La Universidad de Sevilla y la homeopatía

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Sin embargo, la Universidad de Sevilla está dispuesta a desmentir esta frase, y aunque ya ha pasado un par de veces por nuestra lista aquí la tenemos de nuevo, dispuesta a demostrarnos su amor por las terapias inverosímiles y los tratamientos sin fundamento. O sea, por la homeopatía.

En este caso se trata de una asignatura de libre configuración, que lleva por título “Fundamentos Básicos de Homeopatía en Ciencias de la Salud”, nada menos. Pueden ustedes consultar el programa en la página 91 de este pdf, pero si no desean molestarse aquí la tienen en todo su, digamos, esplendor:

Como pueden ver, el contenido de la asignatura es

La Homeopatía en las diferentes ramas de Ciencias de la Salud. Bases científicas de la Homeopatía. Clínica y terapéutica homeopática.

Teniendo en cuenta que la homeopatía en las diferentes ramas de la salud, por mucho que digan lo contrario sus partidarios y vendedores, está en franca regresión, que sus bases científicas son inexistentes (las científicas, las místicas son otra cosa, claro) y que la clínica y terapéutica homeopática consiste básicamente en elaborar una serie de síntomas y buscar el tratamiento oficialmente prescrito por Hahnemann o alguno de sus sucesores, sin necesidad de entrar en detalles tan liosos como la enfermedad que sufre el paciente, sus causas o la búsqueda de un tratamiento que se la cure, la asignatura tiene todas las papeletas para convertirse en un éxito. De hecho, a estas alturas solo queda una plaza libre:

Y es que, al fin y al cabo, son nueve créditos obtenidos casi por el morro.

O sin el “casi”, porque que una Universidad siga enseñando homeopatía a estas alturas es cuestión de morro, de ignorancia impropia de semejante institución, o de un poquito de ambas cosas. De hecho, la propia Universidad parecía haberse dado cuenta, ya que el Máster en Homeopatía que había estado ofreciendo hasta el año pasado, sin ir más lejos, ha desaparecido este año.

Ese mismo camino deberían seguir los demás rastros de pseudomecidina que alberga la Universidad de Sevilla. Y en ese sentido iniciativas como la de Cambalache, que ha propuesto el envío de una carta poniendo claramente las cosas en su lugar, merecen todo nuestro apoyo. Ni la Universidad de Sevilla, ni los profesionales sanitarios que se formen en ella, ni sus pacientes merecen que les traten con terapias sin el menor fundamento real.



3 Comentarios

Deja un comentario

Por Fernando Frías
Publicado el ⌚ 3 octubre, 2010
Categoría(s): ✓ homeopatía • Universidad de Sevilla