El Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Andalucía y su doblepensar

El gran George Orwell definía doblepensar como

la facultad de sostener dos opiniones contradictorias simultáneamente, dos creencias contrarias albergadas a la vez en la mente.

No sé si este es el caso del Ilustre Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Andalucía, pero sería una manera benévola de ver el caso: al fin y al cabo serían sinceros haciendo lo que hacen.

¿Y qué es lo que hacen? Bueno, para empezar vamos a echar un vistazo a esta interesante noticia:

No hace falta que se dejen los ojos en la pantalla. Les transcribo las jugadas más interesantes:

Los fisioterapeutas denuncian la proliferación de cursos ‘sanitarios’ sin reconocimiento ni validez académica.

El Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía ha puesto en marcha una campaña informativa para alertar a los ciudadanos sobre la nula validez de los cursos impartidos en diferentes centros formativos, academias e incluso gimnasios y centros deportivos andaluces con similares contenidos a los que se imparten en las universidades de Fisioterapia pero sin habilitar legalmente a sus alumnos para tratar dolencias o lesiones de posibles pacientes o clientes. 

Concretamente, los fisioterapeutas han denunciado ante los servicios provinciales de consumo a los centros “Kiros”, “Chamán”, “Praxis”, “Orthos”, “CEMETC”, “Aquafor”, “ESEN”, “Ávalon”, “Osteomed” y “Hufeland”, entre otros, por presunta publicidad engañosa y por inducir a posibles errores a sus alumnos sobre la validez de los cursos que ofertan, ya que, contrariamente a lo que obliga el decreto 175/1993, de 16 de noviembre, no indican en su publicidad que se trata de cursos no reconocidos por las autoridades académicas (Consejería o Ministerio de Educación) como enseñanzas oficiales (…).

La nula validez de estos cursos implica que el Colegio de Fisioterapeutas, en defensa de la salud de los ciudadanos, ejercerá las medidas legales oportunas contra quienes utilicen las enseñanzas impartidas en éstos y otros centros similares para el tratamiento de lesiones y dolencias de los pacientes, advierte Villafaina.

En este sentido, el Colegio de Fisioterapeutas ha puesto su gabinete jurídico a disposición de los posibles afectados de estos cursos para poner en marcha reclamaciones y acciones legales necesarias en defensa de los derechos de los consumidores. 

La noticia se complementa con el anuncio publicado por el Colegio explicando todo eso, que es este de aquí:

Así como varios recortes de prensa y, lo más interesante, un listado de títulos que pueden encontrar en pdf aquí.

Hasta aquí muy bien, ¿verdad? Vamos, ya era hora de que alguien, aunque sea un Colegio Profesional actuando en interés de sus Colegiados, se preocupase de poner un poco de orden en esto de las titulaciones de pacotilla, ¿no?

Bueno, pues sí, está muy bien. Lo que no está tan bien es que en la misma web del Colegio nos encontremos con cosas como esta:

O que en su apartado de formación (el enlace apunta a una captura de la web realizada en el momento de escribir esta entrada) se nos ofrezcan cosas como estas:

DESACTIVACIÓN DE PUNTOS TRIGGERS CON AGUJAS Y CORRELACIONES ENTRE LA MEDICINA CHINA Y LAS CADENAS MIOFASCIALES:

– ACUPUNTURA RACIONAL PARA FISIOTERAPEUTAS:

– CURSO VENDAJE NEUROMUSCULAR “KINESIOTAPING”:

– TRATAMIENTO CON NUTRICIÓN Y MEDICINA ORTOMOLECULAR DE PATOLOGÍAS MUSCULOESQUELÉTICAS Y REUMÁTICAS:

– DRENAJE LINFÁTICO MANUAL:

Etcétera, etcétera. Cursos que tienen exactamente la misma validez legal (por no hablar de la científica) que los que el Colegio denuncia. Es decir: ninguna. De hecho, la única diferencia apreciable entre ellos es que a unos los denuncia el Colegio y a otros los homologa previo pago, eso sí, de las generosas tasas que detallan las normas colegiales (y que se pueden consultar en este documento de word).

En fin, como pueden ver es un caso de libro de doblepensar. Y eso siendo generosos a la hora de calificarlo, ¿verdad?



10 Comentarios

  1. En fin, aún recuerdo cuando hace algo así como un año repetía incrédulo lo que acababa de escuchar: "¿qué enseñan acupuntura en una Facultad de Medicina?"Ahora, después de conocer webs como estas gracias a Twitter y conocer un poco más del tema, cosas como ésta ni me sorprenden. Mirando con perspectiva, cómo de mal debe estar la cosa para que noticias así, aunque tan absurdamente graciosas como ésta, no me logren sorprender.

  2. Nada que objetar al texto salvo un punto: el drenaje linfático sí es una técnica fisioterapéutica válida. No elimina la celulits, como prometen en algunos sitios, ni elimina toxinas (que perra con las toxinas, todo el mundo se dedica a eliminar toxinas) pero ayuda a corregir problemas reales de retención y acumulación de líquidos.Bien es cierto que en algunos sitios se ofrece como una terapia pseudomágica y a veces la adornan con todo tipo de chuminadas (aromaterapia, acupuntura…), pero su utilidad es real.

  3. Sin duda, este artículo, tan "teóricamente" bien documentado, pone de manifiesto que quien lo escribe opina sin conocer de lo que habla. No hay aquí nada de doblepensar. El Colegio no denuncia las técnicas; denuncia que en academias se le impartan a personas que no tienen la titulación exigida por las leyes españolas para poder ponerlas en práctica. Es decir, que para poder usar profesionalmente esas técnicas, hay que pasar por la universidad y ser titulado en Fisioterapia y, posteriormente, como posgrado, te especializas en alguna de ellas.

  4. Hombre, Manolo, evidentemente el Colegio no denuncia las técnicas, puesto que por otro lado las promueve. Lo que denuncia es que los cursos no vinculados con el Colegio, cito de la nota, "…no indican en su publicidad que se trata de cursos no reconocidos por las autoridades académicas (Consejería o Ministerio de Educación) como enseñanzas oficiales."Pero es que los cursos organizados u homologados por el Colegio están en la misma situación: no se trata de enseñanzas oficiales ni están reconocidas como tales.Por otra parte, me parece bastante dudoso que el uso de técnicas sin ninguna validez científica, como las que ofertan las academias denunciadas y también, lamentablemente, los cursos del Colegio, estén legalmente reservadas a los titulados en fisioterapia. ¿Podrías indicar alguna referencia al respecto?

  5. Soy médico rehabilitador y coincido con Jose Antonio Peñas, quitaría de la lista el drenaje linfático manual. Se utiliza en linfedema y es válido. Aunque sí, se ha intentado utilizar en fisioestética para todo y se ha abusado de él.Y como muchas cosas en fisioterapia hay pocas evidencias de su eficacia. Sobre kinesiotaping hay poquísimo publicado, de muy baja calidad, y algunas cosas hechas por la empresa quelo fabrica, financiadas por la empresa que lo fabrica o como comunicaciones en congresos organizados por ellos mismos. Por lo demás lo que comenta Manolo es cierto. Lo que les parece mal es que personas que no son fisioterapeutas aprendan reciban cursos de técnicas que se aplican para las mismas patologías. Algo similar vemos cuando un colegio de médicos quiere reservar para los médicos la prescripción de productos homeopáticos, realización de acupuntura y otros. Puede que sea un timo, pero si lo aplicamos nosotros tenemos más seguridad de al menos no hacer daño. (Dicen algunos)

  6. Creo que el artículo va bien encaminado, aunque me parece que los conceptos son matizables.Una cosa es denunciar los cursos que dan en academias abiertas para cualquier persona, sin necesitar titulación de ningún tipo, pueda formarse en este tipo de terapias (masaje deportivo, flores de bach, shiatsu…) y luego, además, el propio curso les ofrezca bolsa de empleo.Otra distinta es que la calidad de muchos cursos ofrecidos para fisioterapeutas u otro profesional sanitario deje que desear, a nivel de contenidos o de fundamento científico.En un caso puede producirse que personas sin necesitar formación de ningún tipo piensen que pueden tratar a personas con unas técnicas que les han enseñado (y que nadie sabe en qué se basan o por qué se hacen así y no de otra manera). En otro, profesionales sanitarios están aprendiendo técnicas, que luego aplicarán o descartarán dependiendo que como les funcione.Es poco consuelo, como dice Samuel, pero al menos, si las aplican sanitarios, lo que puedes tener más seguro es que es menos probable que se haga algo negligente. Aunque bueno, terapias placebo con nombres y apellidos exóticos hay muchas, y muchas veces los pacientes se mueven más por modas y por lo que "les suena" que por aquello que les hace falta.En definitiva, que me parece bien lo de denunciar que se ofrezcan cursos para personal sanitario con poca base científica, pero no metamos en el mismo saco de los cursos sobre técnicas sanitarias ofrecidos para cualquier persona.

  7. Yo también estoy de acuerdo con Jose Antonio Peña, el drenaje linfático es una técnica fisioterapéutica con probada eficacia en algunas patologías, como linfedemas, flebedemas, mixedemas, edemas de origen traumático, etc. De hecho se puede encontrar bibliografía sobre este tema:http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20558463http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20046617http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19367246http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17342565Cito estos cuatro por poner un ejemplo.Por otra parte, en técnicas como el kinesiotaping, lo que destacaría es la falta de estudios científicos, más que la ineficacia en sí de ésta; es decir, aún no se puede decir ni que funcione, ni que no lo haga ya que no hay un número suficiente de evidencias en ninguno de los sentidos. La ciencia avanza estudiando e investigando nuevas técnicas o métodos, no desterrándolos. Y todo esto no tiene nada que ver con el hecho de que personal no sanitario realice intervenciones en personas con patologías, poniendo en peligro su salud y, yo iría más allá, estafándo, ya que no poseen la formación reglada necesaria.

  8. Ahora hacen un curso de nutrición para fisioterapeutas, en el que enseñan a conocer cómo "cada alimento es en potencia un tóxico o un medicamento para nuestro organismo". Les importa un bledo si hay una carrera de nutrición y dietética o una especialidad médica de endocrinología y nutrición. De hecho estos cursos de nutrición para fisioterapeutas son sobre versiones alternativas y pseudocientíficas de la nutrición que los médicos endocrinólogos y la mayoría de los nutricionistas rechazan. Eso les da pie a pensar que son más avanzados ya que enseñan teorías que la ciencia establecida no acepta por intereses económicos. http://www.colfisio.org/atencion_a_colegiados/cursos/967_FISIOTERAPIA_VISCERAL_NUTRICI_N_Y_SU_RELACI_N_CON_LA_PATOLOG_A_OSTEOMUSCULAR_Universidad_de_Sevilla_.html

  9. No se cansan. Aquí el curso de FISIOTERAPIA VISCERAL: NUTRICIÓN Y SU RELACIÓN CON LA PATOLOGÍA OSTEOMUSCULAR (Universidad de Sevilla) (Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía)http://www.colfisio.org/atencion_a_colegiados/cursos/967_FISIOTERAPIA_VISCERAL_NUTRICI_N_Y_SU_RELACI_N_CON_LA_PATOLOG_A_OSTEOMUSCULAR_Universidad_de_Sevilla_.htmlEsto dice la profesora del curso, Itzíar González De Arriba, en una entrevista a un periódico local:http://www.diariovasco.com/20120103/local/problemas-espalda-itziar-gonzalez-201112292024.htmlTodo ello costeado por laboratorios Nutergia, http://www.nutergia.es/presentacion/ "Nutrición celular activa", "esencias florales". Por favor, ¿es o no es digno de la lista de la vergüenza?

Deja un comentario

Por Fernando Frías
Publicado el ⌚ 5 diciembre, 2010
Categoría(s): ✓ acupuntura • Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Andalucía • drenaje linfático • kinesiotape • medicina ortomolecular