La Universidad de Salamanca nos devuelve al pasado

Según algunos historiadores, el Estudio General de Salamanca obtuvo su título de Universidad en 1254. Otros, en cambio, dicen que fue en 1255. Pero, por suerte, ahora la propia Universidad nos proporciona un medio para salir de dudas… Pero vayamos por partes.

Para empezar, echen un vistazo aquí.

Bueno, podrían decir ustedes, la hipnoterapia es una técnica bastante consolidada y basada en la evidencia científica, al menos en el campo de la psicología profesional, ¿verdad? Pues sí, claro, pero también ha sido empleada para intentar justificar auténticos disparates. Miren si no este otro ejemplo: un libro en el que se nos habla de la hipnoterapia como técnica para acceder a vidas pasadas.

Y no, no es coña, ni tampoco un truco publicitario para vender el libro. De hecho el autor lo cuenta más clarito aquí, diciendo cosas como que… bueno, no, lo mejor es que lo lean ustedes mismos.

En definitiva, la idea de la “terapia de vidas pasadas” consiste básicamente en practicar una especie de psicoterapia, solo que en vez de hacérsela al paciente se le hace a una vida anterior del paciente, sacada a la luz mediante la hipnosis. Vamos, que cualquier parecido con la hipnoterapia como disciplina científica es pura coincidencia, ¿verdad?

Y ahora vamos al meollo de la cuestión. Porque resulta que el señor que decía cosas como que (sí, no he podido resistirme a citarlo)

Cuando el cuerpo perece y venís a esta otra forma de vida, la memoria viene con vosotros, porque es solo así cuando la voluntad decide actuar. Después de que abandonáis el cuerpo sois guiados por uno de nosotros al lugar que os corresponda, vosotros decidís el seguirnos o no, el viaje lo hacéis con vuestro cuerpo astral, el cuerpo físico muere, como vosotros lo llamáis, pierde su energía, pero esa energía no se paraliza sino sigue el movimiento en principio alterada por la incertidumbre del camino. Después una vez entrada en contacto con otras energías presentes se equilibra, éste es un nivel de semiinconsciencia del que alguno participáis desde vuestra dimensión, algunos presenciáis el túnel, esto ocurre cuando hay marcha atrás, es un caso especial, cuando se os deja elegir volver o no.

Es, como indica la propia web, Vicente M. Ortiz Oria. ¿Les suena ese nombre, verdad? ¿A que sí?

En fin, no sabemos si el profesor Ortiz enseña a sus alumnos lo mismo que cuenta en su libro y narra en su web (web que, por cierto, se aloja en la propia Universidad). Pero con esos antecedentes, la verdad, mucho nos tememos que la “hipnoterapia” que imparte consista en explicar cómo podemos acceder a la época en la que fuimos Cleopatra o Julio César, Leonor de Aquitania o, por supuesto, Napoleón Bonaparte (las encarnaciones anteriores como esclavo egipcio o romano, fallecido de una epidemia de peste negra o víctima de las guerras napoleónicas suelen estar mucho menos solicitadas).

Pero, ya que estamos, podría intentar buscar a alguien que anduviera por Salamanca en 1254 ó 1255 y nos aclarase lo de la fecha de la creación de la Universidad, ¿verdad? Ya puestos, que al menos el bochorno de ver estas cosas sirva para algo…



9 Comentarios

  1. Pues efectivamente, es en eso en lo que se basa la asignatura. Mi hermana estudia Psicología en Salamanca y en su primer año cogió la asignatura sin saber de lo que se iba a hablar en ella, y sobra decir que tuvo varias discusiones con el profesor por la materia que estaba impartiendo. Incluso tuvo que hacerse con el libro para estudiar y aprobar la asignatura… Una vergüenza.

  2. Sólo recordar que la hipnosis no es otra cosa que una fuerte sugestión.Dicho en términos llanos: Si no te lo crees no serás "hipnotizado" y su "poder" quedará desvanecido o inutilizado.El problema sería pues el tratar un acto de fe como terapéutico en sí misma y obviando esa necesidad de creer en lo que a uno se le está diciendo.Desde esa sugestión es fácil derivarse a la hipnosis regresiva u otras ideas que queramos "implantar". Al fin y al cabo si eres sugestionable, funcionará. Aunque sea el pez que se muerde la cola.

  3. Hola Amigos, sigo este blog desde hace mucho tiempo pero no había comentado hasta hoy y me parece acertada la acción de denunciar a estas Universidades que imparten “cursos” y títulos de pseudociencia.

    No había comentado antes, pero es que me encontré algo que debía de compartirles (y me corrigen si esto no va acá), la USAL lo ha hecho una vez más: Máster en coaching e inteligencia emocional. Ediciones en Salamanca, Madrid y Santiago de Compostela(Semi-presencial)

    Sigan así y ¡felices fiestas!

  4. Me parece que os falta mucha lectura y experiencias para tratar estos temas de manera más neutral. Si hace 10 años alguno de vosotros hubiera hablado de los beneficios de la meditación estaríais diciendo lo mismo que de esto.
    A ver si antes de haceros los científicos tratáis de investigar las cosas y no hacer juicios rápidos preñados de los mismos prejuicios que los que acusaron a Galileo.

    1. Pues te parece mal, Gustavo. La “terapia de vidas pasadas” es igual de absurda ahora que hace diez años o, ya puestos, en la época del pobre Galileo. De quien, por cierto, también decían que le faltaba mucha lectura…

  5. Creo que estamos comenzando a aceptar que la infalibilidad no es infalible, que lo exacto muchas veces es inexacto, que nada es absoluto. Yo si creo que somos algo mas que un caparazón que cubre un cerebro.

Deja un comentario

Por Fernando Frías
Publicado el ⌚ 22 febrero, 2012
Categoría(s): ✓ hipnosis regresiva • terapia de vidas pasadas • Universidad de Salamanca