Otra vez gracias a Javier Armentia nos enteramos de un nuevo paso de la Universidad de Zaragoza en lo que parece una campaña deliberada para liderar la oferta docente de magia, hechicería y superstición a escala mundial. Esta vez, como cuenta Javier, se trata de una delirante conferencia sobre “Cerebro e Hipnósis (sic) clínica, la nueva Medicina” a cargo de Carlos Bogdanich, que es nada menos que un “Astrólogo e Hipnólogo clínico”.

Como pueden comprobar, esta vez ni siquiera le cabe a la Universidad la excusa de que se ha dejado colar un gol por un charlatán: la conferencia ha sido organizada por la Universidad de la Experiencia de Zaragoza, adscrita al Instituto de Ciencias de la Educación. Y junto a ella, el Ayuntamiento de Monzón, que no solo presta sus instalaciones para el acto, sino que también cede su imagen para que la asocien con él.

Javier Armentia indica en su entrada una serie de direcciones a las que se puede (y debe) enviar cartas de protesta. Aprovéchenlas, porque al paso que vamos dentro de poco la comunicación con la Universidad de Zaragoza solo será posible enviando una lechuza mensajera o tomando el tren en el andén 9 y 3/4 de la estación de King’s Cross…

Actualización a 1 de marzo: Lo cuenta de nuevo Javier Armentia:

Lamentablemente, tal y como cuenta Javier, lo han hecho

instados por la concejalía de cultura del Ayuntamiento de Monzón

El Ayuntamiento, avisado por quienes siguiendo la petición de Javier le alertaron sobre lo que iba a ocurrir, se merece un aplauso. La Universidad de la Experiencia de la Universidad de Zaragoza, en cambio, debió conocer el contenido de la charla, a pesar de lo cual la programó y solo la suspendió cuando se lo pidieron desde el Ayuntamiento. Es, por tanto, una buena noticia para el pensamiento crítico, la ciencia y el sentido común, pero no para la Universidad de Zaragoza, que sigue estando por méritos popios a la cabeza de esta Lista.

Vean, vean ustedes:

Semejante despropósito parece sacado del anuncio de una academia de curanderos, pero no es así: procede de la revista del Colegio Oficial de Médicos de Murcia, y si ahora mismo no aparece también en su web no es por la vergüenza que debería darles publicarla, sino simplemente porque está en obras.

Que haya médicos que practiquen o promuevan la homeopatía dice muy poco de su formación. Que muchos de sus Colegios Profesionales (y hasta la Organización Médica Colegial, aunque después haya intentado suavizar y matizar su postura original) la apoyen parece más una desgraciada consecuencia del corporativismo que lo que cabría esperar de unas organizaciones cuyo propio código deontológico considera que no son éticos, entre otros,

los procedimientos ilusorios o insuficientemente probados que se proponen como eficaces

o

la simulación de tratamientos médicos

Pero que un Colegio de Médicos monte un curso sobre el “tratamiento” de enfermedades muy graves, a veces mortales, mediante la homeopatía, no tiene una explicación sencilla. Siendo sarcásticos podríamos pensar que, al fin y al cabo, al estar orientado hacia la tercera edad se trata de pacientes que de todos modos se van a morir pronto. Y, siendo realistas, nos gustaría creer que semejante temeridad se debe solo a la ignorancia, y que el Colegio de Médicos de Murcia rectificará tan pronto como se dé cuenta de lo que está anunciando. Promover el uso de la homeopatía para patologías leves es una irresponsabilidad, pero hacerlo para tratar una neumonía agudas, un accidente hemorrágico agudo, una gripe o un golpe de calor en un anciano roza lo criminal.

Nota: gracias por la información a Javier Armentia y al médico indignado que se la remitió.

Que sí, de verdad que se llama así. Lo pueden comprobar en el programa de estudios del Grado de Medicina:

30ac8-2011-02-08_00-52_universidaddezaragoza
938cc-2011-02-08_00-53_universidaddezaragoza

Y la verdad es que suena la mar de grandilocuente, ¿verdad? Y es que no hay nada como poner un nombre rimbombante para llamar la atención.

Con el único problema de que, claro, puesto que el nombrecito no significa nada, los alumnos e interesados corren el riesgo de no enterarse de qué va la cosa. Menos mal que la Universidad de Zaragoza, siempre tan previsora, lo aclara en su tablón de anuncios:

4606f-anatom25c325ada

Como explica la ficha de la asignatura, entre sus objetivos están el dar a conocer la fisiología y la anatomía según la medicina tradicional china. No aclaran si para ello es preciso, como parece obvio, olvidar previamente la fisiología y la anatomía humanas según los conocimientos científicos. Pero teniendo en cuenta que no es, ni mucho menos, la única pseudoterapia que se enseña en la Facultad de Medicina zaragozana, parece que eso de olvidarse de cómo es y cómo funciona en realidad el cuerpo humano es solo cuestión de tiempo. De hecho, la Universidad de Zaragoza cuenta hasta con un busto de Samuel Hahnemann, el inventor de la homeopatía (aunque hay que reconocer que habitualmente no luce de esta guisa).

e4da9-snc00765

Por otra parte, también hemos sabido que no hace muchos años que un grupo de profesores de la Universidad de Zaragoza consiguió frenar la enseñanza de la astrología (sí, en serio), si bien a estas alturas quizá tampoco parezca tan fuera de lugar.

En fin, quedamos a la espera de que la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza anuncie el fichaje del profesor Severus Snape para sus clases de farmacología, y a Oblongo Ngué como titular del departamento de fisiología. No desentonarían.

Tal y como cuenta Magonia, la Universidad de las Islas Baleares anda promocionando entre sus alumnos nada menos que un bochornoso curso titulado “Vacunas, la verdad silenciada”. En el cual, como su nombre indica, se dedicarán precisamente a eso, a silenciar la verdad sobre las vacunas y contar cuatro milongas propagandísticas contra la vacunación.

Afortunadamente para la Universidad, no consta como organizadora del evento, que se llevará a cabo en un centro social que el Ayuntamiento brinda generosamente para… bueno, para este tipo de comportamientos decididamente antisociales. Pero no deja de ser vergonzoso que toda una Universidad promueva lo que solo puede calificarse como un atentado contra la salud de todos.

No cabe duda de que la homeopatía es una de las pseudomedicinas de moda, incluso entre los veterinarios. En países por lo visto más civilizados que el nuestro esta popularidad se manifiesta, por ejemplo, en que los organismos veterinarios han advertido públicamente del riesgo que supone tratar a los animales con remedios inútiles. Y aquí, como contraste, tenemos a nuestras Universidades montando cursos de homeopatía veterinaria.

Es el caso de la Universidad de Córdoba, que poco a poco va escalando posiciones en nuestra lista gracias a cosas como esta:

A decir verdad, el curso está un tanto escondidillo en la web de la Universidad (hay que buscarlo aquí, concretamente en el área, con perdón, de ciencias de la salud). Pero una vez encontrado sus intenciones son bastante claritas: según los responsables (de nuevo, con perdón) del curso universitario, sus objetivos son

Y es que de eso se trata: de atender a la demanda del negocio. Ni más ni menos.

Ante lo cual, y siguiendo con nuestra labor altruista, nos permitimos proponer a la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Córdoba que siga otro ejemplo que nos llega de Gran Bretaña y se pongan también a enseñar esto otro. Al fin y al cabo sirve exactamente para lo mismo, para sacarle los cuartos a los clientes incautos, con la única diferencia de que los ingleses van de broma. Lo cual, qué quieren que les diga, tratándose de este tema es algo mucho más serio que lo de la Universidad cordobesa, ¿no les parece?

La finalidad principal no es darle a vuestra mente más información ni creencias, ni tratar de convenceros de algo, sino generar un cambio de conciencia, es decir, un despertar, reconociendo al ego con su forma de pensar, hablar y actuar, además de los procesos mentales colectivos condicionados que perpetúan el estado de adormecimiento, para luego des-identificarnos.

La infelicidad y la negatividad son una enfermedad en nuestro planeta. Están en todas partes, no solamente en los lugares donde las personas no tienen lo suficiente, sino todavía más donde la gente tiene más de la cuenta. ¿No es sorprendente? No. El mundo desarrollado está más profundamente identificado con la forma, más atrapado en el ego y sin vivir el momento presente.

Además de tratar los temas anteriores, se darán las herramientas prácticas para que el despertar de la conciencia pueda realizarse de manera efectiva a través del acceso al momento presente y el conocimiento interior mediante el empleo de diferentes técnicas de meditación-mindfulness y otras prácticas meditativas.

Aunque lo parezca, estos párrafos no proceden de uno de esos programas que generan, de forma aleatoria, textos grandilocuentes pero vacíos de contenido. O, bueno, quizá sí procedan de uno de esos programas. Sea como sea, son las palabras con las que la Universidad de Almería (que hace su debut en nuestra lista) presenta la segunda edición de su Curso de crecimiento personal. Técnicas Para el Desarrollo de la Conciencia Plena (Mindfulness): Salud Física y Psicológica.

¿Que qué es eso? Buena pregunta. A primera vista parece un batiburrillo de chorradas místicas. Y en segunda y ulteriores vistas… pues también. Vean si no el programa del curso:

Para desarrollar tan enjundiosos temas, la Universidad ha contado con la valiosa colaboración de un grupo de expertos entre los cuales, como se explica en el folleto del curso (pdf), se encuentran personajes como un Venerable Lama tibetano, un Chamán de Perú o una “Maestra de un Curso de Milagros y creadora de IntroDanza”. Toda una garantía de… bueno, toda una garantía.

En fin, cualquiera es libre de gastarse los 250 euros que cuesta el curso en eso o en lo que le dé la real gana (otra cosa es que sea éticamente aceptable que una Universidad pública programa semejante cosa, claro). Pero si no quieren ustedes pasar por caja, les ofrecemos con gusto una muestra más económica y sin duda mucho más profunda de la sabiduría oriental y estas cosas. Que la disfruten.

Cualquier persona con un mínimo de experiencia en el mundillo de las pseudociencias sentiría una cierta alarma al encontrarse con una afirmación como esta:

Y es precisamente eso lo primero que se topa uno al visitar la web del llamado “Método Arcón” de adiestramiento para perros de rescate. Eso y un montón de fotografías y alusiones a los muchos méritos de su creador (y propietario de la página), de quien se incluye nada menos que una “Biografía oficial“, con lo cual las alarmas empiezan a adoptar un tono ensordecedor.

A decir verdad es muy difícil evaluar un método de este tipo. Ciertamente, un vistazo a la “introducción” que publica la propia web vuelve a traernos a la cabeza muchas de las características propias de las pseudociencias. Organizaciones tan prestigiosas como la Internationale Rettungshunde Organisation, la American Rescue Dog Organisation o el American Kennel Club no parecen haber oído hablar siquiera del método. Y en nuestro país las opiniones están divididas, básicamente, entre el entusiasmo de… bueno, del creador del método, por un lado, y la crítica en algún foro especializado, por otro. De hecho, a la vista de lo que cuenta Andrés Tonini desde México, esto del “Método Arcón” tiene toda la pinta de ser algo así como un GT-200 en versión canina.

Por eso resulta como poco sorprendente que la Universidad de Córdoba vaya a impartir un Curso de introducción al Método Arcón, dotado con 3,5 puntos de libre configuración.

Hay que reconocer que visto así esto no parece gran cosa. Vamos, parece algo tan periférico, tan poco académico, como si anunciaran un curso sobre cine checo de autor en los años sesenta o las diversas formas de preparar y degustar el ajo blanco, ¿no? No es un reconocimiento oficial, ¿verdad?

Pues no lo sabemos, pero lo parece. En la nota publicada por la Universidad (aunque lo que dice y la forma en que lo dice recuerda sospechosamente a los contenidos de la web oficial del método) podemos leer que

La Universidad de Córdoba llevará a cabo proyectos de investigación y desarrollo dentro del campo de la Etología tras la firma de un convenio entre su rector José Manuel Roldán y Jaime Parejo, creador del método Arcón, para la utilización de éste en relación con las materias de Etología y Protección Animal que se imparten en los estudios de Grado y Postgrado de la Universidad de Córdoba.

El método Arcón está considerado un revolucionario sistema científico para la formación e intervención de equipos caninos de búsqueda, que ha incrementado el salvamento de personas en catástrofes habiendo recibido reconocimientos como el primer premio de investigación científica otorgado por la Real Sociedad Canina de España o el certificado de distinción del premio Sasakawa de las Naciones Unidas.

Claro que eso no es nada al lado de lo que dice la propia web del método (las negritas son nuestras):

Desde el 13 al 17 de diciembre de 2010, se impartirá oficialmente en la Universidad de Córdoba, por la citada Institución, el I curso “Introducción al Método Arcón, sistema de formación e intervención para Equipos Caninos de Búsqueda y Detección”.

Este curso, rigurosamente seleccionado y oficialmente aprobado, está englobado en la macro-área de ciencias experimentales, contemplado como actividad docente teórico-práctica dentro de la asignatura de Etología, Protección Animal y Etnología del Plan de Estudios de Veterinaria de la Universidad de Córdoba y presenta una duración de 50 horas teórico-prácticas ( 5 créditos ), presenciales, distribuidas en 5 días .

Y todo ello, en fin, palidece al lado de lo que dice este significativo (y en cierto modo hasta escalofriante) comentario a la nota de la Universidad:

me siento orgullosa de ser ARCONIANA, es hermoso poder dar nuestro aporte a la humanidad con el salvamento

Vamos, que por lo visto es verdad que todo esto del “Método Arcón” es un Reconocido avance para la Humanidad. Lo que no está claro es hacia dónde es el avance.

El gran George Orwell definía doblepensar como

la facultad de sostener dos opiniones contradictorias simultáneamente, dos creencias contrarias albergadas a la vez en la mente.

No sé si este es el caso del Ilustre Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Andalucía, pero sería una manera benévola de ver el caso: al fin y al cabo serían sinceros haciendo lo que hacen.

¿Y qué es lo que hacen? Bueno, para empezar vamos a echar un vistazo a esta interesante noticia:

No hace falta que se dejen los ojos en la pantalla. Les transcribo las jugadas más interesantes:

Los fisioterapeutas denuncian la proliferación de cursos ‘sanitarios’ sin reconocimiento ni validez académica.

El Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía ha puesto en marcha una campaña informativa para alertar a los ciudadanos sobre la nula validez de los cursos impartidos en diferentes centros formativos, academias e incluso gimnasios y centros deportivos andaluces con similares contenidos a los que se imparten en las universidades de Fisioterapia pero sin habilitar legalmente a sus alumnos para tratar dolencias o lesiones de posibles pacientes o clientes.

Concretamente, los fisioterapeutas han denunciado ante los servicios provinciales de consumo a los centros “Kiros”, “Chamán”, “Praxis”, “Orthos”, “CEMETC”, “Aquafor”, “ESEN”, “Ávalon”, “Osteomed” y “Hufeland”, entre otros, por presunta publicidad engañosa y por inducir a posibles errores a sus alumnos sobre la validez de los cursos que ofertan, ya que, contrariamente a lo que obliga el decreto 175/1993, de 16 de noviembre, no indican en su publicidad que se trata de cursos no reconocidos por las autoridades académicas (Consejería o Ministerio de Educación) como enseñanzas oficiales (…).

La nula validez de estos cursos implica que el Colegio de Fisioterapeutas, en defensa de la salud de los ciudadanos, ejercerá las medidas legales oportunas contra quienes utilicen las enseñanzas impartidas en éstos y otros centros similares para el tratamiento de lesiones y dolencias de los pacientes, advierte Villafaina.

En este sentido, el Colegio de Fisioterapeutas ha puesto su gabinete jurídico a disposición de los posibles afectados de estos cursos para poner en marcha reclamaciones y acciones legales necesarias en defensa de los derechos de los consumidores.

La noticia se complementa con el anuncio publicado por el Colegio explicando todo eso, que es este de aquí:

Así como varios recortes de prensa y, lo más interesante, un listado de títulos que pueden encontrar en pdf aquí.

Hasta aquí muy bien, ¿verdad? Vamos, ya era hora de que alguien, aunque sea un Colegio Profesional actuando en interés de sus Colegiados, se preocupase de poner un poco de orden en esto de las titulaciones de pacotilla, ¿no?

Bueno, pues sí, está muy bien. Lo que no está tan bien es que en la misma web del Colegio nos encontremos con cosas como esta:

O que en su apartado de formación (el enlace apunta a una captura de la web realizada en el momento de escribir esta entrada) se nos ofrezcan cosas como estas:

DESACTIVACIÓN DE PUNTOS TRIGGERS CON AGUJAS Y CORRELACIONES ENTRE LA MEDICINA CHINA Y LAS CADENAS MIOFASCIALES:

ACUPUNTURA RACIONAL PARA FISIOTERAPEUTAS:

CURSO VENDAJE NEUROMUSCULAR “KINESIOTAPING”:

TRATAMIENTO CON NUTRICIÓN Y MEDICINA ORTOMOLECULAR DE PATOLOGÍAS MUSCULOESQUELÉTICAS Y REUMÁTICAS:

DRENAJE LINFÁTICO MANUAL:

Etcétera, etcétera. Cursos que tienen exactamente la misma validez legal (por no hablar de la científica) que los que el Colegio denuncia. Es decir: ninguna. De hecho, la única diferencia apreciable entre ellos es que a unos los denuncia el Colegio y a otros los homologa previo pago, eso sí, de las generosas tasas que detallan las normas colegiales (y que se pueden consultar en este documento de word).

En fin, como pueden ver es un caso de libro de doblepensar. Y eso siendo generosos a la hora de calificarlo, ¿verdad?

Seguro que recuerdan la historia de los astrólogos que le colaron unas jornadas a la Universidad de Alicante. O aquella otra, más sangrante aún, del seminario espiritista celebrado en la Universidad de Castilla-La Mancha, que no solo se llevó por delante el prestigio de la institución, sino que acabó con una condena al profesor que advirtió a las autoridades universitarias de que les estaban tomando el pelo. El problema, en estos y en otros muchos casos, es en parte la falta de unos mínimos controles para evitar que las instalaciones universitarias alberguen actos contrarios a la labor de promoción de la cultura, la ciencia y el saber rigurosos que caracteriza a las Universidades (o que debería caracterizarlas, aunque, como vemos en esta lista, no siempre sea así). Y en parte, por qué no decirlo, la desidia de las autoridades universitarias, que ni siquiera son capaces de rectificar cuando alguien les señala que se han dejado colar un gol en toda la escuadra.

La Universidad de Murcia tiene un bonito Centro Social con la finalidad de ser, según dice su web,

un espacio común y abierto a las iniciativas de información, cultura, servicios y ocio de la comunidad universitaria y de la sociedad en general, acentuando el papel protagonista de los usuarios como promotores de sus actividades, complemento necesario para una formación integral.

Con este fin, nos comprometemos a una mejora continua del Centro y a facilitar, en la medida de nuestras posibilidades, los medios para la materialización de sus proyectos que son, a la postre, los de la Universidad de Murcia.

Desde su creación la presencia del Centro Social Universitario en la sociedad murciana debe hacerse presente constituyendo una “punta de lanza” que haga patente el papel protagonista de la Universidad de Murcia como foco del pensamiento y del conocimiento en la Región de Murcia, a través de su actividad social y cultural, impulsada por el espíritu abierto y multidisciplinar que caracteriza a nuestra Universidad.

Lo cual suena muy bonito. Pero estamos seguros de que no forma parte de esos “proyectos que son, a la postre, los de la Universidad de Murcia“, ni tiene nada que ver con “el papel protagonista de la Universidad de Murcia como foco del pensamiento y del conocimiento en la Región de Murcia” una cosa como esta:

Un título que puede parecer poca cosa. Pero lean, lean el programa. Ya me dirán qué pintan cosas como

LA ENFERMEDAD FÍSICA O PSÍQUICA: ¿DESENCADENANTE EMOCIONAL, BLOQUEO ENERGÉTICO QUE LA PERSONA NO LOGRÓ SOLUCIONAR?

ACTIVIDADES Y TERAPIAS OFRECIDAS DURANTE EL SÁBADO POR LA MAÑANA:

  • Ángela Ruiz Cánovas: Diagnóstico Con Quantum y receta de flor de Bach. Terapia grupal de regresión- renacimiento SELEGNA
  • Rita Grieshche: Masaje de Shiatsu.
  • Maribel Pintado: Reeducación postural.

EJERCICIOS PRÁCTICOS PARA TRANSFORMAR EMOCIONES DE BAJA FRECUENCIA EN EMOCIONES DE ALTA FRECUENCIA.

ALMA, CONCIENCIA Y ELEVACIÓN ESPIRITUAL.

ORACIONES PARA ELEVAR LA CONCIENCIA PLANETARIA

En una Universidad que se precie (y no creemos que la de Murcia sea una Universidad que se desprecie). Por no entrar en el currículo de algunos de los ponentes, entre los que tenemos una “terapeuta de Cráneo Sacral Biodinámica, Quiromasajista, drenaje linfático“, un “terapeuta de Polaridad, Biodinámica y terapia Quántica, reflexología, auriculoterapia“, una “Especialista en ‘Movimientos de Energías’, Maestra en Reiki, Primera Maestra Iniciadora de Reiki Angélico Occidental“, un “Coach profesional, Terapeuta Gestalt, Master Trainer en Programación Neurolingüística, Hipnoterapeuta, Maestro de Reiki, Practitioner de Flores de Bach“… Vamos, el único que parece medianamente normal es el que se presenta como “Trabajador de la Luz“, si no fuera porque el resto de sus habilidades -“terapeuta transpersonal y holístico, operador de radiónica, formador y facilitador de Integración del Ser, metafísica (Yo soy), regresiones, rebirthing“- parecen indicar que lo de “trabajador de la luz” no se refiere a que sea empleado de Iberdrola.

En fin, un evento que la Universidad de Murcia (y, de paso, las asociaciones AFADE, Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer y demencias de Alcantarilla; CANVI Cartagena, Asociación Murciana contra la Fibrosis Quística, que participan en el evento probablemente sin darse cuenta de dónde se han metido) no debería estar orgullosa de albergar. Ni siquiera teniendo en cuenta que en el cartel del evento no aparece el logotipo de la Universidad de Murcia;

Porque sí aparece bien claro que se realizará en sus instalaciones. Con las cuales deberían tener algo más de cuidado, la verdad. Que no es la primera vez que se la cuelan