La “Semana Natural” del Colegio de Enfermería de Barcelona en nueve tuits

Esta vez la entrada no es mía, sino de Emilio Molina. Verán, resulta que el Colegio de Enfermería de Barcelona (que como saben visita de vez en cuando esta lista) ha tenido la ocurrencia de organizar su quinta “Semana Natural“. Ya sabrán ustedes que, en este contexto, cuando algo se denomina “natural” lo que quiere decir es que es un invento artificial de alguna imaginación calenturienta, y en ese sentido el Colegio no defrauda: su programa está lleno de principio a fin de “terapias” basadas en la fantasía y las creencias mágicas. Tanto, que a primera vista da la impresión de que refutarlas todas es una tarea larga y pesada.

Dibujito anunciador de la "Semana Natural". Las manos en actitud orante, la figura humana con la mirada perdida, las hierbas y los frasquitos de aspecto sospechoso son sutiles pistas para indicarnos que el contenido de la "Semana" es una sucesión de disparates  con pretensiones terapéuticas.
Dibujito anunciador de la “Semana Natural”. Las manos en actitud orante, la figura humana con la mirada perdida, las hierbas y los frasquitos de aspecto sospechoso son sutiles pistas que permiten adivinar que el contenido de la “Semana” es una sucesión de disparates con pretensiones terapéuticas.

Pero no. Emilio se ha encargado de hacerlo en tan solo nueve tuits, nueve, que con mucho gusto transformo en entrada. Disfrútenlos:

Les ahorro las charlas:

Hipertensión y Reiki: el reiki son energías imaginarias, no sirven para nada. El placebo relaja y seguro que encuentras opciones donde no te intentan engañar.

Terapia regresiva: la mejor forma de implantarte recuerdos inexistentes y distorsionar memorias

Fitoterapia práctica y accesible: ¿sabes cómo cuantificar y dosificar los principios activos interesantes de lo que tienes entre manos? ¿Cómo eliminar aquellos que no te interesan o son tóxicos? ¿Sus interacciones con lo tu tratamiento real? Pues no lo toques.

La consulta de enfermería naturista: de la falacia naturalista a la vuelta a remedios peores o directamente falsos, asumiendo además que la enfermería en sí no es holística o personalizada.

Herramientas de estudio de la homeopatía, discusión científica y casos prácticos: necesitas un vaso y una biblia de tapas de cuero. La discusión científica es rápida: no funciona.

Proceso de preparación de la guía de evidencia científica. A tenor del resto del evento, espero que sea para pedir ayuda y formación específica para que no se la cuelen tan fácil.

Hablamos con médicos y médicas que trabajan diferente: y probablemente se están saltando el 26.2 de su deontología. Diferente no significa mejor.

TERP: bailar está bien, es una actividad relajante y divertida. No hace falta revestirlo de terapia.

Arteterapia: Vaya, qué coincidencia.

Cromoterapia: más vale repasar esto.

NANDA, NIC, NOC: a ver cuándo se hace limpieza, por favor.

Terapia larval: Pasen por aquí.

Reflexoterapia: ¿En serio? Adjunto la gráfica científicamente comprobada. Los masajes en los pies molan, no hace falta inventar cosas.

Órganos en los que la reflexoterapia produce efectos científicamente comprobados.
Órganos en los que la reflexoterapia produce efectos científicamente comprobados.

Aromaterapia científica: poner “científico” al lado de una pseudociencia no lo convierte en científico.

Y ya está. Madre mía, qué miedo en conjunto que esta gente sea la que tenga en sus manos a pacientes en el día a día. Como diría el chiste de Eugenio, ¿qué no hay alguien más? Por favor, , si no se ponen serios luego a los afectados los jueces les llamarán idiotas.

Ya ven, no hace falta añadir ni una palabra más. O quizá sí: como recuerda Candela Atienza, quizá sea esta una buena ocasión para que el Departamento de Salud de la Generalitat actúe preventivamente.

Y, ya de paso, que estrenen esa flamante comisión de expertos. Que ya ven que no tienen que irse muy lejos para encontrar pseudoterapias.


8 Comentarios

Participa Suscríbete

M linaM lina

La terapia Larval no es una pseudociencia. El artículo al que nos remites es del 2009 y contiene varios errores ya no solo en el uso de la terapia larval ( que solo es indicada y efectiva en la fase de desbridamiento) sino en la definición y descripción de las úlceras y su tratamiento.

AnaAna

Pues en tu mano esta aqui mismo demostrarnoslo con referencias a estudios basados en el metodo cientifico. Ánimo!

AlbertAlbert

Y otra buena noticia, la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES) ha creado SaludSinBulos, “puesta en marcha para combatir los bulos de salud en Internet y contribuir a que exista información veraz y contrastada sobre salud en la red”
http://saludsinbulos.com/
Saludos.

XanaXana

En primer lugar le diré que no pretendo convencerle de nada y tan solo me decidí a escribir porque me parecen muy poco adecuados los calificativos despectivos que realiza hacia actividades que realizan profesionales titulados de la salud, médic@s o enfermer@s, simplemente porque no esté de acuerdo con que se puedan admitir algunas de las técnicas complementarias como parte del tratamiento de muchas patologías. Por varios de los comentarios que escribe, lo que veo es mucha desinformación por su parte. Es curioso que un profesional de las leyes nos quiera dar lecciones de lo que funciona o no funciona en medicina a profesionales que llevamos mucho tiempo, casi 30 años en mi caso, poniéndola en práctica, siendo testigos del poco conocimiento de la etiología de la mayoría de procesos en la medicina convencional, viendo resultados de nuestra labor, a veces no muy satisfactorios, y de tenernos que rendir a la evidencia de los resultados que “otras terapias” que la gente utiliza igual han conseguido efectos muy positivos. Tanto es así que muchos decidimos dar el paso a conocerlas y probarlas y… que cantidad de posibilidades y estudios contrastados que desconocíamos. Y empiezas a ver efectos y resultados, a tener una visión más amplia de lo que significa la palabra salud, de lo que es el funcionamiento del ser humano. Nuestra medicina es buena pero está coja en muchos aspecto y tiene un enfoque equivocado. Hay mucha gente, como usted que las descalifica sin más, y también hay multinacionales que tampoco les interesa que se reconozca la efectividad de algunas terapias. Tan solo le pediría respeto hacia profesionales que nos dedicamos a ayudar a las personas en su búsqueda del bienestar, somos personas que tenemos los conocimientos de la medicina convencional, y ello ya es para darnos un voto de confianza en nuestro criterio, pero también la inquietud de conocer más posibilidades. Alucinaría si conociese la cantidad de profesionales que se rie también de muchas de estas terapias y luego por privado te explican que para ellos mismos o familiares han recurrido a ellas y admiten que les han ido bien. En muchos casos son nuestros pacientes los que nos han dado la información .

Fernando Frías

Me alegra de que no pretenda convencerme de nada, aunque luego sí que lo pretenda.

Dice usted que es curiosos que un profesional de las leyes quiera dar lecciones de lo que funciona o no funciona a profesionales. En realidad creo que se queda corto: no es curioso, sino lamentable. Comprendo que muchas veces la cercanía impide contemplar las cosas en perspectiva, y que la práctica puede llevar a conclusiones erróneas (y en este sentido le recomiendo encarecidamente la lectura de los primeros capítulos de “Snake Oil Science: The Truth About Complementary and Alternative Medicine“, que muestran algunos de los muchos mecanismos que pueden llevar a un profesional de la medicina a creer que erróneamente que métodos o prácticas inútiles funcionan; el autor también es profesional de las medicina, así que quizá le consienta usted que le explique en dónde puede estar equivocándose). Sin ir más lejos, sin duda usted sabrá que la Luna llena no influye en la cantidad de partos o de delitos o en el crecimiento de las plantas, y sin embargo está comprobado que las comadronas, los agentes de las fuerzas de seguridad o los agricultores y podadores creen en esos fenómenos en mayor medida que la mayoría de la población. Y es que nadie está libre de sesgos, y a menudo es saludable aceptar una visión con perspectiva.

Además, póngase usted en mi lugar: usted es un profesional de la medicina, de acuerdo, pero yo soy una potencial víctima de todas esas majaderías pseudoterapéuticas. Mi posición es, por tanto, bastante más vulnerable que la suya, así que me tendrá que permitir que me queje de que los profesionales en cuyas manos pueda yo llegar a caer se dediquen a formarse en terapias imaginarias que hasta una niña de nueve años podría desmentir -y ya ha desmentido-.

Por último, permítame que le recuerde que la popularidad no sustituye a la eficacia. Hace algunos años, cuando estas “terapias” de fantasía eran menos populares, lo que sí contaba con numerosos creyentes era la intercesión de los santos, y estoy seguro de que estará de acuerdo conmigo no solo en que eso no demuestra que rezar tenga ningún efecto terapéutico, sino también en que el lugar adecuado para esos rezos es una iglesia, no un templo de salud. Del mismo modo, dejen ustedes las creencias mágicas para las películas de Harry Potter y dedíquense a la medicina científica. Se lo pido, vuelvo a decírselo, como paciente: si a usted le ha molestado que critique esas creencias infundadas, imagine lo que me molestaría a mí que pretendieran ponerlas en práctica para tratarme. Gracias.

1 Trackback

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>