Enfermería “alternativa” en la Universidad de Sevilla

Si el otro día hablábamos de los esfuerzos de muchos fisioterapeutas para ajustar su práctica a las evidencias científicas, otro tanto habría que decir de la enfermería. Lo demuestran ejemplos como el imprescindible blog titulado precisamente Enfermería basada en la evidencia, de Azucena Santillán. Lo malo es que hay universidades empeñadas en ofrecer la otra cara de la moneda, la de la enfermería basada en las creencias mágicas, como muestra esta impresentable asignatura del grado de enfermería de la Universidad de Sevilla:
81d87-universidaddesevillaterapiasalternativasencuidad

Con la denominación de Terapias Alternativas en Cuidados de Salud, la asignatura que la Universidad sevillana ofrece a sus estudiantes (y, ¡tiemblen!, futuros enfermeros) es una auténtica antología del disparate sanitario. Lean, lean el programa:

Bloque temático I: Marco teórico de la Terapias Holísticas Tema 1: El Holismo. Principios del Modelo Holistico Tema 2 La visión holística en los Modelos de Enfermería Tema 3: La relación de ayuda como marco de aplicación de las terapias holísticas

Bloque temático II: Terapias Holísticas aplicadas a los cuidados Tema 4: Ayurveda Tema 5: Naturopatía Tema 6: Medicina China: Acupuntura Tema 7: Flores de Bach Tema 8: Terapias Mente-Cuerpo

Bloque temático III: Métodos terapéuticos Tema 8: La Respiración Tema 9: Conciencia corporal y terapias posturales Tema 10: La ciencia de la Meditación Tema 11: Visualización Tema 12: Terapias energéticas: Masajes y Automasaje

A la vista de semejantes contenidos, lo único que es de agradecer a los responsables de su programación es que nos digan que su objetivo es dar a conocer

los fundamentos filosóficos y culturales donde se sustentan las distintas terapias complementarias y alternativas.

sin mencionar las evidencias científicas que las sustentan. O sea, ninguna.

4 comentarios

Participa Suscríbete

Laura Samz Laura Samz

no existe evidencia cientifica, por tanto, sobre el poder antiseptico de la miel? o sobre las propiedades carminativas del anis verde en infusión? y tampoco existen estudios que digan que el aloe vera tiene unas propiedades excelentes para la piel. eso es lo que quieres decir?una parte de la medicina alternativa, como se le llama ahora, no es más que aquellos remedios usados desde la antiguedad que han remontado los tiempos y nos llegan ahora. otra pregunta al autor del artículo:¿A caso las terapias de distraccion o musicales no palian el dolor de personas con cancer terminal?¿de donde crees que vienen los principios activos de los fármacos que tomamos? de un laboratorio pero tambien de plantas. las terapias alternativas no son en sí una alternativa a la medicina tradicional, pero si un complemento con una larga bibliografía científica que lo avala.hace falta información para tratar estos temas. un saludo.

Fernando Frías Fernando Frías

No, Laura, más bien lo que hace falta es un poco de sana crítica. Por ejemplo: dime donde está esa "larga bibliografía científica" que avala el "Ayurveda" o las "flores de Bach". ¿Qué evidencias científicas apoyan la eficiencia de "la ciencia de la Meditación"? ¿Y la "visualización"?Información hay, y mucha. Pero es mucho más bonito agarrarse a esos "fundamentos filosóficos y culturales" que indica el programa de la asignatura que a la cruda realidad, ¿no?

Centro Social La Solea Centro Social La Solea

Soy enfermero y antropólogo que ejerce como enfermero (con una infinidad de cotradicciones) y me alegro enormemente de esa asignatura. Tu hablas de empirismo, pero no de medicalización social legitimada desde ese "empirismo" hegemónico, que ningunea y tacha de mágicos y supersticiosos conocimientos sobre salud que tienen más de cinco mil años de prueba empírica. Por el contrario, el empirismo de tu tan sacralizada medicina está mediado por fortísimos intereses económicos, y un importante porcentaje de sus medicamentos son del todo ineficaces. Con esto no estoy planteando una apología contra nuestro modelo médico, estoy reivindicando que este deje de blindarse a otros conocimientos que sin duda han mostrado a lo largo de la historia su eficacia. No estoy minusvalorando los logros técnicos para emergencias vitales y situaciones quirúrgicas, estoy defendiendo un mantenimiento de la salud que no esté basado en fármacos exclusivamente.Me apena profundamente leerte tal indignación y te animo a que profundices en algunas cuestiones históricas del desarrollo de la medicina occidental en general y de la enfermería en particular, me ofrezco para recomendarte lecturas, quizás des-radicalices tu discurso.Un saludo. Néstor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *