¿Libres de transgénicos?

No creo que en estos tiempos interesantes que nos han dejado las elecciones locales y autonómicas del pasado 24 de mayo falten noticias: desde las negociaciones para formar pactos de gobierno hasta la carrera de algunos candidatos (y especialmente alguna candidata) para ver quién hace más el ridículo, el panorama es suficientemente entretenido como para llenar los periódicos, los informativos y las webs. Así que no veo la necesidad de publicar no-noticias, pero lo cierto es que de vez en cuando se cuela alguna, como la que nos ofreció ayer Europa Press: que el programa de Ahora Madrid contempla la declaración del municipio como “libre de transgénicos”.

El programa de Ahora Madrid

Evidentemente no es una novedad: tal y como la propia Europa Press reconoce, la medida estaba ya en el programa electoral (pdf).

Ahí lo tienen, bien clarito
Ahí lo tienen, bien clarito

Y tampoco es que sea un caso excepcional: ni esa es la única medida pseudocientífica propuesta por Ahora Madrid y otros grupos afines, ni tampoco son estas candidaturas las únicas dispuestas a vender el rigor científico por un puñado de votos, como han destacado análisis como los de ¿Qué mal puede hacer?, Curiosa Biología o Inmunowar, entre otros.

Alejandro Briones en Twitter   Un poco cutre

Y aunque, como muestra el tuit de Alejandro Briones, este tipo de propuestas abunden sobre todo en los partidos de izquierdas, tampoco son exclusivos de ellos. Miren, por ejemplo, de qué presumía la candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Comunidad Valenciana:

Carolina Punset en Twitter  Altea fue

Pero, en cualquier caso, la agencia Europa Press consideró noticiosa la propuesta de la candidatura que probablemente acabe haciéndose con la alcaldía de Madrid, y muchos otros medios la han recogido, así que merecerá la pena que veamos qué consecuencias tiene eso de declarar a un municipio “Libre de transgénicos”.

Que, como diría Jesulín de Ubrique, se pueden resumir en dos palabras: nin-guna.

En nuestro país, la legislación vigente establece que es la Administración General del Estado la que otorga las autorizaciones para comercializar Organismos Modificados Genéticamente (OMG) o productos que los contengan (el marco de un procedimiento reglado, en cumplimiento de la normativa europea, y permitiendo la comercialización de OMG o productos que los contengan que ya hayan sido autorizados en otros países), los ensayos previos a su autorización, la importación y exportación, etc. Las Comunidades Autónomas, por su parte, tienen competencia para otorgar las autorizaciones para lo que la ley denomina “liberación voluntaria” para usos distintos de su comercialización; básicamente, su cultivo.

Y los Ayuntamientos… pues nada de nada. Sencillamente, no tienen competencias sobre la materia.

La declaración de un municipio como “libre de transgénicos” pretende basarse en lo dispuesto en el artículo 19.1.c de la Directiva europea 2001/18, según la cual la autorización de comercialización debe incluir

las condiciones de comercialización del producto, incluidas las condiciones específicas de uso, manejo y embalaje de los OMG como productos o componentes de productos y los requisitos para la protección de determinados ecosistemas, entornos o áreas geográficas particulares [el énfasis es mío].

A partir de ahí, las organizaciones que impulsaban la declaración se montaron una película según la cual podrían intentar que su municipio fuese declarado como área necesitada de esa protección y, una vez conseguido, intentar que esa protección se tradujera en la prohibición de los OMG. Y resalto la palabra “intentar” porque estamos en las mismas: tal declaración no es competencia municipal, necesitaría una justificación bastante más seria que el mero capricho de un Ayuntamiento, no tendría por qué afectar a todo el término municipal, y tampoco tendría por qué implicar la prohibición de la comercialización en bloque de todos los OMG y los productos que los contengan. De modo que la declaración quedará muy solemne, muy ecolopija, como diría mi amigo JM Mulet, y muy atractiva para el sector más ludita del electorado, pero a efectos prácticos es tan inútil como la de Uña de Quintana respecto a las estelas de condensación.

Y menos mal. Porque vamos a suponer que las declaraciones realmente desterraran todos los productos derivados de OMG de los municipios. Para empezar, y teniendo en cuenta que la mayor parte de la producción mundial de algodón es transgénica (el 70% en 2013 y subiendo), tendríamos que prescindir de buena parte de nuestra ropa, las compresas femeninas, los pañales de los bebés… Aunque, bueno, siempre podríamos pensar que hay quien lo pasaría peor: los diabéticos, por ejemplo, también se quedarían sin insulina, y los celíacos esperarían en vano la llegada del trigo sin gluten. Como, además, nuestro pánico a comer transgénicos ha hecho que buena parte de la producción alimentaria se destine a alimentación animal, así que ya podríamos despedirnos de los piensos para nuestras mascotas o nuestro ganado, a no ser que nos cambiásemos a los carísimos piensos “ecológicos”.

Piensos que, junto con otros caprichos, pagaríamos en calderilla, por cierto: los billetes de euro también llevan algodón transgénico.

Pero no se preocupen, que no va a ocurrir: como les digo, los Ayuntamientos no tienen competencia alguna en esa materia. Salvo por lo mucho que dice respecto a la falta de cultura científica de muchos políticos y votantes, es lo que yo les decía: una no-noticia.

Actualización: La Federación Española de Biotecnólogos ha publicado esta interesantísima carta abierta a Ahora Madrid.

Actualización: Ahora Madrid acaba de publicar una entrada en su blog en relación con esta noticia, en la que demuestra dos cosas: que de cultura científica andan más bien escasos y que un servidor tenía razón al decir que la medida no tiene ninguna trascendencia jurídica. Cito:

Por supuesto, Madrid no tiene la capacidad legislativa para modificar la normativa, pero la declaración de zona libre de transgénicos constituye un método de información a la sociedad y presión a las autoridades responsables.

Pueden leerlo en el blog original o, mejor aún, en la disección que JM Mulet ha hecho del comunicado.


32 Comentarios

Participa Suscríbete

Offler

Vaya, si lo sé no les voto. Aunque ahora que lo pienso no les voté … ni soy de Madrid. Pero bueno, si lo “fueriese” no votaba magufo

@ComandoGlucosa

Voy a dejar de lado completamente el tema de los OMG. Vamos a hablar de democracia y de leyes.

En primer lugar: que los OMG tengan unas determinadas características u otras pertenece al mundo de los hechos, pero las consecuencias de esas características y de la forma de uso pertenecen al mundo de las cosas que afectan al común de las personas; a la “política” en un sentido radical de la palabra (de raíz). Por tanto, el uso o no de los OMG no es una decisión que deban tomar técnicos (tecnocracia) o una comisión de expertos y políticos (élite política y económica, más tecnócratas = aristocracia), sino que corresponde al demos decidir estas cuestiones, por mucho que moleste a cierta élite científica. Y aquí está hablando un biólogo. Lo dicho, no entro a valorar la seguridad alimentaria de los OMG. Ese no es el tema.

El tema que trata este artículo, o que lo insinúa, es que el pueblo no sabe escoger sus opciones, y por ello debería de existir algún tipo de despotismo ilustrado. Y lo más curioso de todo es el tremendo error que comete el autor al meterse en el terreno cenagoso de las leyes.

Segunda cuestión: pese a que la legislación actual establece que la AGM y las CCAA son las encargadas del control del cultivo y distribución de los OMG, ¿Quién tiene competencias sobre la tierra? La respuesta es que, tanto el Estado, como las CCAA y los municipios las tienen. Además, los municipios controlan un tipo de propiedad muy particular llamada “bienes comunales”, sobre los que el Estado no tiene competencias. Por tanto, los municipios pueden controlar lo que se cultiva en sus tierras. Además, hay otras vías para aplicar esta parte del programa electoral de Ahora Madrid: I. Nacionalización de tierras, II. Sanciones a la comercialización, venta o cultivo de OMG, aunque el Estado y las CCAA los permitan, III. impuestos especiales para desincentivar la venta y el cultivo, etc.

Si, Esto puede ser porque la institución municipal tiene garantizada la autonomía por la CE. Es decir, el Estado y las CCAA están en posición de competencia y no de jerarquía con los municipios. Seguramente, cuando estos movimientos empiecen, habrán recursos al Tribunal Constitucional y, entonces, veremos que ocurre.

Lo que no puede hacer el autor es vender una verdad relativa como una verdad absoluta. Las leyes son todo menos absolutas pero, lo que es verdaderamente reprobable, es el tufo a elitismo que desprende el artículo. Mal espíritu para una web de divulgación científica o, quizá, no tan malo. Divulgar implica, “per se”, una posición “supera” con respecto al común de los mortales. Cuidado, que esta actitud (la de sentirse superior al común de los mortales y en posesión de una verdad absoluta) es la que está minando la clásica autoridad ética y moral de la ciencia, y no ningún tipo de corrupción emergente debida a la difusión de “bulas” con las nuevas tecnologías.

PedroPedro

Totalmente de acuerdo con este comentario. Yo también soy científico (con más de 30 años trabajando como tal aunque no en el ámbito de la biología) y sinceramente el artículo se nota que no está hecho por alguien que conoce o entiende la ciencia y la tecnología así como su relación con la sociedad (factor fundamental ya que la tecnología se hace para servir correctamente a la sociedad que la crea en todos los sentidos posibles). Desconozco completamente al autor, y por tanto su formación, pero el artículo es muy definitorio al respecto.

Hace tiempo, en otra entrada de Naukas, comenté que la toma de decisiones por cuestiones puramente científicas o tecnológicas ya se ha ensayado en la historia reciente. Los resultados no fueron muy esperanzadores. Eso no quiere decir que no haya que tener en cuenta los criterios científicos o tecnológicos, solo significa que son un factor más a tener en cuenta. Existen otros factores también importantes que quizás hagan que la balanza, para algunas personas, se decante por la prohibición de OMG (por concretar en este caso) aún sabiendo otros beneficios que puedan aportar.

Otra cuestión interesante es cuando el autor comenta que es una medida “pseudocientífica”. Si se lee el trozo de programa que está incluido se puede ver claramente que no está en un ámbito científico. No se referencia ninguna justificación de carácter científico ni se incluye ninguna falsedad que el autor pueda demostrar (ya que son propuestas). Cuando habla de pseudociencia, ¿a qué se refiere?.

A nivel legal no tengo criterio suficiente para hablar por lo que no me meto en la discusión. Simplemente me extraña que no haya ninguna persona que tenga un mínimo conocimiento de leyes en la candidatura de Ahora Madrid (empezando por la líder, que creo que algo debe saber aunque no sea su especialidad). Una lástima que no hayan contactado con el autor o su asesor/a legal anteriormente.

Saludos,
Pedro

Fernando Frías

Un comentario muy interesante, Pedro.

Dices que los criterios científicos o tecnológicos son un factor más a tener en cuenta en la toma de decisiones, y estoy totalmente de acuerdo, pero en este caso parece evidente que brillan por su ausencia: no se pide la prohibición de determinados OMG o productos derivados de OMG, no se analizan las repercusiones de esa prohibición o su alcance, y ni siquiera se da ningún criterio que la justifique: simplemente se plantea que se prohibirán, sin más matiz y sin argumentación alguna.

En cuanto a eso de que “no haya ninguna persona que tenga un mínimo conocimiento de leyes en la candidatura de Ahora Madrid”, evidentemente las hay, empezando, como bien dices, por la cabeza de lista. Pero si vas a la web del programa de “Ahora Madrid” verás que se ha hecho de forma colaborativa y asamblearia, no técnica. Por otra parte, los propios promotores de este tipo de iniciativas son perfectamente conscientes de que legalmente son inútiles: la argumentación que comento en la entrada, basada en lo que podría intentarse a partir de un fragmento de un artículo de una Directiva convenientemente sacado de contexto, no es mía, sino de su propia documentación.

Fernando Frías

Me hace gracia que para criticar una entrada sobre un intento de prohibición de los OMG los dejes completamente de lado, pero a la vista de lo que dices me parece muy comprensible.

El tema de que trata el artículo, @ComandoGlucosa, es que varios grupos han hecho la promesa de declarar a sus municipios “zona libre de transgénicos” a pesar de que la declaración ni tiene sentido ni es viable jurídicamente. Lo que quieras imaginar a partir de ahí es cosa tuya, pero no mía.

Dices que insinúo que el pueblo no sabe escoger sus opciones. En absoluto. Lo que sí sostengo (aunque no lo diga en esta entrada) es que ninguna persona puede tomar una decisión correcta si tiene información incorrecta, sesgada o falsa. Y yo el primero: si no tengo un mapa ni indicaciones, o si son erróneos, no seré capaz de conducir de aquí hasta Lugo, pero no porque sea inferior o porque predique una especie de despotismo ilustrado: simplemente porque no tengo los datos necesarios para ello o porque los que me han proporcionado no sirven. Y, del mismo modo, si no tuviera datos sobre la seguridad de los OMG (o me hubieran proporcionado datos erróneos) y sobre la inviabilidad de esa promesa electoral, tampoco podría decir que mi decisión sobre ese punto fuera “sabia”, pero no por falta de “sabiduría”, sino de información.

Ante lo cual la solución no es, evidentemente, instaurar un despotismo ilustrado, sino luchar contra esa falta de información y denunciarla cuando es errónea o falsa. De hecho, si no lo creyera así no me molestaría en escribir este tipo de entradas, ¿no te parece?

Respecto a la cuestión legislativa, me parece fascinante lo que dices y espero ansioso a que me proporciones las referencias a las normas que permitan nacionalizar tierras donde se cultiven OMG, sancionar a quienes las comercialicen o freír a impuestos municipales a unos y a otros. Yo no las conozco, y por lo que veo en la documentación de los promotores de la iniciativa de “Zonas libres de transgénicos”, ellos tampoco, pero nunca es tarde para aprender. Porque, verás, yo no me considero superior al común de los mortales, ni muchísimo menos, pero me gusta aprender.

CruzCruz

Una cosa, entonces…. ¿Prohibirán en Madrid la veta de insulina sí o no? Lo digo por ir haciendo las maletas para no morir de algo que tiene cura.
Es una pregunta cerrada, por favor responde SÍ o NO.

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

Si lees el post con atención verás que no tienes nada de qué preocuparte. Fernando demuestra que es pura palabrería política sin posibilidad de apicarse.

offler

Yo creo que a un partido político se le ha de exigir responsabilidad en sus promesas.

¿Verdad que les pedimos políticas anticorrupción? No sé donde está el problema en decir que si un político va a declarar mi ciudad anti-trasgénicos, o anti-taurina o anti-cocacola nos explique porqué va a tomar esa decisión.

Yo no soy fan de los toros. Jamás he ido -ni iría- a una corrida. Lo entiendo como una tradición, pero también entiendo que pueda molestar a algunas personas. Si un partido propone declarar mi ciudad antitaurina yo puedo entender que lo hace desde el punto de vista de los derechos del animal. No le votaré por eso ni por lo contrario (espero que tenga más propuestas que si me interesen)

Porque la postura me parece gratuita y populista, basada en la percepción de que la mayoría de los OMG son malos, una opinión general basada en el desconocimiento

¿Porqué ningún partido declara su ciudad libre de horóscopos o la homeopatía? Que no se puedan poner horóscopos en los periódicos de la ciudad, ni vender medicamentos que no sean de eficacia probada. No sería difícil encontrar argumentos sobre la inutilidad de ambos, pero la percepción es que mucha gente cree y meterse con eso no les daría votos.

El que defienda que un partido declare “ciudad libre de OMG” supongo que también estará a favor de “Ciudad libre de homeopatía”, ¿No? ¿O es que en eso los partidos no se han de meter?

Esther MartínEsther Martín

Aquí Benavente en Común, partido nacido al rebufo de Podemos y que se ha quedado sin representación en el ayuntamiento también tenía un programa “estupendo” en la materia, desde la creación de gallineros comunales hasta la promoción del “vegetarianismo”, pero le recuerdo que tuvimos una candidatura autonómica, CIVES, cuyo único fin era denunciar las fumigaciones y el uso de “geoingeniería” la comarca zamorana de la Guareña. En la provincia se llevaron 627 votos, los únicos que recibieron en toda la comunidad, por cierto.

CarlosCarlos

Y qué tienen de malo los gallineros o la promoción del vegetarianismo si la gente así lo vota? Qué narices tiene que ver con la ciencia? A ver si va a resultar que entiendes como pseudociencia simplemente lo que no te gusta.

Miguel EspinosaMiguel Espinosa

Los “gallineros comunales” no son económicamente competitivos, por no decir inviables (el porqué es un poco largo y tal vez no soy el adecuado para explicarlo) y el vegetarianismo resulta económicamente costoso para el vegano por el consumo constante de suplementos alimenticios, lo cual no es asequible para una mayoría española.

Quien quiera ser vegano que lo sea pero por su propio bolsillo, igual que con los cultivos ecológicos que de ecológicos no tienen nada.

OrbatosOrbatos

Medidas como estas demuestran ignorancia profunda, o simplemente un populismo descarado.

A la gente le cuentan “esto es el demonio”, y políticastros sin formación se limitan a decir “si la gente dice blanco, que sea blanco, aunque sea mentira”.

Supongo que entonces en estas zonas “libres de transgénicos” no habrá insulina ni antibioticos creados por ingeniería genética, ni champús o detergentes con enzimas creadas con los mismos métodos.

La ignorancia al poder, estaría divertido que alguien se molestara si estas simplezas se aprueban en exigir que se hiciera de verdad.

Ya puestos, espero que tampoco vendan carne de ganado alimentado con esas cosas tan malas, etc… lo que nos ibamos a reir.

Y ya puestos, dado que los billetes de euro llevan algodón transgénico, propongo cambiarlos por cromos de “El Coyote” para redondear semejante idea

MiguelCMMiguelCM

Prefiero mil veces que en los partidos de transformación se cuelen agunas cosas como el ecologismo extremo, a que se siga con los demas aceptando el capitalismo como sistema economico, eso si que es un desproposito que va contra de la ciencia y de la razón.

OrbatosOrbatos

Es posible, ¿puedes argumentar esa afirmación con datos que la respalden?

Y ya puestos, supongo que tendrás una solución alternativa a la que nos indicas que es errónea, una que al menos se haya probado con éxito anteriormente.

CruzCruz

Yo aún preferiría más partidos nuevos que además tuvieran un programa serio de principio a fin. Porque incluyendo estas cosas en su programa demuestran tocar de oído. Eso no significa que nuestros actuales gobernantes no sean todavía más magufos, que lo son.

OrbatosOrbatos

Lo cierto es que cualquier partido, me da igual si es “de estos o de los otros”, cuando suelta una idiotez, está soltando una idiotez.

Si a alguien le pica que se rasque, pero las realidades son las que son. Si un tonto dice una bobada se puede disculpar porque “no da par mas”. Cuando lo hace una gente que pretende gobernar, ya no es cosa de risa. Mas cuando estas afirmaciones carecen de la menor base y no son mas que sloganes que claman como dogmas, y que a fuerza de repetir pretenden que sean verdades

NRNR

Con la tendencia que llevan, ya nos podemos hacer a la idea de ver todo tipo de delirios cuando agarren poder.
Los engañabobos anti-vacunas, reiki, etc… se estarán frotando las manos a la vez que corren hacia los círculos y asambleas varias para influir al máximo.
En asambleas están decidiendo sobre todo tipo de asuntos opinables y empíricos. No entienden que lo empírico no puede ser votado sino refutado, pero les da igual. Han leído un blog y visto cuatro chorradas en Facebook, y ya lo saben todo.

Lo que se comenta más arriba que no están dando argumentos para prohibir los transgénicos y por lo tanto no puede considerarse pseudociencia ni nada parecido, realmente es falso. Que no pongan en el programa los motivos no significa nada, tampoco explican el por qué de cada acción. Entre los grupos que están impulsando estas propuestas, difunden con total claridad y transparencia infinidad de mentiras. No me extiendo con esto porque creo que cualquiera conoce los mantras que usan.

Siento mucha vergüenza ajena con los llamados “progres”.

Lo peor de todo, es que cuando agarren poder no los va a sacar nadie. Sus medidas van enfocadas a crear un clientelismo brutal.
Por ejemplo, Ada Colau quiere quitar la Fórmula 1. Necesita 6 millones de inversión pública anual, 2 de ellos por parte del Ayuntamiento de Barcelona, y el retorno son 200 millones también anuales repartidos en puestos de trabajo, industrias periféricas, sinergias, etcétera, y una parte no cuantificable en imagen internacional y todo eso.
El argumento que usan estos ultra-demagogos es “Entre Fórmula 1 y becas comedor, preferimos becas comedor”.
Así son, estos engañabobos. Poco a poco irán minando de una forma u otra la inversión, el ahorro, y la innovación. En parte por los delirios que tristemente tiene la izquierda española, en parte porque les encanta la burocracia, en parte porque van a subir impuestos cada vez más, y finalmente porque lo que más les interesa es convertir al ciudadano en un cliente para tener voto cautivo y ganar siempre.

Lo que nos espera en todos los ámbitos como ganen va a ser muy triste.

AntonioAntonio

Y esto es mentira totalmente.
Lo que quiere Colau es quitar los 4 millones de euros que pone desde 2013 Barcelona para que el circuíto lleve el nombre de Barcelona. Una total sandéz porque el dinero lo trae por estar cerca y no por llevar el nombre.
“Ada Colau, ganadora de las elecciones a la alcaldía de Barcelona al frente de BComú, ha asegurado que la subvención de cuatro millones de euros que el ayuntamiento de la ciudad ofrece al Circuito de Barcelona-Cataluña “no es la prioridad”.
El Ayuntamiento de Barcelona firmó en 2012 un acuerdo de patrocinio con el trazado de Montmeló, que añade su nombre a la denominación del circuito. La ciudad ve su imagen reforzada por el circuito y éste a su vez incorpora el nombre de la ciudad.”

http://www.marca.com/2015/05/27/moto...744515.html

Así que antes de despotricar, infórmese por favor.

NRNR

Cierto. Lo acabo de contrastar y así parece.
Siempre contrasto algo antes de repetirlo, pero a veces se me cuela.

El resto del mensaje lo dejo igual:

Algunos grupos que componen esa coalición han dejado repetidamente claro que lo usan para ganar votos de bobos que se informan de vídeos de YouTube y blogs.
Ahí entran los transgénicos, las vacunas, etc…
La monja, que quizá se presente para presidir la Gene, incluso promociona el llamado MMS, quizá la chaladura más chalada que he conocido en la vida después de los chemtrails.
Ejemplos de delirios sobre integrantes (personales y grupos políticos) concretos es realmente larga. Quien tenga curiosidad lo encuentra rápido, y para los individuos también recomiendo entrar en sus redes sociales y mirar antes de lanzarse en el proyecto político.

Lo del clientelismo y poner palos en las ruedas a los que ellos consideran “malo” (en algunos vídeos de mítines critican ciertos proyectos de “capitalistas” y entonces malo), es muy obvio.
Sólo hay que repasarse los vídeos de ellos, además de las declaraciones a nivel individual en redes sociales de los integrates.

Aunque lo peor es el vacío de información, ya que hay muchas cosas difusas o no concretadas. Luego es entrar en las redes sociales para ver qué opina esta gente y da auténtica grima del sectarismo y creerse en posesión de La Verdad.

Pero lo que me preocupa a mí es el odio como argumento. Hay mítines en los que se repite varias veces subnormal, gentuza, y otro tipo de calificativos para agitar a la gente.
Esto, añadido a lo que dicen muchas veces de “Si nos atacan a nosotros os atacan a vosotros. Nosotros somos el pueblo, y el pueblo es nosotros”, pues es una mezcla con un tono de odio que sólo he visto algo comparable a algunos momentos estelares del ultra Anglada contra la inmigración.

Antes la política era patética, ahora es deleznable.

DarylDaryl

“Zona libre de Transgénicos” no es una idiotez ni palabreria hueca ni maguferia sino una muestra de un Totalitarismo ideológico hipócrita y deleznable pues aboga por no plantar EN NUESTRA TIERRA, municipio o pais, OGM pero se beneficia de los OGM plantadas en OTRAS TIERRAS.

En lenguaje políticamente correcto, es la técnica de “si algo sale mal, que la mierda se la coman otros que nosotros nos llevaremos los beneficios” en forma de piensos, ropa, vacunas, medicamentos y tecnología alimentaria.

Esa declaración no es solo un brindis al sol ( tengan o no competencia los ayuntamientos) sino una realidad a nivel europeo practicada por todos los partidos, desde hace años y cada vez más extendida. Salvo el maiz, (y solo en algunas zonas de España) no se plantan OGM en ningún otro lado: ni algodón, ni patatas ni arroz, ni berenjenas. Y ni se plantaran a corto plazo. Hace unos años a un miembro de IU de Andalucía, le censuraron (SI, CENSURA PURA Y DURA) en Mundo Obrero por defender la investigación y desarrollo de OGM con un argumento de cajón: O lo hacemos desde la Administración e Instituciones, como hacen CUBA, BRASIL o IRAN (poco sospechosas de ser hipercapitalistas) con la ventaja de que podemos dirigir el desarrollo a aquellos productos que mejoren el desarrollo social o lo harán las empresas privadas que nos pasaran la abultada factura…en los productos que hayan decidido y les sean rentables a ellos, por supuesto.

Y he afirmado y me rubrico en que son una panda de HIPOCRITAS puesto que SOLO se dedican a perseguir los cultivos (no se publican la zonas de plantaciones para evitar que las arrasen. como ya ha pasado en zonas conocidas donde se realizaban cultivos experimentales) pero no irán a romper los envases de insulina y otros medicamentos en las farmacias ni a bloquear las tiendas donde están las camisetas y camisas de algodón transgénico.

Por último ¿Alguien ha pensado que la expresión “Zona libre de Transgénicos” es tambien una muestra de de UN COLONIALISMO EXPLOTADOR realizado por blanquitos caprichosos?

Si en un país africano montamos inmensas plantaciones de cacao, en detrimento de productos alimenticios locales, solamente para producir un producto superfluo (aunque este muy bueno) del que nos beneficiamos los europeos y condenamos, por la extensión de este monocultivo, al hambre a una parte de ese país, nos portamos como unos COLONIALISTAS muy, pero que muy, despreciables.

Entonces ¿Que somos cuando forzamos a que se planten, en países lejanos, miles de hectáreas de OGM, QUE NOSOTROS NO QUEREMOS HACER EN NUESTRA TIERRA, para alimentar nuestras vacas o fabricar pijo-camisetas que vendemos a precio de oro?

AntonioAntonio

Yo soy de Equo, y no estoy en contra de los transgénicos per se, porque es una tontería. Pero este artículo me parece que tiene un tono pésimo. Si tienes datos que corroboran tus afirmaciones, se lo mandas a los partidos o se lo dices que seguro te van a escuchar.
Y espero que la tontería de transgénicos si o no, se acabe con el tiempo. Más bien deberían de ver que impacto tienen esos trasngénicos en el medio, porque yo creo que es el principal problema. Como afecta un individuo mejorado geneticamente en un ecosistema. Desconozco si existen estudios sobre ello. Y ojo, no digo que la agricultura tradicional no tenga ese mismo problema.

elMaullidoelMaullido

¿Sabes por qué, no te responde nadie? Es muy simple, el maíz, los tomates y todos los vegetales que consume el humano, han sido alterados durante milenios y resulta que te preocupa acabar con que, ¿¿¿las plantas previamente modificadas por el hombre????

Una cosa es política y otra ciencia, cuando la legión de estómagos llenos antitransgénicos se de cuenta que a día de hoy, es la única solución contra inundaciones y plagas, a la vez la más ecológica por reducir hasta en un 70% El uso de pesticidas, usar menos sustrato, combatir climas adversos… ETC ETC

AntonioAntonio

El problema es que en muchos casos, el tener un cultivo transgénico a determinado pesticida o herbicida, lo que hace es que los agricultores o manipuladores no lo utilicen correctamente y se pasen de rosca.

De todas formas, la política y la ciencia van de la mano. Yo he visto el programa de Equo para las municipales en algunos sitios y me he llevado las manos a la cabeza.
Se investiga depende de quien haya en el gobierno o si no, mira las ayudas a las renovables y a su investigación a ver…

elMaullidoelMaullido

Los transgénicos están salvando vidas, pero ocurre que desde un sector político, se atacan indiscriminadamente, sin argumentos científicos. POR QUE NO LOS HAY

Fernando Frías

Bueno, los datos están ahí, tanto en términos generales como en relación al problema específico que comentas (pdf), y de hecho afiliados y simpatizantes de Podemos también plantearon ese debate y en su día propusieron modificar el programa europeo en relación a la declaración de la UE como territorio libre de transgénicos (pdf). El problema es que, al parecer, nadie de la dirección del partido está dispuesto a reconsiderar esa postura, ni siquiera los científicos, que siguen cayendo en el error de identificar los OMG con el dominio económico de determinadas multinacionales.

AntonioAntonio

Y tienes toda la razón. Los transgénicos son una herramienta, ni más ni menos. A veces se usará mal, a veces bien. Como a lo largo de la historia.
Yo creo que los transgénicos será al fin y al cabo, un tema a tratar como especies exóticas. Es un tema complicado, pero científicamente, no hay problema alguno en que se consuma. Y menos usarlo. Pero como siempre, es complicado cambiar la mentalidad de la mayoría cuando solo se dejan influenciar por estudios no científicos o por temas no residuales.
Dejo otro artículo que me ha parecido interesante, y aunque sea de otra página, creo que es algo positivo.
http://cienciasycosas.com/2013/10/12...ansgenicos/

OrbatosOrbatos

Yo creo que aquí hay algún punto a tener en cuenta en este debate.

Uno es la creencia de que el pueblo soberano toma decisiones, y que esas decisiones son las correctas y adecuadas, o que determinados políticos “de buena fé” buscan proteger a sus electores.

Ambas son falsas. La gente “opina” por lo general por lo que le cuentan, y muy pocas veces se molesta en confirmar la validez de esas afirmaciones. Un “pueblo soberano” puede declarar ilegal la ley de la gravitación universal si quiere, y a efectos legales en algún caso surrealista es posible que consiguiera aprobarlo legalmente, pero eso no quiere decir que ese “pueblo soberano” empezaría a flotar en caída libre con el culo al aire. Alguna gente exige por ejemplo que es “democratico” que se tenga en cuenta la exigencia de enseñar que junto a la idea de la evolución, tenemos la de un señor mayor con barba y una sabana que hizo a los hombres con barro, y luego aparentemente seis meses haciendo insectos porque se aburría mucho. O puede que algunos exijan que se enseñe en las escuelas que la homosexualidad es una enfermedad que debe de ser corregida, o que los zurdos son adoradores del demonio malvado.

Y no creo que eso sea así. Si “el pueblo soberano” dice una completa estupidez, dice una estupidez. El que haya mucha gente que crea una mentira a pies juntillas no la convierte en cierta, la legislación para proteger a ese mismo “pueblo soberano” de magufadas, mentiras, estafas, trileros, sanadores, lectores de posos del café, doblacucharas, gente que habla con los muertos (que todos están en el cielo, hasta los perritos) y una lista demasiado larga como para ponerla aquí son legión, y encima están protegidos por las leyes.

Tiene gracia que si yo pretendo estafar a un anciano con la lectura del gas, eso es un fraude y debería de recibir un castigo por ello, ya sea multa, cárcel o lo que sea. Si le saco el dinero permitiendole “hablar” con sus seres queridos muertos, o “prediciendo” su futuro, es completamente legal.

¿Estamos locos o que?

Otro tema es que aparentemente, pocos tienen el valor para decir la verdad. Que muchos grupos “ecolochachis” están en realidad a sueldo de empresas y multinacionales que los manipulan hábilmente para sus propios fines., y demasiados bobos bienintencionados con “poder de decisión” se lo creen a pies juntillas.

2 Trackbacks

Responde a @ComandoGlucosa

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Cancelar