Pasando hambre en la Universidad de Zaragoza

Vale, desde luego, el ayuno es una medida muy eficaz para perder peso (otra cosa es que sea saludable, pero eficaz, sin duda, lo es). Incluso puede estar indicado en algunos procesos muy concretos y en el marco de algunas terapias muy determinadas. Pero si esperan encontrar afirmaciones así de cautelosas en el Congreso Ayuno Terapéutico que se celebrará el próximo mes de mayo en Zaragoza, más vale que se vayan desengañando.

versión actual del cartel del congreso

Y si no me creen pueden echar un vistazo a los temas a tratar en el congreso, tan enjundiosos como estos:

  • Aplicaciones de ayuno acordeón en infertilidad
  • Restricción calórica e insuficiencia cardiaca
  • Restricción calórica y oncología
  • Ayuno y prolongación de la vida
  • Ayuno y enfermedades
  • Experiencias en el ayuno
  • Ayuno y espiritualidad
  • Experiencias en Casa de reposo
  • Ayuno en enfermedades reumáticas
  • Ayuno higienista Carmelo Bizkarra
  • El ayuno y problemas mentales de salud.
  • Ayuno en problemas digestivos y terapia Mayr

La verdad, la elección de los temas es perfectamente coherente con la calidad científica (con perdón) de los ponentes, representantes de clínicas de “ayunoterapia”, establecimientos naturistas, centros de “terapias” tan acreditadas como la medicina antropológica o la dieta depurativa, o incluso una clínica especializada en depilación laser (sí, en serio).

Y también es coherente, por supuesto, con la nómina de entidades colaboradoras en el congreso, integrada fundamentalmente por la propia clínica de “ayunoterapia”, vendedores de agua de mar (pero, eso sí, con propiedades milagrosas) y hasta de productos de nutrición celular activa, nada menos.

patrocinadores del congreso

Y la Universidad de Zaragoza, claro. Que no solo presta su logotipo, como pueden ver, sino también el Aula Magna de su Facultad de Medicina para la celebración del acto.

Que a estas alturas la Universidad de Zaragoza haga estas cosas no debería extrañarnos, en vista de las veces que ha pasado por nuestra lista (y las que pasará, ya lo verán). De hecho, uno de sus profesores participa también como ponente. Pero quizá fuese buena idea que los responsables universitarios se plantearan si merece la pena enfangar aún más el prestigio de la institución metiéndose en una cosa así. Tienen todavía un par de meses para retirar su apoyo, y además siempre pueden excusarse explicando que no son los primeros que lo hacen.

Porque no lo son. Echen un vistazo al cartel que reproducíamos más arriba y compárenlo con el que aparecía en la web del congreso hace tan solo una semana:

Versión anterior del cartel del congreso

¿Qué, notan alguna diferencia? Bueno, yo se la señalo:

detalle del cartel anterior

Efectivamente: hasta hace pocos días, la organización del congreso anunciaba la presencia entre los ponentes nada menos que de María Antonia Blasco, Directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas. De hecho, la web incluía la correspondiente nota biográfica entre las de los demás ponentes…

perfil biográfico de María Antonia Blasco que figuraba en la web del congreso

Y los organizadores se apresuraron a anunciarlo mediante su cuenta de twitter:

Lo malo es que, al darle tanta difusión, consiguieron que se enterase también la doctora Blasco, que evidentemente no debía saber nada del asunto ni tampoco quiso tener nada que ver con él; hoy en día, como pueden comprobar, su nombre ha desaparecido fulminantemente de la web (excepto en el recuadro de twitter, pero ya darán con la forma de borrarlo también de ahí).

En cambio, mucho nos tememos que el nombre de la Universidad de Zaragoza sí que seguirá ligado a esas cosas del ayuno espiritual, la detoxificación mediante el hambre y las “ayunoterapias” a precios de escándalo. Porque, visto lo visto, los responsables universitarios no van a pedir que su institución quede al margen de esas cosas, ¿verdad?



2 Comentarios

  1. Hola, Frías!!La verdad es que la lista de la vergüenza es un buen título para este blog cada día más cercano a las declaraciones de la Belén Esteban. Me sorprende que se dedique Ud. a "recomponer virgos perdidos", intentando devolver un esplendor a la Universidad de Zaragoza que ya lo tiene perdido desde hace decenios gracias a la labor interesada de tantos como dicen defender la ciencia, especialmente si la ciencia es "su ciencia". De verdad, la Universidad de Zaragoza no es virgen, ni lo volverá a ser con su ayuda.Sobre la aparición o desaparición de ponentes, su comentario ponzoñoso solo indica que no sabe cómo se organizan los Congresos, ni que a veces la buena voluntad no cabe en una fecha o en un día. Por lo tanto, sus comentarios al respecto solo son suposiciones bastardas y ciertamente con "mala baba".Por último, decirle que si tiene la amabilidad -lo dudo sinceramente- consulte la mayor base de datos médica, PUBMED, y compruebe la cantidad de artículos y de investigaciones que hay sobre el ayuno y su valor terapéutico. Si le parece que tal cantidad de estudios no merece un congreso, entonces es que su falta de entendimiento le ha situado a niveles autistas.Ciertamente con comentarios como el suyo lo que espero es que simplemente no le hagan caso en la Universidad, porque si a Ud. no le interesan estos temas, debo decirle que a mí sí. Y por el momento mi deseo tiene tanto valor como el suyo.Sé que no nos vamos a poner de acuerdo, pero le recomendaría que hiciera un ayuno terapéutico para que perdiera esa bilis negra que se le va acumulando en el fondo de los ojos y no le deja ver la realidad de las cosas que, gracias a Dios, no es la que Ud. plantea.Sea bueno con el mundo y tírese al Canal.Saludos cordiales

  2. Sí, An Arco, no me cabe la menor duda de que PubMed está llena de artículos sobre el ayuno y la espiritualidad, el ayuno con agua de mar o las bondades del método que un marinero le contó al Dr. Buchinger. Y estoy seguro de que en tu próximo comentario nos proporcionarás unos cuantos, ¿verdad?Y si además lo completas con el relato de la verdadera historia de la desaparición como ponente (con intento de no dejar rastro) de la Dra. Blasco, mejor que mejor. Más que nada por contrastarla con la que yo conozco.Un saludo.

Deja un comentario

Por Fernando Frías
Publicado el ⌚ 6 marzo, 2012
Categoría(s): ✓ ayunoterapia • detoxificación • Universidad de Zaragoza