eficaces de los que no lo son (placebos)? Pues con la aplicación del método científico, y NO con las valoraciones personales y anécdotas, puesto que son muy incompletas, sesgadas, erróneas. Si alguien toma un placebo y luego duerme mejor, desde luego que NO es por el placebo, puesto que este no tiene NINGÚN efecto (por definición). Si tuviese algún efecto, no sería un placebo.

No se trata de salvar los bolsillos de la gente sino de denunciar el fraude de la homeopatía, que es fraude de manera independiente de dónde, quién o para qué se suministre o recete.

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

Y más importante que vaciarle los bolsillos a la gente (que cada quien tira su dinero en la cañería que más rico le huela) es que pone en riesgo la salud y la vida de las personas. Ya es bastante asqueroso que haya estafadores así, pero si además son farmacéuticos y médicos que, no solo estudiaron lo suficiente como para saber que es un vil fraude, si no que además, tienen responsabilidad sobre la salud de sus pacientes… no se cómo calificarlo.

J.DiazJ.Diaz

Voy a sacar los pies del plato.

Hay muchas cosas que no entiendo, sera que soy viejo y rarito. Una es la capacidad de la gente de suicidarse premeditadamente por una superstición cualquiera para benefico de cuatro sinvergüenzas.
Bueno, que no salpiquen y punto.

Pero hay otras mas sencillas:
¿Porque le cuesta tanto a la gente apretar al teclita de abrir admiracion o interrogacion?
Seran mucho mas listos que yo porque no se donde güegos empiezan sus preguntas o exclamaciones.

Si la gente es imcapaz de entender algo tan sencillito, ¿como les vas a meter en la cabeza que el agüa azucarada no cura el cancer?

¿Quien me vende una cueva apañadita que quiero irme de hermitaño y alejarme del mundanal ruido?

PetrusPetrus

Ya puestos a hablar de ortografía, las tildes también son obligatorias en español (será, admiración, interrogación, serán, cáncer, etc.)

Imcapaz, hermitaño y agüa no existen en español.

Los pronombres interrogativos llevan tilde: ¿Cómo les vas…?¿Quién me vende…?

Cuando se quiere saber la causa o motivo de algo, en la interrogación se utiliza la locución adverbial ‘por qué’, no la locución conjuntiva causal ‘porque': ¿Por qué le cuesta tanto…?

En cuanto a tu siguiente mensaje, la forma correcta de escribirlo sería:
¡Ah! ¿Y lo de rechazar mi dirección de correo de yaju? ¿A qué viene?

Debe ser que yo también me estoy haciendo viejo…

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

Petrus, que es “viejito” y “rarito”, hay que tener consideración. Igual y cambió alguna consonante en su correo de “yaju”.

ElenaElena

Toda la razón en cuanto a los signos de apertura, pero hace más daño a la vista la h de ermitaño :)

Ralkai ShagttenRalkai Shagtten

Una duda que siempre he tenido (y que no sé si será este el mejor sitio para dejarla, pero allá vamos…)
Si un homeópata/naturópata/loqueseaópata… convence a alguien para que abandone un tratamiento serio de su enfermedad y se trate con lo que él le diga, y esa persona muere por haber dejado el tratamiento de su médico… ¿Se le podría denunciar por homicidio?

J.DiazJ.Diaz

Depende del dinero que tengas y los abogados que pagues.

Sin tene rmucha idea, asi al pronto si no puedes probar más alla de toda duda, con grabaciones o documentos, que el pavo indujo al enfermo, seria un palabra contra palabra, ¿no?
Y en todo caso, un delito de lesiones por imprudencia o induccion al suicidio y esto ultimo muy cogido pro los pelos, ya que es mas grave saber que alguien se puede suicidar y no denunciarlo, que lo que hacen estos pavos.
Es muy dificl, creo yo, probar relacion directa entre el abandono dle tratamiento, la muerte y los actos del homicidanturopata.

Como en todo, lso debiles tenemso la sde perder en el enrevesado mundo legal, hecho a medida de quienes legislan, ahi tiene eso de multar hasta 30.000 euros por protestar por un desahucio, es pura protecion de los especuladores y puritita dictadura.

Asiq ue si por desgracia conoces un caso asi, ni se te ocurra ponerte a la puerta de su casa a protestar con una pancarta, que te enchironan y te multan.
La iniciativa empresarial es sagrada.

Asi no va por gilipollas.

Repito, ¿A que cojones veine rechazar mi direcion IrosatoOmprokio@yahoo.es ? Tengo mas, pero huele a censura que apesta.

JRJR

Totalmente de acuerdo con la inutilidad de la homeopatia. Desde el momento que las farmacias
tienen la exclusiva es que no cura nada.

ScilaScila

Me parece genial lo que ha hecho esta farmacia! Y me encantarían más iniciativas así. Intentaré comprar en farmacia Rialto o en cualquiera que siga esta política de no estafar y fomentar la pseudomedicina.

XimoXimo

PLAS PLAS PLAS! Enhorabuena. No solo en el contenido sino en la estructura de la carta, sencillamente genial. En la próxima visita a Madrid haré lo posible por comprar algo en la farmacia Rialto, aunque sean Juanolas.

Joan Galve

Un aplauso a la farmacia Rialto.
¿Qué se puede hacer con el Colegio Profesional? Ellos son los que deberían velar por que el comportamiento de las farmacias fuese ejemplar. Por lo visto, encima les llaman a consultas.
Vergonzoso

antonioantonio

Es curioso que la Homeopatia sea para la Farmacia Rialto y sus seguidores un concepto anómalo
y de dudosa credivilidad.
Los que habeis apostado por la medicina alopatica, fuente del restablecimiento de la salud del
ser humano. Estoy convencido que los arboles no os dejan ver el bosque.
Cuando hablais de lo realmente cientifico. Son los medicamentos basados en expedientes
y estudios llamados “cientificos”que realicen los diferentes laboratorios, los cuales justifican
las virtudes de esos medicamentos.
Todos por no decir la mayoria de medicamentos “oficiales”, avalados por laboratorios, médicos
y farmaceduticos, contienen EFECTOS SECUNDARIOS, y no se jactan de indicarlos en sus
prospectos.
Es posible que la Homeopatica no justifique esos grandes y serios estudios a DOBLE CIEGO, que
posee los medicamentos alopaticos, pero si que VDES. saben perfectamente que la HOMEOPATIA
no mata a nadie. Informense en cualquier pais, cual es el indice de mortalidad por prescripciones
médicas alopaticas.
Sr. Jesús Fernández, el Ministerio de Sanidad, decidió que la Homeopatia, se pudiera vender en
las Farmacias y por lo tanto si Vd. no cree en ese tipo de medicina, esta cometiendo un atropello
a todo ciudadano que vaya a su Farmacia y vd. se niege a atenderlo.
Creo q

Fernando Frías

Te equivocas por completo, Antonio. Con todos sus defectos, los ensayos a doble ciego y, en general, el sistema de evidencias científicas siguen siendo el mejor instrumento que tenemos para evaluar si un tratamiento funciona realmente, y buena prueba de ello es que la homeopatía lleva casi dos siglos intentando demostrar su efectividad con esos métodos, aunque sin éxito.

Por otra parte, que productos que generalmente no contienen ningún principio activo y consisten únicamente en azúcar, agua o alcohol no suelan producir efectos adversos no constituye ninguna sorpresa: tampoco produce efectos adversos rezar a Zeus, poner una velita a la Virgen o cruzar los dedos. Lo que ocurre es que, sencillamente, no producen efecto alguno. Y eso lo sabes tú perfectamente. La comparación que haces con lo que denominas “prescripciones médicas alopáticas” es como si comparásemos las estadísticas de fallecimientos por accidentes aéreos y por accidentes de alfombras voladoras: es sencillamente absurdo.

Por último, el Ministerio de Sanidad no ha decidido nada. La Unión Europea, cediendo ante las presiones de la industria homeopática (y no lo digo yo, lo dice por ejemplo Fernando García Alonso, que era director de la Agencia del Medicamento en la época en la que se elaboró la Directiva) permite que los productos homeopáticos sean autorizados como medicamentos. Ahora bien, a estas alturas los productos homeopáticos siguen sin contar con autorización en España, por lo que su venta es sencillamente ilegal y hasta podría ser delictiva.

La actitud de Jesús Fernández es éticamente impecable, absolutamente coherente con lo establecido en el Código Deontológico de su profesión, y además hoy por hoy es la que cumple escrupulosamente con la legalidad vigente. Lo que es un atropello a los ciudadanos es venderles remedios inútiles, ilegales y que ponen en peligro su salud en caso de que necesiten un medicamento de verdad.

diego blascodiego blasco

Te felicito por tu blog, Fernando, como voy a felicitar a la farmacia Rialto.
Me encantaría saber (aunque me imagino que sí) si las bolitas de azúcar dejan más márgenes a las farmacias que las medicinas científicas.
Y una pequeña reflexión: en una época en que la tecnología y la ciencia están realizando hazañas nunca vistas, que ya rozan el milagro, se produce al mismo tiempo un aumento del pensamiento mágico que nos deja a las personas de mente adulta en minoría y rodeados.
Cosas veredes…
¡Un abrazo!

2 Trackbacks

[…] Les contaba ayer que en la edición publicada de Medicina sin engaños no apareció, por falta de espacio, la crónica de lo que le ocurrió a Jesús Fernández con su Colegio Oficial, el Colegio de Farmacéuticos de Madrid, a raíz de su negativa  […]

Responde a Emilio Molina

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Cancelar