La Universidad Jaime I y el tratamiento de la homeopatía

Aunque pudiera parecer lo contrario, en realidad sí creemos que las pseudociencias pueden ser objeto de estudio de las Universidades. El papel de las Universidades es fundamental a la hora de comprenderlas como fenómeno social, estudiar sus aspectos éticos o jurídicos y, sobre todo, evaluar las evidencias que las respalden o las desmientan. Esta última tarea ha sido la que ha desarrollado a lo largo de muchos años Edzard Ernst, profesor de Medicina Complementaria en la Universidad Médica y Odontológica de Peninsula. Fruto de las investigaciones del profesor Ernst, recientemente retirado, son obras tan importantes para quien quiera entender qué hay realmente tras las «medicinas alternativas» como la revista Focus on Alternative and Complementary Therapies (FACT) o el libro de divulgación «Trick or Treatment?«, escrito junto a Simon Singh. Otros ejemplos como el Curso Ciencia y Pseudociencias de la Universidad de La Laguna o, fuera de nuestro país, el ciclo de conferencias Pseudociencias bajo la lupa de la Universidad Autónoma Metropolitana de México son también buenas muestras de la manera en que las instituciones dedicadas a la ciencia y el conocimiento riguroso deberían aproximarse siempre a estos temas.

Pero la relación entre las Universidades y las pseudociencias es algo muy delicado, y a veces nos podemos encontrar con casos en los que la actuación universitaria se mueve en un terreno ambiguo entre el análisis crítico y la promoción de la superchería.

Eso es lo que puede ocurrir con el debate que la Universidad Jaime I de Castellón va a celebrar bajo el título «Diagnóstico: tratamientos tradicionales frente a la homeopatía«.

En el debate, previsto para el 6 de junio a las 19 horas, participarán Justo Medrano Heredia, Vicepresidente de la Real Academia de Medicina de la Comunidad Valenciana, Elisa Gallach, psicóloga clínica del Servicio Valenciano de Salud, Marta Faubel, vicepresidenta del Colegio Oficial de Médicos de Castellón, y M.ª Luisa Morales, de la cual se dice tan solo que es «experta en homeopatia«.

Como dice el lector que amablemente nos envió la noticia,

…aunque lo del debate está muy bien, hay un par de cosas me ponen en alerta. Lo primero es el título: contrapone los tratamientos tradicionales (supongo que serán los que se usan a diario en los hospitales) frente a los homeopáticos (que no deben ser, por tanto, tradicionales, ¿serán del siglo XXI?), y además ambos tratamientos está al mismo nivel, como si los dos tuvieran la misma eficacia comprobada. Y lo segundo es que participa una «experta en homeopatía» junto a médicos con altos cargos en la comunidad valenciana, como si ambas cosas fueran equiparables.

Y es que, por supuesto, aunque ambas cosas no sean en absoluto equiparables, la falta de espíritu crítico, el «buen rollito» imperante en algunos sectores de la medicina y, sobre todo, la complicidad que muchas instituciones (incluyendo Universidades y Colegios Médicos) muestran hacia estas pseudoterapias, hacen que muchas personas tengan la impresión de que, efectivamente, la homeopatía sea una especie de alternativa legítima a la medicina, cuando no una forma distinta de practicarla.

Como decía alguien no hace mucho, llamar a la homeopatía «medicina alternativa» es como llamar a mi dedo índice extendido «pistola alternativa». Y programar este tipo de charlas es como llamar a un homeópata «médico». Por más que muchos, a pesar de lo que se supone que debieron aprender durante su formación, hagan creer que ambas cosas no solo no son incompatibles entre sí, sino que son perfectamente «complementarias» y «alternativas».



Deja un comentario

Por Fernando Frías
Publicado el ⌚ 3 junio, 2011
Categoría(s): ✓ homeopatía • Universidad Jaime I