La Universidad de Santiago de Compostela y su Máster en Medicina Natural

Aunque no existe una definición clara de lo que es la «medicina natural», parece que sí hay una definición, digamos, práctica: lo que resulta de mezclar toda clase de terapias, reales o presuntas, que se encuentren más o menos al margen de la medicina científica. Eso es, al menos, lo que parece entender la Universidad de Santiago de Compostela, que tiene a bien ofrecer al mundo su Máster de Medicina Natural.

Vean, si no, el estupendo programa del Máster:

Bloque 1. Medicina Naturista

Bloque 2. Fitoterapia

Bloque 3. Homeopatía

Bloque 4. Medicina tradicional china

Bloque 5. Nutrición y dietética

Bloque 6. Hidrología

Bloque 7. Terapias Manuales

Actividades prácticas

A primera vista, como ven, tiene toda la pinta de ser un curso bastante surtido de pseudociencia. Pero las primeras impresiones son engañosas: un vistazo al programa detallado de cada bloque permite comprobar que no es que esté bastante surtido, es que no hay más porque no les caben. Los alumnos de la Universidad de Santiago van a recibir una completa formación en geobiología, bioconstrucción y depuración del organismo, yemoterapia, acupuntura y reflexología o kinesiología, entre otras prácticas científicamente, ejem… bueno, dejémoslo ahí.

Y claro, no falta tampoco la homeopatía, a la cual se dedica nada menos que un bloque. Aunque quizá sea posible convalidar el título obtenido en alguna otra institución de prestigio

Pero no todo pueden ser críticas. Hay que reconocer, por ejemplo, que resulta muy interesante que el curso incluya como actividad práctica una estancia de un fin de semana en un balneario, que siempre viene bien. Y es de agradecer, sobre todo, la excelente información complementaria que ofrece la web del Máster. Así, por ejemplo, el apartado de «Profesionales y colaboradores» nos remite al blog Medicina Integrativa, en el que, aunque no faltan incursiones en temas tan apasionantes como el campo morfogenético del cuerpo, la conciencia colectiva o la historieta de las hamburguesas inmortales de McDonalds, el autor se centra sobre todo en la homeopatía. Lo curioso es que, entre chascarrillos sobre diversos remedios y «teorías» energéticas y fotónicas, también se le escapa alguna entrada más bien crítica, como la que habla sobre el número de Avogadro y el «suicidio» homeopático de la campaña 1023. Y es que al fusilar textos de aquí y de allá hay que tener más cuidado, caramba.

Como a la hora de programar una web. Porque, miren por donde, la página del curso también ofrece un interesante apartado de textos para descarga que permite estar a la última (con recursos como este dispensatorio norteamericano de, ejem, 1918 pdf), y es allí donde hemos encontrado el elemento más riguroso y científicamente intachable del Máster. Porque si pulsan ustedes el enlace que promete llevarles nada menos que a algo llamado «Homeopatía: pruebas científicas de su eficacia» aterrizarán en una web italiana que entre otras cosas dice

Lo cual es sencillamente innegable. ¿verdad?



21 Comentarios

  1. Que pena, si los que convirtieron a finales del XIX a esta FAcultad en una avanzadilla de la investigación científica levantaran la cabeza los mandarían a tomar po..Un médico ex-alumno de esta facultad

  2. Oigan, no se olviden de citar que uno de los artífices de ese máster ha conseguido colar contenidos DENTRO DE LA LICENCIATURA DE MEDICINA (!!!)http://www.usc.es/gl/centros/medodo/materia.html?materia=42530

  3. Me parece muy interesante. La verdad pero coincido en que no hace falta en absoluto estudiar medicina, lo que necesitamos son grados propios pagados con el dinero público como los vuestros. A saber: – Grado de psicologías alternativas. – Grado de medicina china y medicinas naturales- Grado de terapias holísticas – Grado en filosofías orientales y su repercusión en occidenteSe me ocurren muchísimas más interesantísimas, hmm. Espero con ilusión que lleguen pronto a las universidades españolas, se iban a llenar de estudiantes

  4. Diculpen todos pero que pena que para ustedes la medicina alternativa sea una avanzadilla de la investigacion cientifica. Pero a todos les hago una pregunta el algun momento se han ocupado aunque sea leer acerca de estas terapias?, ha tomado 30 minutos de su tiempo para aplicarselas?, entonces como SABER si realmente son buenas y surten efecto?. Claro es mas facil juzgar , hablar y catalogar a algo de parafernaria, de estafa y hasta de brujeria si ni si quiera saber de que se trata.Pues los que si estamos orgullosos de ser ACUPUNTORES y de practicar la medicina natural o alternativa con todos sus derivantes, como YO. Les digo que esto no es juego son años de estudios de formacion y sì hasta de POSTGRADOS como cualquier otra carrera universitaria, asi que nuestros titulos no han sido sacados de una caja de jabon.

  5. Pues nada, hazte el Master de Homeopatía de la Universidad de zaragoza p.e. y cuando a un familiar tuyo le descubran cancer, le pones unas agujas y le das unas gotitas. Y vas comprando las flores para el funeral. Por eso de ganar tiempo.

  6. El que realmente siente el deseo de ayudar a la gente abrira siempre las puertas a todo aquello que pueda mejorar la calidad de vida de las personas. Creo que el problema de la medicina radica en su gran mayoria en que lo que mueve su actividad profesional es mas su EGo, comodidad y avaricia economica por imagen social que su vocacion innata de ayudar a la gente; la medicina natural y tradicional deben ir de la mano siempre. El saber no ocupa lugar. Personalmente hago reiki de forma totalmente voluntaria a todo tipo de personas, tanto familia y amigos como personas externas y he visto su mejoria, especialmente en personas con ansiedad etc, no es un efecto placebo, sino que es real, y se siente la energia que baja por uno hacia la otra persona, es como una especie de corriente, aunque cada persona tiene una experiemcia personal, pero lo que importa, es que funciona. Alivia y a menudo elimina migrañas, postoperatorios, dolor menstrual, insomnio, eccemas, esguinces, reuma, artrosis, fibromialgia…. Por suerte hay hospitales, cada vez mas, donde los profesionales se interesan por formarse y ayudar mas a sus pacientes., se admite voluntariado… Podeis ver videos en youtube por ejemplo hospital ramon y cajal de madrid…. Nunca he cobrado por esto ni cobrare, aunque haya tenido que hacerlo para formarme, pronto hare un curso deflores de bach y tambien lo voy a hacer de forma altruista; me mueve el deseo de ayudar a la gente y dar a conocer sus propios recursos sin depender de nadie ni gastar lo poco que tienen. Durante trece años tuve la ocasion de ver sufrir hasta la muerte a un ser muy querido mientras medicos psicologos y psiquiatras estaban mas interesados en pasar al siguiente e ingresarse los 50, 80, 100…euros sin implicarse y wn la mayoria de los casos ni intentar dar pautas a las familias; es vergonzoso. Simplemente sean personas antes que doctores, esa deberia de ser su base. Cada vez somos mas los que hacemos voluntariado y estamos dispuestos a usar lo minimo la medicina tradicional, espero algun dia realizar la maestria de reiki para poder iniciar a gente sin cobrarles nada y que puedan autoayudarse ellos mismos mientras les sea posible. Les animo a que hagan lo propio y no rechacen un vaso de leche para el ardor de estonago, gargaras de ajo macerado en agua para paralizar el dolor de garganta o cryllas de agua con sal por la nariz para la congestion nasal…. Saludos

  7. Joder, y luego llamamos talibanes a parte de la cultura oriental… Madre mía, que mentes más cuadradas… Pues claro que la homeopatía no te va a curar un cáncer, ni un osteopata recomponerte una fractura desplazada, pero el 90% de la farmacopea se extrae de elementos de la naturaleza procesados para concentrar su efecto y evitar secundarismos,y la mayoría de las terapias actuales se basan en fármacos e intervenciones (quirúrgicas, radioterapía…) se basan en el estudio de materias que hasta hace poco eran desconocidas o estaban poco desarrolladas (espectros de radiación, anatomía, histologia, inmunohistoquíomica…) y que nisiquiera tras su inmensa evolución son capaces de solucionarlo todo. Y claro que probablemente habrá un montón de mangantes poniendo piedrecitas y ventosas en la espalda de la gente, y realizando purgas y rituales extraños para aprovecharse de ellos con falsas esperanzas, al igual que hay algunos médicos que realizan pruebas innecesarias y pautan fármacos que no han demostrado efecto terapeútico, e industria farmaceútica que genera fármacos el triple de caros y no más eficaces, deshauciando fármacos más baratos y con los que hay excelente experiencia, porque les va al bolsillo… pero cerrarse en banda a un tipo de medicina que lleva ofreciendo soluciones y alternativas a la gente que ha quedado deshauciada por la medicina tradicional, y que ha dado de mamar a los médicos de la mitad no occidentalizada del planeta, es ponerse un casco de plomo y no querer que entre nada en tu cabeza.Yo fuí alumna de la USC y cursé la asignatura optativa de Medicinas Complementarias.No creo ni de lejos que la medicina tradicional solucione ciertos tipos de problemas (la cirugía, la investigación en genética, inmunohistoquímica, el desarrollo técnico y farmaceútico son INSUSTITUÍBLES!), pero ahora que soy médico residente de Atención Primaria, puedo decir que la patología crónica (que es el grueso del total de enfermedades en nuestro tipo de sociedad)se beneficia enormemente de la apertura de miras, de la individualización y de la busqueda de alternativas, y es obligación de todo buen médico y científico informarse y conocer todas las posibilidades que estén al alcance de su intelecto, y seleccionarlas con criterio científico para solucionar la mayor cantidad de problemas posibles a sus pacientes. Para criticar o defender algo debe conocerse, dogmatizar no es propio de científicos. Carl Sagan os lo diría.

  8. Iria,te agradezco esa desapasionada defensa de no ser cerrados,pero qué es la medicina alternativa?es evidente que la «medicina alopática» tiene sus errores pero eso se soluciona con más ciencia y con más medicina basada en la evidencia.La amplitud de miras no es más que usar la razón,no utilizar remedios que se fundamentan en que se han usado durante cientos de años.Siempre repito lo mismo: » Si la homeopatía funcionase eso significaría que las bases de la farmacología son completamente erróneas(y la explicación es muy evidente)». Y lo que has dicho de lo de la farmacopea es gracioso;yo he estudiado Farmacia y hay una asignatura que se dedica al estudio de las drogas de origen vegetal(Farmacognosia) y está muy bien,porque te explica de dónde hemos partido, pero eso no significa que sea mejor usar la corteza del sauce blanco que la aspirina.Gracias a la química hemos podido avanzar(y no sólo a la química,sino a la ciencia en general) tanto ,por ejemplo: los anticancerígenos obtenidos del tejo;gracias a la química fue `posible producir los taxanos a nivel industrial.O la penicilina; lo trascendental fue poder producirla en grandes cantidades(por eso Fleming compartió su premio Nobel).Al final es lo que decía un profesor mío :» Puedes usar la razón o puedes ir á Virxen do Corpiño».Un saludo.
    P.D:Gracias de nuevo a Fernando por su gran trabajo divulgador.

  9. Los Seres humanos se han mantenido con vida desde la época de las cavernas, la medicina natural es antigua , no se puede comparar con la llamada CARRERA DE MEDICINA en algunos países sub-desarrollados mentalmente pero desarrollados neoliberalmente,donde solo enseñan a recetar pastillas… porfavor!…ese tipo de medicina tiene a los mucho 200 años? años de muertes, practicas? actualmente la carrera de medicina es un vil negocio y egresan miles de NEGOCIANTES…. primero hable mal de la carrera que por años han pensado que es la mejor , pero es la mejor envenenando al mundo… luego recien haga este post…

    1. La «medicina natural» es un oxímoron, Fernando Miguel. Lo natural es que un organismo se cure gracias a su sistema inmunitario o se muera. Si te refieres, por ejemplo, al empleo de plantas medicinales, emplear para curarnos una hormona vegetal que regula el crecimiento de las hojas de una planta es antinatural y completamente artificial, por más que nos atiborremos a infusiones en lugar de tomarnos el medicamento sintetizado y purificado. Y en cuanto a remedios de fantasía reguladores de la energía vital y demás entes ficticio, mejor no hablemos.

      Los seres humanos se han mantenido con vida desde la época de las cavernas, pero con una mortalidad aterradora y una esperanza de vida cortísima. Solo en los últimos años (si quieres, en esos últimos 200 años) hemos superado esas limitaciones naturales, y ha sido gracias a la higiene y la medicina, es decir, la domesticación artificial del entorno y de la enfermedad. Y predicar la vuelta a aquellos tiempos desde la comodidad y seguridad que nos proporciona nuestra sociedad actual es o hipócrita, o estúpido, o ambas cosas.

Deja un comentario

Por Fernando Frías
Publicado el ⌚ 20 septiembre, 2010
Categoría(s): ✓ acupuntura • bioconstrucción • detoxificación • geobiología • homeopatía • kinesiología • reflexología • Universidad de Santiago de Compostela