Dislates en Benirredrá y Córdoba

Las administraciones locales no suelen aparecer en esta lista, pero no por falta de motivos, sino de tiempo: si hubiera que reseñar todos los casos en que algún Ayuntamiento, Diputación Provincial o Cabildo Insular ha caído en la trampa de las pseudociencias probablemente habría que estar dándole al teclado las veinticuatro horas del día. Pero cuando los casos son excepcionales su tratamiento también debe ser excepcional, así que vamos a dar paso a dos ejemplos de lo que no deberían hacer unas administraciones que están, se supone, al servicio de los ciudadanos.

El primero lo tenemos en Benirredrá, un pequeño municipio valenciano pegado (literalmente) a Gandía. Fue allí, en su Casa de Cultura, donde se celebró la charla titulada «El origen emocional de la enfermedad«.

A primera vista puede parecer de poca importancia. De hecho el currículo del ponente incluso parece solvente: Doctor en Ciencias Químicas e investigador en el servicio de Hematología y Oncología del Hospital Clínico Universitario de Valencia. Más mosqueante es eso de que sea autor de sendos libros titulados «Las leyes espirituales» y «La ley del amor», y más aún que se nos diga que

En su tiempo libre se dedica a la práctica del Reiki con fines terapéuticos, de forma gratuita y totalmente desinteresada.

Pero lo peor no está en el cartel (ni en su diseño, malpensados), sino en el contenido de su charla, que presumiblemente habrá sido la que ya ha dado en otros lugares; sin ir más lejos en Meliana, en 2011:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=1VviQC3nBeU]

Como habrán podido comprobar en el vídeo, la tesis de este señor no es que nuestros estados anímicos influyan más o menos en el desarrollo de alguna enfermedad, no. Lo que dice es ni más ni menos que enfermedades tan graves como el cáncer tienen su origen en un conflicto emocional.

Y tampoco es que se trate de una idea suya: como puede apreciarse a lo largo de su charla, el ponente se dedica a exponer la llamada «Nueva Medicina Germánica«, un invento del doctor Ryke Geerd Hamer. O, mejor dicho el ex doctor Hamer, pues la aplicación de sus teorías y méritodos tuvo como consecuencia que se le privara de su título de médico y tenga varias condenas pendientes de cumplimiento. A pesar de lo cual ha salido bien parado en comparación con muchos de sus pacientes de cáncer, a quienes contribuyó a llevar a la tumba salvo en los pocos casos en los que las autoridades pudieron impedir que siguiera «tratándoles». 
Que un Ayuntamiento ceda sus instalaciones para dar una conferencia sobre temas pseudocientíficos es una cuestión, cuanto menos, discutible. Pero que lo haga para permitir que se difunda propaganda sobre una práctica que se ha distinguido por ir dejando a su paso un rastro de cadáveres (también en nuestro país, como pueden leer aquí y aquí) me parece inadmisible, y creo que justifica con creces la aparición del Ayuntamiento de Benirredrá en esta lista.
-oOo-
Y si el caso de Benirredrá merece entrar en la lista por grave, el de la Diputación de Córdoba también se quiere abrir un huequecito, pero por otro motivo.
Por chusco.
Vean la cosa que se está anunciando para su celebración, el próximo 29 de octubre, nada menos que en el salón de actos de la Diputación Provincial: la conferencia «2012 profecías mayas – los señores del tiempo«.
El cartel de la charla ya puede dar una idea de su contenido
pero creo que resulta aún más ilustrativo puesto en su contexto. O sea, la web del autor, llamada nada menos que «Antropología pura«:
En fin, que si se dan un paseo por la página podrán imaginar que el contenido de la charla consistirá en el clásico batiburrillo de profecías apocalípticas, «enseñanzas gnósticas», vacuidades místicas y misterios misteriosos.
Misterios entre los cuales el mayor, sin duda, es a quién se le habrá ocurrido la idea de ceder el salón de actos de la Diputación para semejante cosa. Así nos va…


Deja un comentario

Por Fernando Frías
Publicado el ⌚ 19 octubre, 2012
Categoría(s): ✓ Benirredrá • Diputación de Córdoba • gnosticismo • nueva medicina germánica