El Colegio de Farmacéuticos de Navarra y la homeopatía. Y Australia.

Aunque Australia y Navarra estén separadas por unos 15.000 km de distancia (algo menos si tomamos un atajo), no están en las antípodas, pero por lo visto sus Colegios de Farmacéuticos sí. Y, al igual que pasa con el horario, los farmacéuticos australianos llevan mucha delantera a los de aquí.

Verán, hace un par de semanas se celebró en el Ateneo Navarro el curso Frente a las pseudociencias, como ya les anticipé en su día, y la primera charla corrió a cargo nada menos que de Helena Matute, una de las mejores investigadoras del mundo en psicología experimental. Pueden acceder a todas las charlas del curso a través de la web de su director, Luis Tarrafeta, pero en concreto la de Helena, titulada ¿Por qué resultan tan atractivas las pseudociencias?, es esta de aquí:

Naturalmente, con esa temática era inevitable que saliera a la palestra la pseudociencia de moda, la homeopatía, que a pesar de lo absurdo de sus postulados (o quizá gracias a haber sabido ocultar esos postulados tras una apariencia “natural” y hasta “científica”) ha conseguido hacerse un hueco en nuestra legislación, nuestras universidades y, ¡ay!, nuestras farmacias.

Y por lo visto ese fue el callo más doloroso que pisó Helena, porque un par de días después las presidentas del Colegio de Farmacéuticos de Navarra y de la Empresarial Farmacéutica Navarra publicaron en Diario de Navarra sendos artículos (pdf por cortesía del propio Colegio) titulados El farmacéutico no te engaña y Los farmacéuticos realizan atención farmacéutica, en los que se lanzaban a la difícil tarea de desmentir a Helena Matute y justificar la venta de homeopatía por parte de sus colegas.

Sin lograrlo.

farmanavarra1

Helena Matute, que a su currículo académico e investigador añade el hecho de ser una gran persona, prefirió no entrar en un debate que las farmacéuticas habían convertido en personal, con sus acusaciones de haber faltado al respeto y difamado a su profesión. Pero no faltó quien recogiera el guante: tres días después el mismo Diario de Navarra publicaba una columna titulada No se fíe de mí en la que Fernando Hernández diseccionaba minuciosamente la homeopatía, con párrafos tan contundentes como este:

Mientras el resto de las pseudociencias están arrumbadas en ferias esotéricas y en los anuncios que se pegan en las farolas, la homeopatía, sin haber demostrado su eficacia ni los principios que rigen su funcionamiento, se ve bendecida por su mención en leyes y reales decretos, y ocupa en las farmacias un lugar junto a fármacos cuya aprobación ha necesitado de un proceso largo y costoso. Es como si, además de dar explicaciones sobre la formación de las estrellas, Javier Armentia se dedicara a preparar cartas astrales en el Planetario.

Pero no se fíe de mí. Saque sus propias conclusiones.

No se fíe de mí

Y Javier Armentia, evidentemente, no se quedó en el Planetario. De hecho no se quedó en ningún sitio: el pobre tuvo unos días ajetreados incluyendo su participación en el curso junto a Joaquín Sevilla (con otra charla imprescindible) y su partida a Bilbao para participar en Naukas 2015. Pero sí que tuvo tiempo de escribir su entrega semanal para Noticias de Navarra, titulada esta vez Pseudociencia en la salud, en la que recordaba al hilo del curso que

Algunos de los asistentes, muchos, sentían desamparo. ¿Cómo saber dónde está lo fiable y confiable? La respuesta invitaba a informarse, a ser críticos; pero bien sabemos que es una batalla perdida. Menos cuando la única reacción que vimos es cómo asociaciones farmacéuticas navarras se quejaban con el argumento de “porque yo lo valgo”. Pobre para ser cooperadores necesarios de un negocio basado en la pseudociencia aunque también sean los lugares donde tenemos los medicamentos que sí nos curan.

La columna de Javier no era, por supuesto, una carta astral, pero casi dan ganas de consultar la de aquel día 10 de septiembre para ver si los astros habían preparado alguna especie de broma a costa de las defensoras de la venta homeopática en farmacias. Y no porque se diera la casualidad de que justo en la página opuesta del periódico estuviésemos Pablo Linde y yo con cara de guasa…

IMG_20150910_131446r

…sino porque también se produjo otra casualidad que puede que no fuera cósmica, pero sí al menos planetaria. Y es que en Australia, ese mismo día (y unas horas antes, ya saben) apareció la noticia de que la Pharmaceutical Society of Australia acababa de publicar un documento de toma de posición en cuanto al papel de los farmacéuticos respecto a las terapias complementarias (pdf), en el que indica que (la traducción es mía):

La PSA se adhiere al informe del NHMRC de marzo de 2015 que concluyó que la homeopatía no es efectiva para ninguna patología y que no debe utilizarse para tratar patologías crónicas, graves o que puedan agravarse. El NHMRC también menciona que los consumidores pueden poner en peligro su salud si rechazan o retrasan tratamientos para los cuales hay buenas evidencias sobre su seguridad y eficacia.

La PSA no apoya la venta de productos homeopáticos en las farmacias.

Los farmacéuticos deben usar su criterio profesional para impedir el suministro de productos sin evidencias fiables de su eficacia o con evidencias de su falta de efectividad.

La PSA hace notar que otras organizaciones sanitarias han adoptado posturas similares respecto a la homeopatía.

Posición que es también la que deberían haber mantenido en el periódico y en su práctica las farmacéuticas navarras. Escudarse en la situación legal de los productos homeopáticos (que ni siquiera es la que ustedes dicen, señoras Galipienzo y Jiménez: lean o, si les da pereza, busquen alguno de esos productos homeopáticos que venden ustedes en la base de datos de medicamentos de la AEMSP) no les exime de su responsabilidad como profesionales sanitarios expertos en medicamentos, y ese sobrado criterio para aconsejar a sus pacientes del que presumen debería llevarles a no vender, y mucho menos recomendar, productos ineficaces. Y si de verdad les escandaliza que se hable en el mismo foro y contexto del colectivo médico-farmacéutico, la astrología y la lectura de las cartas del tarot, intenten evitar que haya motivos para ello.

Y sí, con sus artículos ya hemos visto que ante esta situación su reacción es criticar a quien tiene el atrevimiento de decir que el emperador está desnudo, y en el caso de algún otro Colegio hasta se ha llegado a intentar castigar a un farmacéutico por mantener una postura íntegra con respecto a la homeopatía. Pero bueno, ya que no hacen caso de la evidencia científica, al menos tomen ejemplo de sus colegas. Que están bastante más adelantados que ustedes, y no solo por el horario.

11 Comentarios

Participa Suscríbete

RubénRubén

Hola.

Ciertamente es vergonzoso la actitud de muchos de mis “colegas” de profesión. Hay que ser muy cortos de miras para no ver que toda esta locura de tener a la homeopatía en las farmacias acabará por minar del todo la confianza que la población tiene en nosotros, si no ha sucedido ya.

Fernando Frías

Es peor aún: al parecer varios Colegios de Farmacéuticos carecen de código deontológico. No sé cómo estará la cosa en el de Navarra, pero hace pocos años hablaban de que había que ponerse a elaborarlo y en su página web no hay ni rastro del documento, así que…

PrecarioPrecario

Una pena no haber podido asistir a vuestra charla. Estuve en la de Gámez que fue muy interesante también.

Ya era hora de tocar el tema de la homeopatía, muy presente en las farmacias de Pamplona en carteles y escaparates… Nuestra ciudad saca pecho en el tema sanitario con la Universidad de Navarra y su Clínica Universitaria, pero pecamos de dolencias homeopáticas en farmacias como cualquier otra ciudad o región, si no más.

Mis felicitaciones a Helena, Pablo, Fernandos y Javier por sacudir este asunto lo suficiente como para que se hable de ello en los medios. El colegio de farmacéuticos se ha retratado, y ha quedado patente que los euros pesan más para estas personas que el número de Avogadro y los últimos 200 años de investigación en química.

RubénRubén

Hola.

Me consta que es todavía más grave, es decir, no sólo se trata de dinero, quiero decir que sí, que hay “farmacéuticos” que creen en ello.

Y la falta de rigor no sólo se da en esto, si no que en otros productos, y me viene a la mente el tema de los probióticos, son demasiados los compañeros que trabajan uno u otro dependiendo de las condiciones que el laboratorio les ofrece a la hora de precios y bonificaciones en lugar de usar como criterio datos de ya no resultados clínicos, es que ni siquiera la cantidad especificada de bacterias ni la especie de las mismas.

ConsiConsi

Los farmacéuticos con farmacia propia deberían diseñar su cartel de “Aquí no se dispensa homeopatía”, así se empezaría a hablar del tema en medios de comunicación para que le llegara a más a gente.

Santiago OchoaSantiago Ochoa

Si entrais en el COF Navarra, pestaña SERVICIOS- Información al ciudadano vereis varios puntos y uno de ellos se titula: Productos milagro. En el que se puede leer entre otras cosas:
No hay una clasificación establecida, pero podemos encontrar productos milagro de
distintas características:
– Los que por su composición es imposible que tengan los efectos que prometen.
– Los que su composición justificaría los efectos prometidos, pero no han seguido
la vía correcta de autorización.
– Productos basados en terapias exóticas, de eficacia aún no demostrada.
– Productos “estrambóticos”: pinzas, imanes, pulseras…
El primer guión ya se ajusta a lo que la ciencia dice sobre la homeopatía. Al final deja un recado a los usuarios de farmacia:
“Y recuerde…ante la tentación de comprar uno de estos productos, consulte al
farmacéutico: él le informará sobre la veracidad del mismo y de su publicidad, así
como sobre si es conveniente o incluso si existen riesgos para usarlo en su caso.”
El problema es que cuando le consultas al farmaceutico no tiene ni idea, y comenta las coletillas típicas de la persona mal informada.
He oido personalmente en la farmacia que “Bueno, es que ya no me acuerdo de “nada” de lo que estudie en la Universidad”, y en otra ocasión le decía a una persona mayor ” Vete a este acupuntor de Logroño porque todas mis amigas dicen que le ha quitado la ansiedad…” Me consta que con buena intención, pero eso les exime de la responsabilidad de no hacer bien su trabajo.
Por otra parte no estoy de acuerdo con Marta Gallipiezo cuando dice:
“Los farmaceuticos tenemos la confianza de nuestros pacientes y la conseguimos en base a creencias. La ganamos día a día con nuestra buena praxis”. Por mi experiencia, la clientela la ganan al conversar y empatizar con el enfermo (mayormente gente de edad ya jubilados que necesita hablar de sus cosas). Esto lo entiendo como una “buena praxis”, pero poco más hacen dada su responsabilidad con la salud.
Venga.

Santiago OchoaSantiago Ochoa

Perdon por el error al final del penúltimo párrafo cuando digo ” pero eso les exime..” ,sería ” …no les exime…”

RubénRubén

¿Como se consigue confianza en “base a creencias”?

¿Que pintan las creencias en una farmacia? ya sea homeopatía o estampitas de santos.

Por otro lado, el que estén esos productos “milagros” ya supone una verdadera vergüenza, pero es que si además, como decía antes el titular los vende no sólo por beneficio, sino que también por que cree en ellos… todo el que entre en esa farmacia cae automáticamente en manos de un tarado sin credibilidad ni formación sanitaria suficiente como para llevar ese establecimiento, que sí, es privado, pero según la legislación de “interés público”.

MateoMateo

Dicen los homeópatas que el agua tiene memoria y es cierto. Yo lo he comprobado. De hecho, cuando me ducho, el agua de mi casa me recuerda que llevo tiempo sin hacerlo y, así que empiezo, se desliza por mi cuerpo a borbotones, ora de arriba a abajo, ora de abajo a arriba, y especialmente insiste y se deleita sobre… bueno, aquí lo dejo porque a mí, esto de la homeopatía me pone muy tonto.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>