En el Día de la homeopatía, ¡salvemos al pato!

Como ya sabrán a estas alturas, hoy se ha celebrado nada menos que el “Día internacional de la homeopatía“, efeméride tan inexistente como sus bases científicas pero que lleva varios años celebrándose en diversos países del mundo. Pero no en el nuestro: el Día internacional del agua con azúcar curalotodo solía pasar tan desapercibido por aquí como los supuestos efectos terapéuticos de los “remedios”, y ni siquiera consta que algún grupo de homeópatas convocase una cena de convivencia (supongo que al estilo del Licenciado Vidriera, ilustre predecesor de los métodos hahnemannianos) de esas que terminan con los asistentes cantando a coro “Mi agüita amarilla“.

Pero eso era antes. Este año alguien ha tenido la ocurrencia de hacer de nuestro país el “anfitrión” de tan magno evento, lo que ha servido de excusa para que numerosos Colegios Profesionales muestren una vez más su apego a este timo: Carlos Chordá hace una recopilación de un buen puñado de actos organizados por Colegios médicos y farmacéuticos, que por lo visto están encantados de tirar su prestigio por el desagüe a cambio de un bocadito al negocio. Aunque, bueno, seguro que muchos lo presentan como una manera de ponernos al día con respecto a las tendencias de la modernidad que ya imperan en el resto del mundo, ¿verdad?

Pues no. La antesala de las celebraciones la marcó una noticia tan chusca como todo lo que rodea a esta pseudoterapia: hace algunas semanas la FDA norteamericana retiraba del mercado diversos productos homeopáticos ante el riesgo de que contuviesen penicilina. O, como decía más gráficamente el diario Independent:

Homeopathy product recalled
“Producto homeopático retirado ante el temor de que realmente contenga medicina”

La noticia, merecedora de figurar en el festival de humor homeopático con el que Mi dieta cojea celebra el Día internacional del agua dinamizada de una manera mucho más digna que los Colegios Profesionales, resulta aún más llamativa si tenemos en cuenta que hasta ahora lo más habitual era lo contrario. Y no me refiero a que los productos homeopáticos no contengan ni una mínima traza de su supuesto principio activo; es que a veces las píldoras de azúcar ni siquiera reciben la lluvia benéfica de gotitas de agua mágica, como comprobó también la FDA hace un par de años tras una inspección a un fabricante:

The investigator also observed for Batch #36659 that one out of every six bottles did not receive the dose of active homeopathic drug solution due to the wobbling and vibration of the bottle assembly during filling of the active ingredient. The active ingredient was instead seen dripping down the outside of the vial assembly. Your firm lacked controls to ensure that the active ingredient is delivered to every bottle.

No parece que el fabricante recibiera la menor queja por parte de los consumidores de esa porción de botellas cuyas pastillas no contenían nada más que azúcar, algo que resultaría sorprendente si no fuera porque… bueno, porque las demás tampoco contenían nada más que azúcar, claro.

Pero eso fue solo el principio, porque la noticia más peliaguda para los homeópatas saltó la misma víspera del Día del azúcar milagroso. Justo cuando el Colegio de Médicos de Sevilla se cubría de gloria (una vez más) programando una conferencia sobre La situación de la homeopatía en el mundo

Real e Ilustre Colegio de Médicos de Sevilla

 

…el mundo se encargaba de decir de nuevo cuál es esa situación, y el National Health and Medical Research Council de Australia se unía a otros organismos públicos de países como Reino Unido, Bélgica, Suiza (sí, Suiza; no se crean la propaganda sobre el informe favorable a la homeopatía; el de verdad es este otro) y hasta España emitiendo un informe sobre esta pseudoterapia con esta demoledora conclusión:

NHMRC concludes that the assessment of the evidence from research in humans does not show that homeopathy is effective for treating the range of health conditions considered.
There were no health conditions for which there was reliable evidence that homeopathy was effective. No good-quality, well-designed studies with enough participants for a meaningful result reported either that homeopathy caused greater health improvements than a substance with no effect on the health condition (placebo), or that homeopathy caused health improvements equal to those of another treatment.

  • For some health conditions, homeopathy was found to be not more effective than placebo.
  • For other health conditions, some studies reported that homeopathy was more effective than placebo, or as effective as another treatment, but those studies were not reliable.
  • For the remaining health conditions it was not possible to make any conclusion about whether homeopathy was effective or not, because there was not enough evidence.

To be confident that the health benefits of homeopathy that were reported in some studies were not just due to chance or the placebo effect, they would need to be confirmed by other large, well-designed studies.

Cabe suponer que los asistentes al sarao sevillano, ocupados como estaban en ponerse medallitas (literalmente), habrán pasado por alto el informe, o incluso las propias resoluciones de la Organización Médica Colegial. Pero claro, no iban a dejar que la realidad les, ejem, aguara la Fiesta internacional del agua bendita, ¿verdad?

En cualquier caso, desde aquí hemos decidido unirnos a la celebración del Día internacional pasado por agua este, para lo cual hemos decidido lanzar adelante una valerosa iniciativa.

Todos tenemos asumido que la homeopatía es básicamente inocua (bueno, más o menos), y que su peligro no viene generalmente de consumirla, sino de creerse de verdad que es una forma de tratamiento médico y olvidarse del tratamiento real. Y lo mismo podría decirse, en general, en el caso de la homeopatía veterinaria: su utilidad básica sigue siendo la de placebo para los dueños, fuente de ingresos extra para los veterinarios que la prescriben y, en general, complemento de un tratamiento de los de verdad, pero normalmente no pone en peligro la vida o la salud de ningún animal, ¿verdad?

Pues no es cierto.

Uno de los remedios homeopáticos más populares en todo el mundo (incluyendo varios tribunales de EE.UU. o Canadá) es el célebre oscillococcinum, compuesto de… bueno, de azúcar.

oscillo

Pero en su elaboración, según sus diversos fabricantes, se emplean extractos de hígado y corazón de pato.

Si hacen ustedes los números verán que al increíble grado de dilución del potingue, el universo (y hasta el multiverso) rellenos hasta los topes de agua dinamizada serían insuficientes para encontrar una sola molécula procedente del pobre patito. Y no hablemos ya del presunto componente activo original, el oscilococo, caracterizado más que nada porque no existe. Claro que esto también tiene su lado bueno: a esas concentraciones resulta evidente que para producir todo el oscillococcinum del mundo mundial basta con un solo pato…

Pero también sobra. Un remedio que realmente solo contiene azúcar, cuya efectividad es más que dudosa, no merece ni siquiera el sacrificio de un solo patito inocente.

IMG_9543
¡Él no lo haría!

Piénsenlo: ¿de verdad les parece bien que se sacrifique un animalito tan simpático no en pro de la ciencia, sino de la pseudociencia?

IMG_6226

Amigos ecologistas: lo de destrozar plantaciones de transgénicos o hacer pintadas en las torres de evaporación de las centrales nucleares está b… es muy propio, vale, pero… ¿de verdad vais a seguir consintiendo el asesinato inútil del patito?

IMG_9514

Médicos y farmacéuticos: sí, ya sé que la prescripción y venta de placebos puede ser una oportunidad de negocio, pero… ¿de verdad no les conmueve el terrible destino de estos pobres animalitos?

IMG_9515

Y ustedes, creyentes en la homeopatía: si no quieren abandonarla porque le tienen mucho apego a las creencias irracionales, porque les cura un resfriado en siete días en lugar de toda una semana o porque les gusta el saborcito dulce de las homeochuches, ¿por qué no se plantean dejarlo por el pobre patito?

IMG_9542

En el Día internacional del homeotimo¡Salvemos al pato!

CCI03042014_00001



19 Comentarios

  1. Save the duck!!!!
    Ayer, durante más de 12 horas, intenté que alguna persona pro-homeopatía mostrase 1 solo aval de esta pseudociencia. El resultado: 0 informes mostrados. Eso si, el número de falacias y mentiras para intentar defenderla fue vomitivo.
    Zetetic1500: Aparte de lo corregido, ¿algún problema más con mi artículo o los casos de daños detallados? Ya leí demasiadas falacias ayer. Saludos.

    1. A falta de argumentos, mentiras, difamaciones y ataques personales, que te catalogan como persona, viviendo un delirio circular.

      Un ejemplo de mensaje moderado, dadas las mentiras que emite ante mi comentario “[…]”Y no, no tenemos relación directa con ninguno de los organismos que mencionas. Este sitio es 100% independiente, con apoyos morales, eso si.[…]”

      Respondes: “De hecho sí que la tienen. Decir que son independientes eso sí es falaz, una falsedad. Sería como decir que Boiron no auspicia la cátedra de homeopatía en la Universidad de Zaragoza. Por Monsevol si ustedes han puesto un vídeo donde sale el presidente del Círculo Escéptico, saben perfectamente que todo esto es un campaña dirigida donde participa Ernst y compañia. No quieran tapar el Sol con un dedo.”

      Aun no sé ni qué es Monsevol, ni quién es Ernst.

      1. En tu delirio no eres consciente, pero estaría bien que te tomases unas vacaciones y te replanteases las cosas. Mentir no está bien. Ser falaz, tampoco. Y es una constante en ti.
        A cada mentira desmontada, añades otra: una bola de nieve con olor a aguas estancadas.

  2. Interesante, como siempre. Normalmente no comento, pero, gracias a Zetetiz1500, me he decidido a hacerlo, por varias razones.

    La primera, para agradecer a la gente de Naukas y el resto de la esfera escéptica que aporta para que seamos algo menos crédulos.

    La segunda, para que no os sintáis tan solos cuando os enfrentéis a las críticas de los defensores de las pseudociencias.

    La tercera, para recomendar a zetetic1500 que se tome una dosis altamente diluida de sus posts durante 15 días. Se convertirá, sin duda alguna, en una persona mucho más inteligente 😉

  3. ¿Cómo, que hay un físico que quiso concursar en algo (que supongo tendría sus bases), al que no le quedó más remedio que amenazar con denunciar porque no le dejaban participar? Una preguntita, ¿porqué no podía participar? ¿Qué base incumplía si en cuanto mencionó tenas legales se le dejó participar? ¿Acaso no queríais que lo hiciera porque era…….., no sé, racional?
    ¿ Y se lo echas en cara?
    Esto dice mucho de tu credibilidad

  4. acojonante lo del envenenamiento por mercurio, en la lista de “Adverse effects”. Aunque de esto parte de la culpa la tiene tambien el movimiento antihomeopatico, que ha convencido a todo el mundo de que “solo es agua”, y ya estamos viendo que no siempre lo es, que los hay que se equivocan al diluir y los hay que hasta meten medicina a posta para construir el mito de “a mi me funciona”.

  5. Hoy se publica en el periódico Diario de Avisos, de Santa Cruz de Tenerife, un artículo que ocupa una página con el título “Homeopatía institucional”, aprobado por los miembros del ACDC de la Universidad de La Laguna.
    También se puede leer en el suplemento de divulgación científica del periódico (Principia).
    http://ciencia.diariodeavisos.com/2014/04/12/homeopatia-institucional-en-canarias/
    Saludos.

  6. zetetic1500 dos pregunta (una de ellas pelín conspiranoica dicho sea de antemano)

    ¿Está usted a sueldo de Boiron u otra industria homeopática?
    ¿Tiene usted mucho tiempo libre? http://tinyurl.com/olchjq5

    Gracias.

    La homeopatía es la mayor estafa de la historia de la pseudociencia.

  7. Estimados comentaristas,

    ha quedado patente en la presente entrada, en otras anteriores del mismo autor y en otros blogs similares, que cierto troll, cuyo nombre es de todos sabido, viene a merodear con frecuencia por dichos lugares sin otros ánimos que los propios de su naturaleza: enredar, mentir, confundir, falsear, etc. En resumen, trollear.

    Puesto que por su condición carece de la honestidad suficiente para participar en interés común, es un consejo muy adecuado para el correcto funcionamiento del blog NO DARLE DE COMER y, así, este humilde comentarista recomienda NO ABRIR DISCUSIONES CON ÉL, que no llevarán a otro puerto que largas diatribas sin sentido, que no aportan NADA y son enormemente aburridas y estériles, puesto que no buscan la verdad ni la claridad.

    Saludos.

  8. Encantado con tan brillante estilo literario. Que me he partido la caja, vaya! Enhorabuena a los que no os cansáis de reivindicar la buena ciencia con el sentido del humor sin diluir.

    Saludos!!

  9. Hola:
    Se me ocurren dos motivos por los que reflexionar antes de criticar la homeopatía:

    1- Si vemos la homeopatía como un medio para desencadenar el efecto placebo, deberíamos condecerle cierto valor. Personalmente, veo mucho mérito en el diseño de una estrategia que es capaz de convencer a ciertas personas para pagar por agua con azúcar más de lo que vale y que, además, esa bebida tenga un efecto terapéutico concreto.

    y 2- Si los que no creemos en la homeopatía estamos a salvo del engaño de sacarnos el dinero haciendo uso de nuestra esperanza en ‘terapias trampas’, será mejor que colaboremos en ello. El día que la gente sea consciente de que la homeopatía es un camelo, los estafadores tendrán que subir un nivel en la calidad de su engaño. ¿En qué nivel estás tú?

    Saludos

Deja un comentario

Por Fernando Frías
Publicado el ⌚ 11 abril, 2014
Categoría(s): ✓ General • homeopatía